Un libro muy rentable

Alfonso Philippot
Atlántico Diario Vigo

25-10-2011

El 24 de Junio de 2010 el “magazine” Vidavedra insertó, en su página de Internet, la sorprendente noticia de que el matrimonio americano residente en Illinois, formado por William Roppenecker y su esposa Dulce, se hallaba en Pontevedra para entrevistarse con Rodrigo Cota, industrial colchonero y autor de un trabajo, publicado el año 2007, relacionado con mis hallazgos sobre la identidad de Cristóbal Colón.

Poco antes de su publicación el Sr. Cota se había puesto en contacto conmigo telefónicamente para conocer mi opinión sobre la interpretación de la firma del Almirante, y otros pormenores acerca de su verdadera identidad, de lo cual conservo una carta suya, fechada en 2006, en la que acusa recibo de mi información.

El motivo de aquella visita de los Roppenecker a Galicia era, según dicho medio, el interés del director Steven Spielberg (¿?) por conocer “de primera mano” los hallazgos que vinculan a Cristóbal Colón con Pedro Madruga. Y a tal efecto, contactaron aquellos con el Sr. Cota como “asesor histórico”, y visitaron la zona vieja de la ciudad, para hablar del “proyecto” de una película, e informar del evento a los medios de comunicación.

En el mes de Agosto de 2007 me habían solicitado los Roppenecker dos ejemplares de la 5ª edición de mi libro “La identidad de Cristóbal Colon”; de cuya recepción conservo una carta de doña Dulce, fechada el 27 de Septiembre, en la que decía: “¡Ya llegaron los libros! Esta todo buenísimo, como esperábamos”.Y añade: “Una película sobre esto tiene que ser muy buena, de primera diría yo. Ya he pensado en ello…” Al año siguiente nos visitó el matrimonio, reservándole alojamiento en la Hospedería del Monasterio de Poi, y más tarde en el Gran Hotel de La Toja; permaneciendo en Galicia durante, aproximadamente, quince días.
En otra carta de fecha posterior (02/11/2007), firmada también por Dulce Roppenecker, dice: “Yo estoy completamente de acuerdo con Alfonso en que no se `puede desviar nada de la tesis, pues se trata de una tesis histórica que tiene que ser considerada ya…Si las cosas marchan bien, necesitaremos un buen abogado en Hollywood.” Y concluye con la siguiente frase: “Mi consuegro (dueño al parecer de una editorial en Chicago) también está interesado en la tesis de Alfonso, pues sería un acontecimiento sensacional, digo yo mejor que Los Diez Mandamientos…Constituiría un gran placer para mi, y pueden contar para todo con nuestro apoyo. No estoy en esto ni por fama ni por dinero…”.

Mi relación con los Roppenecker se prolongó durante tres años, pero en el mes de Marzo de 2010, recibí una carta que bajo el título de “Buenas Noticias” me decía doña Dulce que había establecido contacto con dos guionistas amigos suyos y una persona relacionada con la industria cinematográfica, “dispuesta a comprar los derechos de tu libro para el cine”. E insistiendo sobre el mismo tema, añadía: “El arreglo final, en lo referente al dinero, según entiendo ahora, podríamos negociarlo entre nosotros…Los derechos de la identidad de Colón para la película son un paso preliminar, para protegernos legalmente dentro de Hollywood, y no tendrán nada que ver con el arreglo final….El próximo paso sería un contrato formal entre nosotros. La cantidad que se acostumbra a pagar por los derechos de cine, cuando se trata de un libro de este tipo es de dos mil dólares US. Supongo que con es-
ta información les doy mucho que pensar. Las cosas están dándose bien y de manera insólita”. Llegados a este punto, la señora Roppenecker me sugirió la idea de refundir la gesta del Descubrimiento con las andanzas de su antepasado (¿?) Pedro Pardo de Cela, decapitado en Mondoñedo el año 1483. Lo cual rechacé, por considerarlo anacrónico e inadecuado.

El 12 de Enero de 2007 inscribí simultáneamente en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Galicia mi “Colón Galego”, “La identidad de Cristóbal Colón” (5ª Edición) y el opúsculo titulado “El secreto de Maria Vinyals”, de todo lo cual conservo el resguardo. La “matriz” que recibí posteriormente de los dos últimos trabajos está fechada en 29 de Marzo, mientras que la del primero corresponde, misteriosamente, al 12 de Noviembre de aquel mismo año.

El pasado día 12 de Octubre, se presentó en la Casa-Museo de Colón , un grueso libro sobre el Primer Almirante, con ribetes de oro, publicado por la Editorial Lendas Ocultas, del que son autores los señores Fernando Alonso y Rodrigo Cota.. El número de ejemplares es de doscientos cincuenta (250), según certificación del Notario D. José Antonio Caneda Goyanes; asegurando que solo 50 ejemplares van a ser distribuidos en España, y el resto en América. El precio de cada ejemplar encuadernado. es de Dos Mil Cuatrocientos Ochenta Dólares (2.480 US); (en España 2.500 EUROS)pudiendo reservarse en el propio Ayuntamiento de Poio.
Fernando Alonso y Rodrigo Cota eran conocedores de mi tesis a través de la prensa diaria, y de mis intervenciones en Radio y Televisión, cuyas noticias incorporaron libremente a sus respectivas páginas de Internet. Lo cual demostrará que su novedoso “Colón Galego” es un perfecto plagio de aquel otro del mismo título publicado por mi el año 2006, y de “La identidad de Cristóbal Colón”, cuya primera edición se remonta a 1991.

A la presentación del libro asistieron unas 25 personas, interviniendo la Concejala de Cultura, Rodrigo Cota, el arquitecto Enrique Barreiro y un representante de la Editorial; con la ausencia de Fernando Alonso y del señor alcalde, Luciano Sobral, socio preferente; sin descartar la colaboración económica de Dulce Roppenecker, “nieta” del Mariscal Pardo de Cela..