Baiona, primer puerto del viejo mundo que recibe la noticia del descubrimiento

EL miércoles, 13 de marzo, a las dos de la ma­ñana, se hizo a la vela el Almirante, para navegar a Sevilla; y el viernes al medio día entró en Saltes y surgió en el Puerto de Palos, de donde había sa­lido a 3 de agosto del año antecedente de 1492, siete meses y once días antes. Recibióle el pueblo en procesión, dando gracias a Nuestro Señor por tan gran merced y victoria, de que esperaban grandes aumentos, así a la religión cristiana, como al estado de los Reyes Católicos; todos los vecinos hacían gran misterio y estimación de que el Almi­rante hubiese salido de aquel lugar y llevado la mayor y más noble parte de gente de aquella tierra, aunque muchos de ellos por culpa de Pinzón, usasen alguna perfidia e inobediencia. Luego su­cedió que cuanto el Almirante llegó a Palos, Pin­zón arribó a [Bayona de] Galicia, y quería ir a Barcelona a dar cuenta en derechura del suceso a los Reyes Católicos; los cuales le dieron a entender que no fuese sino con el Almirante, que era el que habían enviado al descubrimiento, de que tuvo tanto pesar y enojo, que se fue a su patria indis­puesto, y murió de congoja en pocos días.

Femando COLON, «Historia del Almirante*, Cap, XLI