Un libro muy rentable

Alfonso Philippot
Atlántico Diario Vigo

25-10-2011

El 24 de Junio de 2010 el “magazine” Vidavedra insertó, en su página de Internet, la sorprendente noticia de que el matrimonio americano residente en Illinois, formado por William Roppenecker y su esposa Dulce, se hallaba en Pontevedra para entrevistarse con Rodrigo Cota, industrial colchonero y autor de un trabajo, publicado el año 2007, relacionado con mis hallazgos sobre la identidad de Cristóbal Colón.

Poco antes de su publicación el Sr. Cota se había puesto en contacto conmigo telefónicamente para conocer mi opinión sobre la interpretación de la firma del Almirante, y otros pormenores acerca de su verdadera identidad, de lo cual conservo una carta suya, fechada en 2006, en la que acusa recibo de mi información.

El motivo de aquella visita de los Roppenecker a Galicia era, según dicho medio, el interés del director Steven Spielberg (¿?) por conocer “de primera mano” los hallazgos que vinculan a Cristóbal Colón con Pedro Madruga. Y a tal efecto, contactaron aquellos con el Sr. Cota como “asesor histórico”, y visitaron la zona vieja de la ciudad, para hablar del “proyecto” de una película, e informar del evento a los medios de comunicación.

En el mes de Agosto de 2007 me habían solicitado los Roppenecker dos ejemplares de la 5ª edición de mi libro “La identidad de Cristóbal Colon”; de cuya recepción conservo una carta de doña Dulce, fechada el 27 de Septiembre, en la que decía: “¡Ya llegaron los libros! Esta todo buenísimo, como esperábamos”.Y añade: “Una película sobre esto tiene que ser muy buena, de primera diría yo. Ya he pensado en ello…” Al año siguiente nos visitó el matrimonio, reservándole alojamiento en la Hospedería del Monasterio de Poi, y más tarde en el Gran Hotel de La Toja; permaneciendo en Galicia durante, aproximadamente, quince días.
En otra carta de fecha posterior (02/11/2007), firmada también por Dulce Roppenecker, dice: “Yo estoy completamente de acuerdo con Alfonso en que no se `puede desviar nada de la tesis, pues se trata de una tesis histórica que tiene que ser considerada ya…Si las cosas marchan bien, necesitaremos un buen abogado en Hollywood.” Y concluye con la siguiente frase: “Mi consuegro (dueño al parecer de una editorial en Chicago) también está interesado en la tesis de Alfonso, pues sería un acontecimiento sensacional, digo yo mejor que Los Diez Mandamientos…Constituiría un gran placer para mi, y pueden contar para todo con nuestro apoyo. No estoy en esto ni por fama ni por dinero…”.

Mi relación con los Roppenecker se prolongó durante tres años, pero en el mes de Marzo de 2010, recibí una carta que bajo el título de “Buenas Noticias” me decía doña Dulce que había establecido contacto con dos guionistas amigos suyos y una persona relacionada con la industria cinematográfica, “dispuesta a comprar los derechos de tu libro para el cine”. E insistiendo sobre el mismo tema, añadía: “El arreglo final, en lo referente al dinero, según entiendo ahora, podríamos negociarlo entre nosotros…Los derechos de la identidad de Colón para la película son un paso preliminar, para protegernos legalmente dentro de Hollywood, y no tendrán nada que ver con el arreglo final….El próximo paso sería un contrato formal entre nosotros. La cantidad que se acostumbra a pagar por los derechos de cine, cuando se trata de un libro de este tipo es de dos mil dólares US. Supongo que con es-
ta información les doy mucho que pensar. Las cosas están dándose bien y de manera insólita”. Llegados a este punto, la señora Roppenecker me sugirió la idea de refundir la gesta del Descubrimiento con las andanzas de su antepasado (¿?) Pedro Pardo de Cela, decapitado en Mondoñedo el año 1483. Lo cual rechacé, por considerarlo anacrónico e inadecuado.

El 12 de Enero de 2007 inscribí simultáneamente en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Galicia mi “Colón Galego”, “La identidad de Cristóbal Colón” (5ª Edición) y el opúsculo titulado “El secreto de Maria Vinyals”, de todo lo cual conservo el resguardo. La “matriz” que recibí posteriormente de los dos últimos trabajos está fechada en 29 de Marzo, mientras que la del primero corresponde, misteriosamente, al 12 de Noviembre de aquel mismo año.

El pasado día 12 de Octubre, se presentó en la Casa-Museo de Colón , un grueso libro sobre el Primer Almirante, con ribetes de oro, publicado por la Editorial Lendas Ocultas, del que son autores los señores Fernando Alonso y Rodrigo Cota.. El número de ejemplares es de doscientos cincuenta (250), según certificación del Notario D. José Antonio Caneda Goyanes; asegurando que solo 50 ejemplares van a ser distribuidos en España, y el resto en América. El precio de cada ejemplar encuadernado. es de Dos Mil Cuatrocientos Ochenta Dólares (2.480 US); (en España 2.500 EUROS)pudiendo reservarse en el propio Ayuntamiento de Poio.
Fernando Alonso y Rodrigo Cota eran conocedores de mi tesis a través de la prensa diaria, y de mis intervenciones en Radio y Televisión, cuyas noticias incorporaron libremente a sus respectivas páginas de Internet. Lo cual demostrará que su novedoso “Colón Galego” es un perfecto plagio de aquel otro del mismo título publicado por mi el año 2006, y de “La identidad de Cristóbal Colón”, cuya primera edición se remonta a 1991.

A la presentación del libro asistieron unas 25 personas, interviniendo la Concejala de Cultura, Rodrigo Cota, el arquitecto Enrique Barreiro y un representante de la Editorial; con la ausencia de Fernando Alonso y del señor alcalde, Luciano Sobral, socio preferente; sin descartar la colaboración económica de Dulce Roppenecker, “nieta” del Mariscal Pardo de Cela..

8 comentarios sobre “Un libro muy rentable”

  1. No voy a perder demasiado tiempo en los desvaríos de Philippot. La demencial carrera hacia el abismo que ha iniciado últimamente le lleva a emprenderla a bastonazos contra todo el que utilice las palabras “Colón gallego”, de las que al parecer se considera propietario.

    En cuanto a los Sres. Roppenecker, ni me voy a molestar en reproducir la correspondencia que me han hecho llegar, que conservo, y en la que Philippot no sale muy bien parado. Simplemente diré, porque no soy muy de meterse en discusiones ajenas, que su versión difiere notablemente de la del Sr. Philippot.

    El libro “Colón Gallego”, firmado por Fernando Alonso y Rodrigo Cota es un recorrido por la Historia de la teoría del Colón gallego, en la que Philippot no es el primero ni el único y, en nuestra opinión, tampoco el más importante.

    En nuestra obra se resumen los trabajos, entre muchos otros, de Celso García de la Riega, Antón de Olmert, Constantino de Horta, Enrique Arribas, Rafael Calzada, Alfonso de Bustos, José Rodríguez Martínez, Prudencio Otero, Enrique Zas, José González Páramos, Ricardo Beltrán y Rózpide, Francisco Arias Abad, Pedro Izquierdo y Corral, Luciano Rey Sánchez, Antonio Fernández, Francisco Romero Lema, Fernán Mirá, Antonio Valero, Javier Montero, Antón Fernández, José Ramón Fontán, José Luis Vila Fariña, Clementina Vidal, José María Moreu, Salvador Freixedo, Margarita Rodríguez, Rodrigo Cota, Teresa Torres, fernando Alonso y António Pedro de Sottomayor. Todos ellos y muchos más han escrito trabajos sobre el Colón gallego y la intención de nuestro libro fue la de ordenar y contextualizar todo ese material, en su inmensa mayoría hoy desconocido. No parece que eso pueda ser un plagio de la obra de Philippot. Más bien parece que Philippot cree que el mérito de más de un siglo de investigaciones en las que han intervenido centenares de personas le corresponde a él en exclusiva.

    Si Philippot tiene motivos para suponer que hemos plagiado su trabajo, debería ir corriendo a los juzgados. A 2.500 € que han puesto los editores cada ejemplar, es posible que pueda sacar un buen pellizco.

    Por otra parte, los que hoy nos dedicamos a la investigación de la tesis del Colón gallego y de su vertiente Colón-Madruga, propuesta por Philippot (mérito que jamás hemos discutido), no somos culpables de haber encontrado fuentes, datos, textos o documentos que a él le han pasado por alto.

    Nos acusa de plagio. Cada vez que nos hemos referido al libro de Philippot lo hemos hecho citando debidamente al autor y a su obra, como hemos hecho con todos y cada uno de los autores arriba mencionados y con muchos otros. Pero ya que saca el tema del plagio, quizás él sí debería explicar los motivos por los que los planos del mar de Santo Tomé que utiliza en su libro no están atribuidos a Enrique Zas, quien los publicó en 1924. Pongo ese ejemplo, pero la lista completa haría sonrojarse a cualquiera, como nos hemos sonrojado nosotros al ir descubriendo que parte del material que Philippot publicó como suyo pertenecía a otros. Y nosotros sí podemos demostrar lo que decimos, ya que tenemos el libro de Philippot y tenemos aquellos de los que extrajo material. Curiosamente, en un libro como el suyo, tan lleno de citas y de notas a pie de página, se omiten menciones a autores que antes que él investigaron al Colón gallego, lo que además de ser una apropiación en toda regla del trabajo ajeno, supone una falta de respeto a quienes lo precedieron.

    Nos acusa de que nuestro libro es muy caro. Debería saber que esa decisión corresponde a los editores, pero aún así, cuando sea publicado en una edición asequible al gran público, que lo será, nos acusará de lo contrario.

    Sospecha Philippot que los Sres. Roppenecker han participado en la edición del libro. Es totalmente incierto, aunque tampoco veo qué tendría eso de malo.

    Miente cuando afirma que Fernando Alonso no estuvo en la presentación del libro. Sí estuvo; y miente cuando afirma que sólo acudieron 25 personas. Lo sé porque yo, que también estuve tomé un vino con muchos de los asistentes y bebí muchos más de 25.

    Puede que nuestro próximo libro se titule “Chistes sobre Philippot”. Tenemos material de sobra.

  2. Un día de estos, si la cosa sigue así, me tomaré la molestia de escanear y enviar al Atlántico Diario todo lo que Philippot plagió a otros autores, principalmente para que sepan con quién tratan.

    Mientras tanto, podemos ir admirando los planos de Enrique Zas plagiados por Philippot, quien quizás pensando que el libro de Enrique Zas sólo lo podía leer él, copió y pegó sin citar la procedencia:

    http://correctoresdesabor.blogspot.com/2009/07/colon-gallego-prueba-irrefutable.html

  3. gesta del descubrimiento con las andanzas de Pardo de En ningún momento se me ocurrió sugerir que incluyeras la gesta de Pardo de Cela, con el descubrimiento,Alfonso. Tampoco tuve nada que ver con el libro de Fernando Alonso, al cual felicito por medio de este mensaje. Es mas, aún no he tenido el gusto de conocerlo en persona. Lo que si tuve la oportunidad de hacer durante nuestra visita a Pontevedra en 2008 fue mostrarle a Berta el testamento original de mi bisabuela, cuyo apellido materno era Pardo, natural de Santa Marta de Ortigueira y San Claudio. Como trate de explicarte desde un principio mi intención fue escribir mis propias memorias que naturalmente deben incluir información histórica de todo tipo que sea pertinente. Por ese mismo motivo puedo decirte ahora mismo sin ningún tipo de titubeos que no necesito comprar los derechos de tu libro para el cine, ni el de ninguna otra persona. Tal como te comento otra persona mi intención de ofrecerme a comprar los derechos mencionados de tu libro fue en realidad un gesto de gratitud de mi parte hacia tu persona por haber cumplido un buen trabajo en investigar y documentar la tesis que por tu propia admisión fue iniciada por Celso Garcia de la Riega, lo cual no quiere decir que muchos descendientes de las familias mencionadas en el libro de Aponte no estuvieran al tanto de ella durante siglos y ciertamente durante mi niñez en Cuba, y Galicia, pero también en otros países.
    No se en que cabeza puede caber que no existían conexiones entre Pardo de Cela y Pedro Alvarez de Sotomayor, alias, Pedro Madruga, born Christobal Colón in Poio Montevedra.. Nunca has leido El Mariscal Pedro Pardo, Drama Inedito de Emilia Pardo Bazan?
    Me dices la ‘nieta’ de Pardo de Cela con la misma facilidad y descaro que llamas a mi amigo industrial colchonero.
    Por que no lees el boletín de la Real Academia Gallega titulado: Quien es el Aras Pardo que esta sepultado en la Iglesia de San Fracisco de Betanzos?
    En este se afirma rotundamente que el personaje que ahí yace no es otro que el suegro de Fernan Perez de Andrade o Boo, el gran Señor Aras Pardo. Este tuvo un hijo natural (como en el caso de Madruga) habido de una Teresa Yañez. Por que no lees Fernan Perez de Andrade III O’Boo. Sus relaciones con la iglesia y el Monacato: Monfero y la Granja de Saa. Ahí encontraras la identidad de Fernan Perez de Andrade, III O’Boo de este nombre hijo Ruy Freire de Andrade y de Ines Gonzalez de Sotomayor. In 1370 Fernan y Sancha ya estaban establecidos en Santa Marta de Origueira, in La Granja de Saa cuando se traspaso la granja en tiempos que un Juan Yañez era notario. Todos esos nombres y relaciones y otros tantos son mi modo de exponer mi version de la tesis, que niega la tuya. Solamente lleva un rumbo diferente.
    Mi bisabuela se encuentra enterrada en el cementerio de San Claudio entre Saavedras y Rivadeneiras. Supongo que entiendes las costumbre funerarias de las aldeas al igual que las de los templos. Originalmente su familia provenia del Yermo (O’ Ermo) en el cual Alvaro Cunqueiro habla de una casa antigua perteneciente a los Saavedras que aun mantiene su blason. Y todos sabemos que los Saavedras son la raiz del arból genealogico de Sotomayor.
    Dale un vistazo al Pazo de Brandariz, tambien en la Red para que veas quien vivió y vive allí. Un Ponce de Leon fue maestro arte mío que también visitaba esa zona y estaba al tanto de la tesis, por cuestiones de familia Alfonso.
    Por que no me concedes a mi (y a otros) el derecho de contar las cosas a nuestro modo?
    No se tampoco por que te ves necesitado a incluir a Steven Spielberg y a Mel Gibson en tus diatribas incoherentes y paranoicas ya que ninguno de los dos se encuentran involucrados en este asunto hasta el momento, que yo sepa, y si lo llegan a estar en el futuro el responsable de eso vas a ser tu mismo, ya que según entiendo ellos al igual que muchos personajes en Hollywood emplean a personas que se ocupen de investigar y tomar nota de cada vez que alguien publique sus nombres en los medios sociales como blogs, facebook, youtube y demás. Por ese motivo estoy segura de que si existe algún interés en este trabajo por parte de ellos, sin duda seria por medio diatribas como la presente y otra que tu esposa le escribió a la productora de Antonio Banderas en la cual hay un comentario de un usuario se refiere a ella como ‘una pesetera.’
    En 2008 las personas interesadas en la película son las mismas que todavía tienen interés, y que aunque no son los que mencionas, tampoco son poca cosa.
    En la Toja durante el transcurso de una conversación informal yo mencioné que me encantaba la idea de Spielberg como director y Mel en el papel de Colón por su aspecto fisico y edad y por su rol en Braveheart, algo parecido. Por las razones que acabo de exponer tambien me agrada la idea de George Clooney en el papel de Pardo de Cela en caso de que en estos mismo momentos se encuentren leyendo estas líneas por tu propia culpa.
    Tampoco debes olvidarte de dos cosas que desde la primera vez de adverti que tu libro debe de estar ‘historificado’ en el sentido literario para que pueda ser convertido en una producción de tipo teatral. De otra forma es una colección de datos y evidencias que no tiene sentido para nadie que no este íntimamente informado con todos los aspectos de la tesis. Este problema influyo mucho en mi decisión de promover este material en forma de memorias y no un tratado de historia ya que, ademas, mis títulos no son en el campo de historia. Por eso no estoy calificada para abordar el tema de esa forma. Acaso eres tu historiador con credenciales académicos? La segunda es que te negaste aceptar mi oferta de comprar los derechos del cine (solamente, no los de la venta de tus libros) solo por un tiempo limitado hasta que los tramites fueran finalizados. Yo también guardo esa correspondencia. Añado a la vez que la oferta fue hecha, frente a testigos, en caso de que el estudio encargado de producción y director hubieran deseado hacer una producción tipo épica, en vez de dramática o teatral (mi version) De lo cual, si te acuerdas, dije que me alegraría.
    En resumen, rechazaste el plan de los plazos de pago en cantidades iguales a los que reciben todos los demás en la industria y tambien las propias regalias que me ofrecía a compartir contigo, las cuales no estaba ni estoy obligada a ofrecer.
    Déjame, o mejor dicho déjanos a todos en paz y buen día

  4. Todavia me estoy acostumbrando a este blog. No se por que motivo aparecen unas palabras sin sentido al principio de mi ultimo mensaje. Creo recordar que las había intentado borrar antes de publicarlo. Ademas quiero señalar que cometí un error tipográfico. En el párrafo donde hablo sobre Aras Pardo cerca del principio, lo que quise decir al final es que mi versión de la tesis, como yo la cuento, no niega la de Alfonso, Celso Garcia de la Riega, et al, porque fueron muchos los que se esforzaron en probarla, de hecho uno de ellos fue el Marques de Dos Fuentes en 1910. En fin que debí haber escrito: ‘mi versión de la tesis no niega la tuya’ (pero tampoco la mía esta llena de detalles que nos son pertinentes)

  5. Totalmente de acuerdo con Dulce Roppenecker. Cualquier persona en el mundo tiene el derecho de investigar, escribir o hacer una película sobre el Colón gallego o sobre la relación Colón-Madruga. Faltaría más. En el caso de la Sra. Roppenecker, además del derecho a hacerlo, puede tener interés personal por su ascendencia familiar que llega al mariscal Pardo de Cela.

    Negar a estas alturas la relación del mariscal Pardo de Cela con Pedro Madruga es como negar que para jugar al fútbol hace falta un balón. Ambos personajes fueron claves en el transcurso histórico del S. XV en Galicia y ambos pueden compartir protagonismo en una película si así le da la gana a quien promueve ese proyecto.

    La Sra. Roppenecker, además, tiene un amplio conocimiento del asunto y ha llevado a cabo una formidable investigación, así que, como ella dice, no necesita el permiso de nadie para promover todos aquellos proyectos que desee. Yo le deseo toda la suerte que se merece. Por otra parte, hay que estar muy ciego para no ver que cualquier iniciativa que se tome en la promoción del Colón gallego nos beneficia a todos: a la causa que defendemos, a todos y cada uno de los investigadores y divulgadores que trabajan en el asunto y a Galicia.

    Así que felicito a Dulce y Bill Roppenecker por todo lo que han hecho y puedan hacer en el futuro y los animo a seguir trabajando.

  6. En efecto cada cual tiene su forma de contar las cosas. Todos los caminos nos conducen a Santiago en todo lo referente a esta tesis. Por eso los aportes de cada investigador tienen merito. Existían relaciones filiales ademas de militares entre el Mariscal Pardo de Cela y Pedro Alvarez de Sotomayor aka Pedro Madruga n. Cristobal Colón que van mas alla de las que acabo de mencionar antes. Merece la pena visitar el interior de la Iglesia de San Francisco en Betanzos para quedar sin duda de ello. Cada sepulcro tiene una placa con información genealogica que es muy interesante. El propio Aras Pardo que esta enterrado en su interior era hijo de Garcia Perez Pardo y Doña Mayor Eanes.

  7. Buenas tardes.

    Soy poseedor del libro Colón Gallego el cual me interesaría vender incluidas las láminas.
    Veo que hay gente que podría estar interesada y es por ese motivo por el que lo ofrezco aquí.
    Los autores son Rodrigo Cota y Fernando Alonso, certificado por el notario Jose Antonio Caneda Goyares. Es el libro 229 de 240 de la primera y única edición de Octubre de 2011. La editorial es Lendas Oscuras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.