La primera noticia del descubrimiento fue en Galicia.

Es difícil imaginarse hoy en día la confusión que produjo el acontecimiento de revelar la existencia de un territorio desconocido. Sesenta años después del acontecimiento, el cronista español Francisco López de Gomara nos da una idea justa al escribir “La cosa más grande desde la creación del mundo, aparte de la Encarnación y la muerte de su Creador, es el descubrimiento de las Indias”.

La noticia de la hazaña y el descubrimiento de tierras lejanas y desconocidas para la Europa de esa época se difundió con una rapidez sorprendente, “la pinta” capitaneada por Martín Alonso Pinzón, al arribar a Galicia envió una carta a los Reyes Católicos informando de su regreso, pocos días después Colón al arribar a Portugal y entrevistarse con el rey portugués Juan II, envió también por su parte la noticia a los Reyes, Colón escribió una carta a Luís Santangel durante el viaje de regreso donde narra los acontecimientos de la travesía así como el primer trato con los indígenas que encontraron y la descripción de los mismos, así como de las tierras encontradas, los comerciantes se encargaron de propagar la noticia por toda Europa en poco tiempo todo el mundo sabía del descubrimiento.

No hay ninguna duda de que desde Bayona partieron los correos hacia la Corte de Castilla para informar a los Reyes Católicos del regreso de la expedición española a las Indias.

Desde que Martín Alonso llego a Bayona el 1 de marzo, hasta que Colón llega a Barcelona, a mediados de abril, han pasado dos meses, es mucho tiempo haciendo esperar a los reyes. Evidentemente sus planes y los de Martín Alonso no eran los mismos.

Las diferencias entre Colón y Martín Alonso son evidentes y lo más extraño es que su hermano, Vicente Yáñez, según un testigo de la época, los sitúa en Galicia cuando regresaron del viaje del descubrimiento.

“… Que le oyo dezir al dicho Martin Alonso e al dicho Vicente Yáñez, en Galicia, quando vinieron el dicho viaje de descubrir…”pinta

En lo que aporta este testigo hay algo que no encaja, si Vicente Yáñez estaba con Colón en la otra carabela y no fueron a Galicia, lo que se puede suponer, es que los hermanos se aliaron para sacar un mejor beneficio de parte de los reyes.

Lo que dice el libro de Hernando de Colón sobre estos mismos momentos:

“Al mismo tiempo que Colón llegó a Palos, Pinzón arribo a Galicia, y quería ir solo a Barcelona para dar cuenta del suceso a los Reyes Católicos; pero estos le intimaron que no fuera sino con el Almirante, con el cual había ido al descubrimiento; de lo que recibió tanto dolor y enojo que se fue a su patria, doliente y en pocos días murió de pena”.

Hernando de Colón cuenta unos hechos que no presencio porque tenía 4 años cuando sucedieron y cuando lo cuenta pasaron muchos más.

Es imposible que llegaran a la vez como dice. Es imposible a no ser que los Reyes Católicos estuviesen esperándoles en Bayona, Galicia, para que él les preguntase y ellos le denegaran el permiso, los Reyes estaban en Barcelona y desde Bayona a Barcelona hay muchos kilómetros para andar a pie o caballo llevando y trayendo preguntas, necesitaría un mes para que entre M. Alonso y los Reyes Católicos hubiese pregunta y respuesta si no hubo regateo.

Cuando las carabelas llegaron los reyes católicos envían mensajes, no todos iguales, el que envían a Galicia esta destacado porque dice así:

“A Pedro de Gavira que fue a Galicia con otro tal despacho, e para que no fuesen ningunas personas a las Indias sin licencia de sus altezas…”

Esa era la cuestión que no fuese a las tierras descubiertas sin el permiso de los Reyes de Castilla y Aragón.

Pudo ocurrir algo que no dicen y explicaría la muerte tan pronta de Martín Alonso, que quisiese ir y no le dejasen ni por las buenas ni por las malas, avisados ya por los reyes que no fuese de ningún modo.

Desde Barcelona, el 9 de abril, por lo tanto antes de la llegada de Colón a esa ciudad, un mercader italiano, Annibalo Zenaro, famoso por esta carta, que es la más antigua que se conserva escribió a su hermano en Milán, “en 34 días llego a una gran isla habitada por gente que anda completamente desnuda, nada belicosa, muy espantadiza”. Estas noticias precisas son anteriores a la llegada del Almirante a Barcelona. No oculta Zenaro que cuanto sabe proviene de una carta enviada a los Reyes Católicos desde Lisboa la cual apenas leída fue remitida a muchas personas, se hicieron muchas copias, se difundió y se comento mucho. La noticia no solo la conocían mercaderes y funcionarios, la noticia intereso a muchísima gente, a un público perteneciente a muy diversos medios, como ejemplo tenemos a fines de marzo de 1493, un florentino de nombre Tribaldo dei Rossi, modestísimo artesano de la seda, anoto en su libro de cuentas que llego a Florencia una carta dirigida a la Señoría, en la cual se anuncia:

“que España ciertos jóvenes…los habitantes de aquellas tierras van completamente desnudos, cultivan granos pero se los comen sin convertirlos en pan, tienen algodón, hay mucho oro y un descubrimiento así vale tanto como la conquista de granada no hubo en España tan grandes fiestas, muchos hombres y navíos van a regresar allá”

Después de la demora en Lisboa para contarle al rey Juan II de Portugal, rival de los Reyes Católicos, lo que ellos aun están esperando que Colón les cuente, hay que destacar que Pedro Álvarez de Sotomayor, era fiel amigo del padre de Juan II, antes y después de la derrota de Toro, después de la cual se establecen pactos sobre el atlántico, Colón empieza su marcha triunfal por Castilla desde Sevilla a Barcelona, donde se encontraba los Reyes, llevando pruebas de su descubrimiento,su llegada a Barcelona, será apoteósica a la vista esta su persona y su hazaña.