CRISTÓBAL COLÓN Y PEDRO A. DE SOTOMAYOR: USARON EL MISMO ESCUDO DE ARMAS

El escudo de armas de Cristóbal Colón, está compuesto de cuatro cuarteles, el  último cuartel es el espacio reservado a las armas que solía tener, en donde se recoge las armas primitivas y/o de linaje del Almirante, Colón utiliza el mismo escudo de armas que utilizo Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga), cuando construyo la muralla defensiva en el castillo de Sotomayor.

Al Almirante al volver del primer viaje del descubrimiento el 20 de mayo de 1493, los Reyes Católicos le concedieron por privilegio el poner en su escudo de armas, 1º de sinople, un castillo de oro, 2º de plata, un león de púrpura, 3º en ondas de azur, unas islas de oro, y 4º las primitivas armas propias  según dice el documento real de Mayo de 1493:

     “en el otro cuadro bajó a la mano izquierda las armas vuestras que soliades tener, las cuales armas sean conocidas por vuestras armas e de vuestros fijos e descendientes para siempre jamás”.

                220px-House_of_Colon_COA_(primitivas).svg[1]       

Escudo otorgado a  Cristóbal Colón

En el siglo XIV, la sociedad estaba estructurada en clases sociales muy diferenciadas; estas eran muy restrictivas entre sí, y difícilmente o poco menos que imposible. se podía pasar de un estatus social a otro, los prejuicios de casta eran muy frecuentes en la sociedad, y estaban muy arraigados en ella, las normas sobre uso de las armas reales era muy estricta, habiéndose dictado una disposición que restringía su uso a muy pocas personas, y prohibía expresamente el uso de las armas de los Reyes Católicos.

En las Cortes de Toledo año 1480 dictan (los Reyes Católicos) una Orden que Carvajal llama “casi divina” para reformación y remedio de los desórdenes pasados. Estaba dirigida exclusivamente a la grandeza, y prohíbe a ésta que ostente en sus escudos las armas reales.

Los Reyes no pueden vulnerar una disposición impuesta por ellos doce años antes, y mucho menos una Reina a la que le preocupaba de sobremanera la impartición de la justicia. Los reyes no le otorgarían el escudo real a Colón, si no tuviese derecho a ello.

Por lo que se puede concluir, que Cristóbal Colón pertenecía a la nobleza, y es evidente que el Almirante anteriormente había tenido “armas”,  “…las armas vuestras que solíades tener…” Esta expresión aparte de revelar que en ese momento era noble, estaba inhibido de usar la representación heráldica propia o personal, de otra manera lo identificarían con el linaje de los Sotomayor, de ahí la expresión “soliades”. En la concesión de los atributos de su escudo,  le son concedidos el escudo real de Castilla y León que ocupa los dos primeros cuarteles del escudo  constituye simplemente un “acrecentamiento de armas”. Unas armas propias o personales que eventualmente Colón puede usar como suyas y simultáneamente las nuevas armas. El uso de las armas reales estaba restringido a pocas personas impensables para un plebeyo.

Si nos atenemos a lo que los reyes católicos expresamente establecen en la real provisión, en ese cuarto cuartel se recogerían la armas que Cristóbal Colón debió de declarar ante el iluminador de la cancillería que eran las habitualmente portadas “soliades tener”, sin que estas tuvieran necesariamente que ser las de su linaje, lo que por otro lado, en momento alguno llega a ser manifestado por los monarcas. Es más, en análogas circunstancias, cuando los soberanos procedían a mejorar o incrementar graciosamente las armas de linaje de una persona con nuevos cuarteles o figuras, hacía constar expresamente el que se poseían aquellas, acometiéndose seguidamente su pormenorizada descripción, como nos acreditan varios acrecentamientos de armas de esta índole, en esa época.

La verdadera sorpresa estriba en que,  frente a toda previsión al respecto, las armas incluidas en el referido cuarto cuartel de la reproducción proporcionada por el privilegio original en pergamino, y que serian representación de aquellas que el Almirante habría manifestado que solía tener, son las mismas que se encuentran en la muralla defensiva (exterior) del castillo de Sotomayor, la cual Pedro Álvarez de Sotomayor mando construir, después de las revueltas irmandiñas.

 MURALLA

Muralla defensiva del Castillo Sotomayor construida por Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga)

Existen en el castillo otras representaciones del escudo, pero estas fueron posteriores, puestas en las primeras décadas de siglo XV,  por el Comendador Diego de Sotomayor, hijo de Pedro Madruga, en donde aparece el escudo de los Sotomayor y el de los Zúñiga, (concretamente los de Belalcázar que eran Sotomayor-Zúñiga).

AAAAAA

 Escudos de armas en el castillo Sotomayor

Lo significativo es que Pedro Madruga manda colocar en la muralla defensiva del castillo de Sotomayor, mucho antes de aparecer Colón el mismo escudo que los reyes le reconocieron a Cristóbal Colón “soliades tener”.

 

Artículos relacionados:

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (I) – “Dona nobre” ou “mulher vil”. Indícios de um testamento

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (II) – Dona Constanza de Zúñiga. Uma figura inconsistente, entre Monterrei e Miranda del Castañar

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (III) – Dom Diego de Soutomaior, comendador na Ordem de Alcántara. Interessado propalador de uma nobreza de quatro costados

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (IV) – Constança Gonçalves, “vil” filha de alfaiate; e João Gonçalves, o outro irmão do conde de Caminha

Diego de Veragua y los Sotomayor

CRISTÓBAL COLÓN Y PEDRO A. DE SOTOMAYOR: USARON EL MISMO ESCUDO DE ARMAS