CRISTOBAL COLÓN NOBLE GALLEGO

Escudo-de-C.-Colon1-300x203Cristóbal Colón  procedía de la nobleza, lo demuestran los hechos y los escritos del Almirante, su vida está ligada con la familia Sotomayor y con Galicia.

La teoría de Colón gallego fue evolucionando con el paso de los años gracias a los nuevos hallazgos realizados por historiadores e investigadores, Cristóbal Colón y Pedro Álvarez de Sotomayor (Conde de Camiña) conocido como Pedro Madruga, noble gallego y portugués, son la misma persona, son muchos los hechos que lo confirman.

Don Celso García de la Riega iniciador de la teoría ya lo menciona cuando sitúa la casa natal de Colón en Poio (Pontevedra) y nos dice que la finca vecina pertenecía a la familia Sotomayor, el historiador Don Enrique Zas nos habla de la estrecha relación con Cristóbal de Sotomayor, más adelante Marcelo Gaya describe a Colón y asegura que tenía que ser algún noble del sur de Pontevedra con una gran relación con la alta nobleza de Portugal, en 1977 don Alfonso Philippot  Abeledo revoluciona la teoría al afirmar que Cristóbal Colón y Pedro Álvarez de Sotomayor famoso noble feudal gallego son la misma persona, las fechas y los hechos empiezan a encajar, todo concuerda, la teoría crece a pasos agigantados, los investigadores encuentran cada día más datos y documentos que lo confirman, esto ya era sabido cinco siglos atrás como apunta Rodrigo Cota González en su  libro “Colón, Pontevedra, Caminha” donde descubre un texto del cronista Francesillo de Zuñiga que circulaba en la corte de Carlos V en el siglo XVI en donde afirma que Diego de Sotomayor hijo de Pedro Álvarez de Sotomayor era hijo de Cristóbal Colón, la vida de Colón va de la mano con la familia Sotomayor.

Cristóbal Colón era de familia noble, nos lo narra el propio Almirante, cuando escribió una carta al ama del príncipe don Juan, hijo de los reyes católicos, en la que decía “No soy el primer Almirante de mi familia”, nunca existió en ningún reino de la península ibérica algún Almirante que no fuera de la nobleza.

El Almirante tenía relaciones con la más alta nobleza de Portugal, Castilla, Aragón, Francia e Inglaterra, con esto queda claro el entorno social en que se desenvolvía. Pedro Álvarez de Sotomayor nació en 1432, testimonios de gente contemporáneos a  Cristóbal  Colón, indican que nació entre 1430 y 1436, las pruebas de ADN lo confirman y su familia Sotomayor se codeaba con la más alta nobleza  de Portugal, Castilla y Aragón, Francia e Inglaterra.

En la época en que nos referimos, solo alguien de la nobleza tenía las posibilidades de que se le escuchara y se le tomara en cuenta, o que se atreviera a pedir y se le dieran las concesiones que solicito Colón.

Solo los nobles tenían escudo de armas y Cristóbal Colón tenía su propio escudo de arma, es en campo de oro, una banda de azur y el jefe de gules, este escudo en la época de Colón, pertenece a la familia Sotomayor, y todavía existe hoy en el castillo de Sotomayor en Pontevedra, esta es una prueba contundente de que Colón pertenecía a la nobleza y además era un Sotomayor.

 

Al volver del primer viaje del descubrimiento el 20 de mayo de 1493, los Reyes Católicos  le concedieron por privilegio el poner en su escudo de armas, 1º de sinople, un castillo de oro, 2º de plata, un león de púrpura, 3º en ondas de azur, unas islas de oro, y 4º las primitivas armas propias de su linaje según dice el documento real de Mayo de 1493:

“en el otro cuadro bajó a la mano izquierda las armas vuestras que soliades tener,  las cuales armas sean conocidas por vuestras armas e de vuestros fijos e descendientes para siempre jamás”.

Es evidente que el Almirante hace constar que ya de antiguo había tenido “armas”, es decir nobleza, sus hijos Diego y Hernando, le añadieron después cinco anclas para señalar su dignidad de Almirante.

 

Al regreso de su primer viaje en 1493 cuando fue recibido por los Reyes Católicos se sentó en su presencia, distinción dispensada sólo a personas de la sangre real ó egregia estirpe.

Dice Salvador de Madariaga que los “Reyes asombraron a sus cortesanos otorgándole dos honores singulares, hasta entonces reservados a los más grandes de entre los grandes: se levantaron para recibirle y cuando les hubo besado las manos le ofrecieron un escabel”. Posteriormente, el Rey le hizo cabalgar a su lado, con el Príncipe Juan al otro, privilegio hasta entonces reservado a la sangre real.

Antes, durante y después de la presentación de su proyecto Colón fue tratado y protegido con los honores y preeminencias que entonces se dispensaban a las personas de noble alcurnia.

El segundo salvoconducto para el descubrimiento del Nuevo Mundo es una carta de los Reyes Católicos al Soberano de Catay. En este documento se dice: “Por ello hemos decidido enviaros a nuestro noble Capitán Cristóbal Colón, dador de la presente”.

Los Reyes Católicos le otorgaron el derecho de hacer un mayorazgo, un privilegio otorgado a los nobles castellanos, su función era controlar el fraccionamiento de los bienes de un noble que producían las herencias y las ventas, como un medio de mantener su poder económico, estos vínculos incluían un título nobiliario.

Estos son algunos argumentos de entre muchos otros que prueban que el Almirante procedía de la nobleza, en aquella época solo encaja perfectamente entre los nobles tanto en las fechas como en su forma de vivir y comportarse  Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga) Conde de Camiña, entre otros datos.

Manuel Doval