Siguiendo la ruta de Cristóbal Colón

EL PASEANTE

El velero ‘VOR 70 Maserati’ parte hoy desde el Puerto de Cádiz para realizar una travesía hasta San Salvador (Bahamas) · El reto es establecer la primera marca mundial para este tipo de barco

| ACTUALIZADO 02.02.2012 – 10:18

zoomLa embarcación ‘VOR 70 Maserati’, preparada ayer en el Puerto de Cádiz para iniciar hoy la ruta Cádiz-San Salvador.
Cristóbal Colón partió del Puerto de Palos un 3 de agosto de 1492 con la nao Santa María ylas carabelas Pinta Niñacon el objetivo de encontrar una nueva ruta comercial con las Indias en dirección a Occidente. Sin embargo, Colón y su tripulación se topó con el nuevo mundo.

Hoy, algo más de cinco siglos después, parte del Puerto de Cádiz el velero monocasco VOR 70 Maserati para realizar la travesía Cádiz-San Salvador (Bahamas). La finalidad de este viaje es establecer el récord de este trayecto de 3.884 millas náuticas realizado por este tipo de embarcación, ya que el mejor registro absoluto lo ostenta el maxi trimarán Groupama, capitaneado por Franck Cammas en mayo de 2007. El tiempo estará monitoreado por el World Sailing Speed Record Council, organismo que certifica los registros de este tipo.

El VOR 70 Maserati cuenta con una longitud de 21,5 metros, una anchura de 5,7 metros y una altura del mástil de 31,5 metros. Para este desafío, el velero ha sido reformado, después de participar en la Volvo Ocean Race. 

La tripulación está dirigida por el italiano Giovanni Soldini y está formada por siete tripulantes: el español David Vera, el alemán Boris Hermann, el americano Brad Van Liew y los italianos Gabriele Olivo, Guido Broggi, Gerardo Siciliano y Corrado Rossignoli.

Ayer, todo el equipo ultimaba todos los detalles para salir hoy rumbo a San Salvador. El capitán explicó que la meta es intentar poner un tiempo de referencia para monocasco en “una ruta muy histórica”. Este desafío, según Soldini, no es comparable con el del Groupama, ya que “no se puede competir con el récord de ocho días. Los franceses lo hicieron con un trimarán muy grande y nosotros vamos a hacerlo con un monocasco”.

La estimación del capitán del VOR 70 Maserati está en realizar la travesía en unos 12 días, lo que se consideraría una buena marca. Para llegar hasta San Salvador, tendrán que lidiar sobre el mar con muchos problemas. “Al atravesar el Atlántico, la dificultad está en que hay que cruzar la alta presión de las Azores. Lo ideal sería poder ir recto, pero no es posible, ya que si fuéramos rectos nos pararíamos en la alta presión. Hay que intentar contornearla haciendo las menos millas posibles”, argumentó Soldini. A esto hay que añadir que “vamos a tener un viento fuerte del noroeste. Después, el problema es que va a haber dos fuertes fríos que van a desplazar la alta presión, lo que nos va a dificultar desde el punto de vista estratégico”, explicó.

Uno de los puntos fuertes para poder llevar a cabo este tipo de desafíos es la motivación. Soldini comentó que “queremos buscar nuestro límite. Hacer una travesía así, con un barco así y un equipo así es como buscar la adrenalina de planear sobre las olas a 30 nudos de velocidad. Estamos preparados para lo peor, pero también para lo mejor”. Para llegar a buen puerto, llevan preparándose desde junio en su base en Italia. Allí, desde noviembre están realizando simulacros. Al respecto el capitán dijo que “un barco es como un pequeño mundo y tiene muchas cosas diferentes. Es importante que estemos en armonía. Es suficiente que un detalle esté mal para que nos vayamos a casa”.

Tras esta travesía, el VOR 70 Maserati quiere establecer nuevos récords en las rutas Miami-Nueva York y Nueva York-Cape Lizard (Inglaterra).