… le llamaban Pedro

Cristobal_Pedro_ColonAdmitido por todos que tanto Cristóbal Colón como sus hijos y familiares más directos trataron de mantener oculto su origen y patria, y que al observar la firma jeroglífica con la que firmaba, esta debería encerrar su verdadero origen. Muchos han sido los que han tratado de descifrar el secreto de este jeroglifo, y muchos han dicho y escrito que nunca se conocería el verdadero significado, pero Philippot al ser el primero en beber de las aguas de la fuente correcta, cayó rápidamente en la coincidencia de que cada una de estas iniciales colocadas en forma pidamidal, se correspondían con el árbol genealógico de Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga).

Según Manuel Lago y González, Obispo de Túy, la lectura de las siglas ha de ajustarse a estas normas:

  1. Las letras se han de leer en el orden en que Colón quería que se leyeran.
  2. Estas letras son abreviaturas, como se advierte al contemplarlas y se deduce de las mismas palabras del Almirante.
  3. La frase expresada en estas abreviaturas debe acomodarse a la significación del nombre de Colón o a alguna idea predominante en el inmortal descubridor.

Mi interpretación responde a las tres normas.

He aquí la firma, tal como aparece en muchos documentos:

firma01-300x199

Y he aquí también lo que dice Colón acerca de ella:

«Don Diego, mi hijo, o cualquier otro que heredare este mayorazgo, después de haber heredado y estado en posesión de ello, firme de mi firma, la cual agora acostumbro, que es una X con una S encima, y una M con una A romana encima y encima della una S, y después una Y griega con una S encima, con sus rayas y vírgulas, como yo agora fago, y se parecerá por mis firmas, de la cuales se hallarán muchas…»(Institución del Mayorazgo, 22 de febrero de 1498.)

Al coincidir las siglas con la estirpe de Pedro Madrua, la duda recaía en la última línea  “Xpo Ferens”, que en Latín significa “Portador de Cristo” siendo evidente que Colón quería hacer un Juego de Palabras con estos términos. Philippot asegura que “Ferens” representa la unión de los apellidos de sus abuelos “Fernández” y “Eannes”, y en el caso de “XPO”, la “X” que nadie pone en duda ser la abrebiatura que en la época se empleaba para definir “Cristobal” y que “po” se usaba también para definir “Pedro”. Por tanto, para cualquier paleógrafo “Xpo” significaba “Cristobal Pedro”, cosa que no podía ser y no parecía tener sentido, pero sí lo tenía, el genealogista Alfonso Enseñat de Villalonga, sin querer ayudarnos , acabó por confirmar que “Xpo” quería decir lo que en realidad decía:

En 1530, es decir cinco años antes de que el primer cronista de las Indias, Gonzalo Fernández de Oviedo diera a luz su Historia General y Natural de las Indias, Lucio Marineo Siculo, cronista del Emperador Carlos V, escribía en su crónica titulada De las cosas memorables de España, que los Reyes Católicos, después de conquistar Canaria, enviaron a Pedro Colón a descubrir otras islas mucho mayores. Al principio a nadie sorprendió la noticia de que Colón se llamara realmente Pedro, pero andando los años algunos historiadores apuntaron a un posible despiste del cronista. Sin embargo, nadie se ha dado cuenta hasta ahora de que el testimonio de Marineo es corroborado por el gran humanista portugués y sacerdote el doctor Gaspar Frutuoso (1522-1591), que en su obra manuscrita Saudades da Terra, bebiendo en fuentes exclusivamente portuguesas -y más concretamente en los archivos de la isla de La Graciosa en el Archipiélago de las Azores- descubrió que Hiscóa Perestrello, esposa del capitán de la isla de La Graciosa, era cuñada del Pedro Colombo que descubrió el Nuevo Mundo, pues estaba casado con Filippa Moniz Perestrello, hermana de aquélla. Según esto, resulta que en Madeira y las Afores el descubridor era conocido también por Pedro Colombo.

Las dos fuentes en que bebieron Marineo y Frutuoso son tan antiguas y tan puras que no pudieron estar contaminadas por escritos posteriores. De ahí la importancia que debe otorgarse a estos dos testimonios, tan insólitos como casi olvidados.
 
Sólo nos queda un misterio por aclarar ¿de dónde le viene el nombre de Cristóbal? La respuesta nos la da Fernando Colón cuando afirma que su padre se dio a sí mismo el nombre de Cristóbal porque llevaba a Cristo, al igual que “San Cristóbal tuvo aquel nombre porque pasaba a Cristo por la profundidad de las aguas con tanto peligro”. Esto significa que Colón cambió el nombre de Pedro que sus padres le impusieron en la pila bautismal. Y surgen ahora otras dos preguntas ¿cuándo y por qué cambió de nombre?.

Todos los que conocemos la historia de Pedro Madruga y su participación en las guerras de sucesión en Castilla y los conflictos por este motivo entre España y Portugal, podemos responder a las dudas del Sr. Villalonga.

[ratings]