Súbdito y natural

Súbdito y natural

En la real cédula concedida a Cristóbal Colón el 23 de abril de 1493, se le faculta para fundar uno o más mayorazgos, donde se le dice:

“que a los Reyes y Príncipes es propia cosa honrar e sublimar a sus súbditos y naturales especialmente a aquellos que bien e lealmente los sirven…”

Bartolomé Colón, hermano del Almirante, fue igualmente declarado súbdito y natural de los reinos españoles, en la merced deAdelantado que le concedieron los Reyes Católicos, cuyo original está en el archivo del Duque de Veragua.

En el testamento de la Reina Isabel, en una de sus cláusulas dice:

“las islas e tierra firme del mar Océano e islas de Canarias fueron descubiertas e conquistadas a costa de los Reinos de Castilla y de León y con los naturales dellos.”

En la carta de Cristóbal Colón al ama del Príncipe D. Juan, se expresa de esta manera:

 “Yo debo ser juzgado como capitán que de tanto tiempo fasta hoy trae las armas a cuestas sin las dejar una hora, y de caballeros de conquistas y del uso, y no de letra, salvo si fuesen de griegos o de romanos, o de otros modernos, de que hay tantos y tan nobles en España”.

En una carta a los Reyes, dice:

Porque esta gente es muy simplice en armas, como verán vuestras Altezas, de siete que hice tomar para les llevar a deprender nuestra fabla”.

De su Diario de navegación, martes 16 de Octubre:

y vide muchos árboles muy disformes de los nuestros…”

Del mismo Diario, viernes 19 de Octubre:

“…ni se me cansar los ojos de ver tan hermosas verduras y tan diversas de las nuestras…”.

Del Diario, 28 de Octubre:

“Había gran cantidad de palmas de otra manera que las de Guinea y de las nuestras…”.

Del mismo Diario, domingo 4 de Noviembre:

“…y tienen faxo-nes y favas muy diversas de las nuestras…”. (También podemos observar como” habones” y “habichuelas” aparecen en gallego).

Diario, martes 27 de Noviembre:

“Y digo que vuestras altezas no deben consentir que aquí trate ni faga pie ningún extranjero, salvo católicos cristianos”. (“faga” en vez de “haga”)

En el memorial que dirigió a los Reyes desde la ciudad Isabela el 30 de enero de 1494, en el segundo viaje dice así:

 “…e me encomendareis a sus Altezas como a Rey y Reinamis Señores naturales…”.

En la carta que Cristóbal Colón escribió al Comendador Nicolás de Ovando en marzo de 1504, le dice así:

 “También os pido por merced que hayais a Diego Mendez Segura, mi encomendado, y a Flisco (italiano), que sabed que es de los principales de su tierra, y por tener tanto deudo conmigo”.

En las Capitulaciones de Santa Fe de Granada, del año 1492, donde los Reyes le conceden los privilegios que exigía para emprender su viaje de descubrimiento, es considerado su súbdito y natural. No se le exige Carta de naturaleza, que era obligado en la época para acceder a una Orden, crear un mayorazgo u obtener un título, él es nombrado nada menos que Virrey y Almirante, ese mismo año los Reyes le autorizan fundar uno o más mayorazgos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.







Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.