EL APELLIDO COLÓN EN PONTEVEDRA

clip_image001[1]Entre los documentos, escrituras notariales, papeles, pergaminos, noticias que prueban de una manera convincente y decisiva que existió el apellido Colón, en Pontevedra, están entre otros los que aporto Celso García de la Riega, como ejemplo: En un cartulario, consta la escritura de aforamiento por el gobierno de Pontevedra del 14 de Octubre de 1496 a María Alonso, de un terreno cercano a la puerta de la Basílica de Santa María la Mayor, señalando como uno de los límites, la heredad de Cristóbal de Colón. En un cartulario de 12 folios, hecho el 13 de Octubre de 1519, a Juan de Colón y su mujer Constanza de Colón, en un contencioso con el Monasterio de Poio, de la huerta y heredad de Andurique. En el libro del ayuntamiento de Poio de 1437, se registra el pago de 24 maravedies a Domingos Colón por el alquiler de unas mulas para llevar pescado al arzobispo de Santiago. En 1434 otro documento se nombra a una Blanca Colón, seguido de otro donde se cita a una María Colón. M. Manuel Doval Montes En 1480 en una relación de cuentas de la Cofradía de mareantes de Pontevedra hay un asiento a nombre de Antonio Colón, patrón y maestre de barco. En 1516 aparece una fianza que pagan Juan Neto y Juan de Padrón para liberar al preso Juan De Colón. En 1519 un aforamiento dado por el Monasterio de Poio a favor de Juan De Colón y su mujer Constanza De Colón. Además de los documentos que presento Don Celso, posteriormente Prudencio Otero publico otros documentos todos son reconocidos como auténticos, sin ningún tipo de retoque completamente inmaculados, a través de los años se han encontrado más documentos que certifican la existencia de familias de apellido Colón en Pontevedra desde más de 70 años antes del descubrimiento la mayoría relacionados con actividades marineras. Entre varios documentos que avalan que existió el apellido Colón en Pontevedra esta un legajo de fecha 2 de Noviembre de 1428, en donde aparecen contratos en los que se cita el nombre de Bartolomé Colón, este Bartolomé Colón aparece más tarde en Córdoba, hacia adonde emigró, allí era apodado “el Gallego”. En 1431 un minutario notarial, folio 80. En 11 de agosto de 1431, escritura de venta de la mitad de un terreno que fue casa de la Rúa de las Obejas por María Eans a Juan de Viana, el Viejo, y a su mujer María de Colón, moradores en Pontevedra. En 1435 hay un contrato donde se estipula la venta de una casa de Domingo Colón a Payo Gómez de Sotomayor. En 1440 un Minutario Notarial, folio 4 vuelto. Escritura de 4 de Agosto, por una parte del terreno de la rúa de Gonzalo de Pontevedra, a favor de Juan Osorio, picapedrero, y de su mujer María de Colón. Otro contrato con fecha 14 de Enero de 1454 en donde se estipulan las condiciones para la construcción de dos escaleras en la casa de la Correria, delante de la casa de Domingos Colón el mozo. En 1470 en el libro de cuentas de la cofradía de “mareantes” de San Miguel, con la anotación “debe Aº De Colón cuatro maravedíes de biaje a Abeiro” En 1512 una escritura notarial donde figura como testigo Afonso De Colón, “mareante i vezino” de la Villa de Pontevedra. En 1512 una ejecutoria de sentencia de pleito ante la Audiencia de La Coruña, entre el Monasterio de Poyo y Melchor de Figueroa y Cienfuegos, vecino y Alcalde de Pontevedra, sobre foro de la heredad de Andurique, en cuyo texto se incluye por copia la escritura de aforamiento de dicha heredad, hecho por el expresado monasterio a Juan de Colón, mercante de aquella villa, y a su mujer Constanza de Colón, en 13 de octubre de 1512. En 1528 una carta de venta dada por Constanza De Colón, “muger que fuy de Juan De Colón, mareante, que foy en A Moureira, arrebalde da Vila de Pontevedra” Esculpido en piedra en la Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra (en la Capilla o Altar de los Neto y Colón), figura esta inscripción: “OS DO CERCO DE YOAN NETO E YOAN DE COLÓN FEZERON ESTA CAPILLA” En Poio existe un cruceiro en cuyo pedestal figuraba el nombre de Juan de Colón, fue borrada esta inscripción a principio del siglo XX. Se conservan fotografías del cruceiro antes de la mutilación. Recientemente Don Pedro Arboli Albarracin, encontró en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, documentos con el apellido Colón: En 1592 en la escritura # 902, del escribano Gaspar Cabral, se menciona a Inés Colona de Toledo, viuda de Juan de Pacheco, II Marques de Cerralbo, Capitán General de Galicia, fallecido en 1589. En 1679 en las Actas 2154 # 83, de la cofradía de la Misericordia, se nombra a Fernando Colón como diputado para el año 1680. En 1689 en la Escritura G1141, del escribano Bernardo Cabral de Oya, se da poder a un monje del Monasterio de Poyo para cuidar de los bienes durante la ausencia de Francisco Colón y Portugal, Sargento Mayor de Pontevedra, casado con Antonia Jacinta de Arce y Calderón. En 1736 en los Documentos del Concello Legajo 66, (11), se menciona en el padrón de vecinos de ese año a Doña Catalina Colón, ya fallecida vivía en la Escuadra de la Tonelería. En 1757 en la Escritura 1342, Pág.34, ante el escribano Roque Pérez Sarmiento, la venta de una casa en la calle de Platerías, por Benita de Vargas Machuca y Colón, “Benita Colón” viuda de Pedro Antonio de la Vega. En 1780 en los Documentos del Concello Legajo 64, (6), se menciona a Miguel Colón y Portugal que vive en la parroquia de San Bartolomé. En el convento de San Francisco de Pontevedra. Fundación del Mayorazgo de las Colonas, Capilla del Buen Suceso, hoy Sagrado Corazón. Es fundado en 1670 por Miguel Enriquez de Flores y Colón de Portugal, casado con Doña Jerónima de Vargas. También Don Enrique Cervera Mercadillo de Dios, encontró más datos en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, con el apellido Colón en Pontevedra: En 1687 aparece Francisco Colón y Portugal y Antonia Jacinta de Arce Calderón (datos familiares) en el legajo 1140 texto 12. En 1696 aparece Francisco Enríquez de Vargas y Catalina Colón y Portugal (justicia ordinaria de Cangas) en el legajo 1659 (9) texto 29. En 1708 aparece Francisco Colón y Portugal y Antonia Jacinta de Arce Calderón (datos familiares) en el legajo 1236 texto 42. En 1755 aparece Maria Benita de Vargas machuca y Colón y Pedro Antonio de la Vega, en el legajo 1334 texto 119. En 1748 aparece Francisco Mesia de la Cerda Mendoza y Maria Segunda Lujan arce de Colón, en el Museo Solla 79.27. En 1775 aparece Ángela Antonia Bazan y Mendoza y Joaquín Medrano Luzan y Colón (capitulaciones matrimoniales-Santo Tome do Mar) en el legajo 365 texto 1/9. Parece ser que hubo otros documentos como el de fecha de 1796 y traslado de 1807 sobre la venta por parte del Duque de Veragua, descendiente directo de Cristóbal Colón, de una finca de nombre Andurique, en Poyo, cuyo original no aparece pero fue publicado por el Faro de Vigo y el periódico ABC el 29 de mayo de 1929, en la que asegura el Duque que dicha finca es de herencia familiar.

Escritura de Colón

La forma en que escribía el Almirante ha sido motivo de varias investigaciones tratando de dilucidar el origen por la manera que utiliza en su grafía, varias conclusiones a las que se han llegado son de lo mas rebuscadas como la que presento la profesora Estelle Irizarry, de la universidad de Georgetown quien publico que después de analizar varios manuscritos de Colón ha detectado que la grafía tiene unas pequeñas vírgulas que ella considera características del Reino de Aragón, la profesora Irizarry ignora que esas vírgulas son usadas también en el Reino de Galicia, como se puede comprobar en los textos de los archivos de Galicia, la profesora quiere a toda costa concluir que Colón es catalán, al igual que muchos otros lo hacen genovés, portugués etc.

Se han realizado investigaciones serias sobre la escritura de Colón, el 14 de octubre del 2009 se dio a conocer un descubrimiento asombroso, gracias al adelanto tecnológico se puede verificar algunos datos, que antes era muy difícil, como el que realizo la perito calígrafo y grafo psicológico Teresa Torres Legarreta, quien realizo un estudio comparativo de la escritura de Cristóbal Colón y Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga).

La perito calígrafo mostró con gráficos y superposiciones de escrituras como las formas de las letras son muy similares en ambos personajes, tantas coincidencias son una prueba más de que se trata de la misma persona.

El presidente de la Asociación de Xenealoxía de Galicia, Carlos Acuña, comenta: 

            «Teresa Torres era conocedora de la teoría y encontró 25 documentos muy especiales en el Archivo Nacional: son manuscritos de Pedro Madruga, un personaje del que apenas teníamos registros escritos con su letra, que sirvieron de base para el posterior estudio comparativo».

Las investigaciones de la perito fueron comunicadas a la Universidad de Barcelona para la revisión del estudio y los expertos calígrafos coinciden en que aparecen todas esas similitudes entre las letras y sus formas. Lo que no deja lugar a dudas Pedro A. de Sotomayor y Cristóbal Colón es la misma persona.

Lo curioso es que no se dio mucha difusión al estudio tal vez a algunas personas no les interese conocer la verdad aunque las pruebas no dejen lugar a dudas. Claro que las tesis políticamente correctas venden más libros y conquistan más portadas de periódicos.

Los periódicos le dan más difusión a artículos, como los realizados por Estelle Irizarry que carecen de fundamento, pero salen en casi todos los que circulan en España y le dan poco o casi nada a estudios serios de investigadores reconocidos como el de las pruebas caligráficas de la perito Teresa Torres Legarreta y a los expertos calígrafos de la universidad de Barcelona que afirman que las escrituras de Cristóbal Colón y Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga), son la misma persona. Este estudio practicado en octubre del 2009 casi no salió en ningún periódico, aunque fueron catalanes los que lo hicieron.

Se puede ver el estudio completo:

http://cristobal-colon-su-historia.blogspot.mx/2013/06/estudio-pericial-sobre-la-identidad.html

clip_image002

La primera noticia del descubrimiento fue en Galicia.

Es difícil imaginarse hoy en día la confusión que produjo el acontecimiento de revelar la existencia de un territorio desconocido. Sesenta años después del acontecimiento, el cronista español Francisco López de Gomara nos da una idea justa al escribir “La cosa más grande desde la creación del mundo, aparte de la Encarnación y la muerte de su Creador, es el descubrimiento de las Indias”.

La noticia de la hazaña y el descubrimiento de tierras lejanas y desconocidas para la Europa de esa época se difundió con una rapidez sorprendente, “la pinta” capitaneada por Martín Alonso Pinzón, al arribar a Galicia envió una carta a los Reyes Católicos informando de su regreso, pocos días después Colón al arribar a Portugal y entrevistarse con el rey portugués Juan II, envió también por su parte la noticia a los Reyes, Colón escribió una carta a Luís Santangel durante el viaje de regreso donde narra los acontecimientos de la travesía así como el primer trato con los indígenas que encontraron y la descripción de los mismos, así como de las tierras encontradas, los comerciantes se encargaron de propagar la noticia por toda Europa en poco tiempo todo el mundo sabía del descubrimiento.

No hay ninguna duda de que desde Bayona partieron los correos hacia la Corte de Castilla para informar a los Reyes Católicos del regreso de la expedición española a las Indias.

Desde que Martín Alonso llego a Bayona el 1 de marzo, hasta que Colón llega a Barcelona, a mediados de abril, han pasado dos meses, es mucho tiempo haciendo esperar a los reyes. Evidentemente sus planes y los de Martín Alonso no eran los mismos.

Las diferencias entre Colón y Martín Alonso son evidentes y lo más extraño es que su hermano, Vicente Yáñez, según un testigo de la época, los sitúa en Galicia cuando regresaron del viaje del descubrimiento.

«… Que le oyo dezir al dicho Martin Alonso e al dicho Vicente Yáñez, en Galicia, quando vinieron el dicho viaje de descubrir…»pinta

En lo que aporta este testigo hay algo que no encaja, si Vicente Yáñez estaba con Colón en la otra carabela y no fueron a Galicia, lo que se puede suponer, es que los hermanos se aliaron para sacar un mejor beneficio de parte de los reyes.

Lo que dice el libro de Hernando de Colón sobre estos mismos momentos:

“Al mismo tiempo que Colón llegó a Palos, Pinzón arribo a Galicia, y quería ir solo a Barcelona para dar cuenta del suceso a los Reyes Católicos; pero estos le intimaron que no fuera sino con el Almirante, con el cual había ido al descubrimiento; de lo que recibió tanto dolor y enojo que se fue a su patria, doliente y en pocos días murió de pena».

Hernando de Colón cuenta unos hechos que no presencio porque tenía 4 años cuando sucedieron y cuando lo cuenta pasaron muchos más.

Es imposible que llegaran a la vez como dice. Es imposible a no ser que los Reyes Católicos estuviesen esperándoles en Bayona, Galicia, para que él les preguntase y ellos le denegaran el permiso, los Reyes estaban en Barcelona y desde Bayona a Barcelona hay muchos kilómetros para andar a pie o caballo llevando y trayendo preguntas, necesitaría un mes para que entre M. Alonso y los Reyes Católicos hubiese pregunta y respuesta si no hubo regateo.

Cuando las carabelas llegaron los reyes católicos envían mensajes, no todos iguales, el que envían a Galicia esta destacado porque dice así:

«A Pedro de Gavira que fue a Galicia con otro tal despacho, e para que no fuesen ningunas personas a las Indias sin licencia de sus altezas…»

Esa era la cuestión que no fuese a las tierras descubiertas sin el permiso de los Reyes de Castilla y Aragón.

Pudo ocurrir algo que no dicen y explicaría la muerte tan pronta de Martín Alonso, que quisiese ir y no le dejasen ni por las buenas ni por las malas, avisados ya por los reyes que no fuese de ningún modo.

Desde Barcelona, el 9 de abril, por lo tanto antes de la llegada de Colón a esa ciudad, un mercader italiano, Annibalo Zenaro, famoso por esta carta, que es la más antigua que se conserva escribió a su hermano en Milán, “en 34 días llego a una gran isla habitada por gente que anda completamente desnuda, nada belicosa, muy espantadiza”. Estas noticias precisas son anteriores a la llegada del Almirante a Barcelona. No oculta Zenaro que cuanto sabe proviene de una carta enviada a los Reyes Católicos desde Lisboa la cual apenas leída fue remitida a muchas personas, se hicieron muchas copias, se difundió y se comento mucho. La noticia no solo la conocían mercaderes y funcionarios, la noticia intereso a muchísima gente, a un público perteneciente a muy diversos medios, como ejemplo tenemos a fines de marzo de 1493, un florentino de nombre Tribaldo dei Rossi, modestísimo artesano de la seda, anoto en su libro de cuentas que llego a Florencia una carta dirigida a la Señoría, en la cual se anuncia:

“que España ciertos jóvenes…los habitantes de aquellas tierras van completamente desnudos, cultivan granos pero se los comen sin convertirlos en pan, tienen algodón, hay mucho oro y un descubrimiento así vale tanto como la conquista de granada no hubo en España tan grandes fiestas, muchos hombres y navíos van a regresar allá”

Después de la demora en Lisboa para contarle al rey Juan II de Portugal, rival de los Reyes Católicos, lo que ellos aun están esperando que Colón les cuente, hay que destacar que Pedro Álvarez de Sotomayor, era fiel amigo del padre de Juan II, antes y después de la derrota de Toro, después de la cual se establecen pactos sobre el atlántico, Colón empieza su marcha triunfal por Castilla desde Sevilla a Barcelona, donde se encontraba los Reyes, llevando pruebas de su descubrimiento,su llegada a Barcelona, será apoteósica a la vista esta su persona y su hazaña.

 

La Doma y Castración de Galicia por los Reyes Católicos

Los  Reyes Católicos: Isabel y Fernando concibieron un plan sistemático para someter a Galicia. Lo llamaron la doma del reino de Galicia, posteriormente el político y escritor Castelao, lo denomino como «doma y castración del Reino de Galicia”, fueron el comienzo de unos siglos oscuros para Galicia que sólo empezaron a despertar con los albores de la conciencia nacional en el siglo XIX.

la_rendicion_de_granada--644x362[1]

Los sucesos fueron: que el Rey Enrique IV muere en 1474 dando comienzo a la guerra de sucesión entre su hermana Isabel de Castilla (Isabel la Católica)  y su hija Juana de Castilla,  la legítima heredera, conocida como Juana la Beltraneja, que estaba prometida en matrimonio con el monarca Portugués Alfonso V, la nobleza gallega se divide, algunos apoyan a Isabel de Castilla y otros a Juana la Beltraneja, siendo el reino de Galicia el principal opositor de los Reyes Católicos.

Isabel la Católica. Al margen de la historia oficial, usurpó un trono que no le correspondía. Era la cuarta en la línea sucesoria: Su sobrina Juana, fue declarada bastarda, sus hnos. Enrique y Alfonso, murieron «casualmente» envenenados, y la Isabel se alzó con el trono. Creó un estado férreamente centralista, con una policía política, la Sta. Hermandad, y una policía del pensamiento: La Sta. Inquisición. Asesinó, legalmente por supuesto, a mas de 10.000 (diez mil) judaizantes, herejes (?) y disidentes, y mas de 200.000 conocieron sus métodos represivos en todo su reino. Considerando la población total del país en la época, estas cifras son tremendas, el Sr. Castelao, pudo haberse quedado corto en lo de «doma e castración de Galicia»

Los Reyes Católicos, se propusieron derrotar a los nobles gallegos que habían apoyado la candidatura de Juana la Beltraneja , la verdadera heredera de la corona a la muerte de Enrique IV. Así, los Reyes castellanos enviaron ejércitos a Galicia para someter a los nobles opositores, eliminando toda la resistencia que encontraban a su paso, como afirma el cronista de los Reyes Católicos: «que ya parecía crueldad, y era entonces necesaria; y por eso se hacían muchas carnecerías de hombres».

Los principales opositores fueron el mariscal Pardo de Cela en el norte de Galicia y  Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga) en el sur, para el año de 1479 se firman las paces entre Castilla y Portugal (quien prestaba apoyo a los nobles gallegos) al tiempo que los Reyes Católicos se consolidaban  como monarcas de Castilla y Aragón.

Se firman tratados otorgando el perdón general a todos los nobles que pelearon en contra de los Reyes Católicos,  se pide que se otorgue perdón muy especialmente a Pedro Álvarez de Sotomayor, Conde de Camiña, pero Don Pedro A. de Sotomayor siguió  desobedeciendo a los monarcas castellanos.

Los Reyes Católicos para dirigir y domar al pueblo gallego, nombran a Fernando de Acuña como virrey en Galicia, su aliado A. Fonseca el arzobispo  de Santiago, rompió toda relación con Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga) en 1480 reclamándole la devolución de las feligresías que tenía su feudo, D. Pedro  tuvo que refugiarse en Portugal, después de ver la suerte que corrió el mariscal Pardo de Cela, quien fue condenado a ejecución pública.

La pacificación de Galicia por los Reyes Católicos consistía en prohibir las bodas y bautizos que se acostumbraba celebrarlas durante varios días, prohibieron todas las reuniones de mas de 6 personas, so pena de muerte, se prohibió hablar en gallego, cerraron el comercio marítimo y mandaron arrancar las viñas, cuya producción se exportaba a países nórdicos, entre otros muchos atropellos, a los nobles que teñían arraigo y poder en Galicia los trasladaron a otras regiones de Castilla para que no se opusieran a sus sabias medidas, lo mismo se hizo con los eclesiásticos para evitar que reagruparan a la población, se les envió lejos de Galicia.

Los gallegos que querían seguir viviendo como siempre habían vivido se les considero como delincuentes, al no tener quien los dirigiera pues tanto la nobleza gallega como la eclesiástica estaba esparcida por los reinos de castilla, los Reyes Católicos consiguieron algo que nadie había podido conseguir en toda la historia de Galicia, habían domado y decapitado a los bravos gallegos.

El historiador Xoâo de Golmar, en su trabajo de “La doma y castración de Galicia” comenta:

    “Los demás nobles gallegos de aquella época salvaron el pellejo al replegarse a los dictados de la Corte castellana. Si la nobleza gallega del s. XV se hubiese unido contra la invasión castellana de la denominada doma de Galicia sin duda hubiera vencido y entonces la Historia de Galicia, y aun la de España, hubiera sido muy diferente. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones.”

Pedro Álvarez de Sotomayor, fue de los pocos nobles que no acataban a los monarcas, junto al conde de Monterrey y el conde de Altamira, aunque no se hablaban por rencillas anteriores, decidieron dejarlas a un lado y tratar de concentrar las fuerzas que aun les quedaban, aunque terminarían doblegándose ante la fuerza de los Reyes Católicos.

ESPAÑA Y PORTUGAL EN EL PROYECTO DE COLÓN

Las relaciones en 1485 entre España y Portugal eran tensas, llenas de amenazas y agravios por parte de las dos cortes, el rey portugués  descubre una conjura por parte de los nobles para darle muerte, encabezada por el duque de Braganza  y el duque de Viseu junto con todos los Braganza, estos eran parte de la familia materna de la reina Isabel de castilla, conjura que termina con la muerte de Diego, duque de Viseu, asesinado de una puñalada por el propio rey Juan II de Portugal el 22 de agosto 1483, después de este suceso y descubierta la conjura contra el rey portugués los Braganza huyen de Portugal en busca de refugio y amparo de la reina  Isabel, con lo que el rey portugués acusa a la soberana de Castilla de fomentar conspiraciones contra él y amenaza hacer salir a la “excelente señora” doña Juana “la Beltraneja” del enclaustramiento en que debía estar reducida conforme al convenio de Alcazobas.  Para la reina Isabel aquella amenaza era la más perturbadora que se le podía hacer por la consecuencia que traía consigo, se tuvo que hacer un gran esfuerzo de la diplomacia para mantener los términos de la “hermandad”.

Portugal, en ese entonces era la mayor potencia naval conocida, y tanto las rutas nuevas como otros asuntos relacionados con la navegación pertenecían al acuerdo de “sigilo y secreto” portugués, al que contadas personas tenían acceso. Pedro Álvarez de Sotomayor, Conde de Camiña, por supuesto que estaba incluido en esas selectas personas, Colón dijo que él había estado presente cuando Juan II recibió, en dos ocasiones, información secreta de asuntos navales, dos notas escritas de su puño y letra:

         “El Rey de Portugal envió a Guinea en el año del Señor de 1485 al maestro José su físico y astrólogo, para reconocer la altura del sol en toda Guinea. Este cumplió con todo y dio cuenta al dicho serenísimo rey, cuando yo me encontraba presente, en este año de 1488, en el mes de Diciembre, atracó en Lisboa Bartolomé Díaz, capitán de tres carabelas, que había enviado el serenísimo rey de Portugal a Guinea… Y dio cuenta al serenísimo rey como navegó más allá de lo ya navegado 600 leguas…El viaje lo dibujó y lo escribió legua a legua con una carta de marear, para presentarlo ante los ojos del serenísimo rey. En todo estuve presente.”

Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga) al ver que las gestiones en su favor ante los Reyes Católicos no daban resultados, y los parientes que tenía en la corte no pudieron hacer que le restituyeran sus dominios ni sus fortalezas, decide trasladarse en 1486 a Salamanca, con el objeto de pedir perdón a los Reyes Católicos y exigir la devolución de sus bienes. Esto fue muy oportuno para los Reyes Católicos, se oponen a restituirle su señorío pero pueden utilizar a Pedro A. de Sotomayor para conocer los secretos de navegación portuguesa, a cambio de nuevos títulos y bienes, el de Sotomayor,  les presenta el proyecto de una nueva ruta hacia las indias, ya que Portugal les está llevando la delantera, ya habían llegado al cabo de Buena Esperanza, los monarcas acceden exigiéndole un cambio de identidad, de ahora en adelante será conocido por su nombre materno Cristóbal Colón, tanto los reyes como otras personas eran consientes de esta doble identidad, convirtiéndolo en secreto de estado, el secretismo que le impusieron a Colón esta en correlación al secretismo de los Reyes en su política internacional.

Portugal había realizado en 1486 una expedición comandada por Fernáo Dulmo y Alfonso de Estreito en busca de las «Siete Ciudades» (tierras pobladas)  se trataba de una acometida perfectamente relacionable con la de Cristóbal Colón. La fecha en la que se sabe que estaba Pedro A. de Sotomayor en Alcalá de Henares, 20 de Enero de 1486, bajo la protección del Duque de Alba, es  exactamente la misma fecha  en que aparece Colón por primera vez y desaparece Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga), fue cuando aparece Colón en la historia, nada anterior a esta fecha hace referencia a Colón, los datos que se cuentan de Colón anterior a esta fecha fueron escritos después de 1486.

El viaje descubridor iba mucho más lejos que el coste económico, si se encontraba algo, habría de ser mantenido con las armas frente a Juan II, ese era el verdadero coste del proyecto, para los monarcas la autorización del proyecto en 1486 era un imposible, tendrían que mantener la guerra de conquista granadina y el conflicto permanente con el rey de Francia, o con la regente, que prometió que no se daría solución mientras no hubiera devolución del Rosellón y la Cerdaña, se abriría un enfrentamiento bélico con Portugal, era impensable pelear tres guerras al mismo tiempo. Los reyes católicos nombraron una junta de cosmógrafos presidida por Hernando de Talavera, para el estudio del proyecto que presento Colón, esta junta dictaría sentencia negativa contra el proyecto, que además tenían razón, los cálculos de Colón estaban equivocados.

La junta no solo estaba compuesta por cosmógrafos, sino además por altos diplomáticos jurídico-políticos como el presidente, fray Hernando de Talavera que fue el que llevo a cabo las negociaciones  de paz con Portugal en el tratado de Alcazobas, lo que demuestra los tintes políticos que se analizaron.

TRAZADO ALCOZOVAS

El verdadero obstáculo para la realización del proyecto no fue de orden científico pues este no fue tomado en cuenta, tampoco de orden económico pues no represento grandes inversiones, solo queda la dificultad política que se resume a las relaciones con Portugal. Los Reyes Católicos no toman en cuenta el resultado desfavorable de la junta al proyecto de Colón, todo lo contrario le proporcionan ayudas económicas, tuvo el favor real desde 1486 a 1489 y de 1490 a 1491, al parecer los católicos relajan el favor real cuando se a crecentan las relaciones entre la corona portuguesa y la de castilla, los tratos de Colón con los Reyes Católicos se constituían desde su comienzo en problemas de orden de estado, vinculado principalmente con Portugal.

Los Reyes Católicos buscando un enlace matrimonial que los beneficiara políticamente  y en vista que el heredero al trono portugués todavía no había cumplido los quince años, deciden enviar a Nápoles al comendador Jerónimo González en febrero de 1487 a negociar con el rey Ferrante el matrimonio de su hija con el heredero del duque de Calabria, negociación que no fructifico, además al no tener las prometidas entregas territoriales por parte del Sultán de Granada conocido como el Zagal, tuvieron que emprender una gran campaña para conquistar los territorios en manos de musulmanes, lo que menos necesitaban era otro conflicto especialmente la reina Isabel, como el que representaría que el rey portugués sacara de su enclaustramiento a la “excelente señora” Juana la Beltraneja, la solución fue el envío de Sancho Machuca a Portugal en mayo de 1488 a fin de refrescar la memoria del rey portugués  sobre el tratado de Alcazobas  en el que estipula el posible enlace matrimonial del príncipe Alfonso con la hija de los Reyes Católicos, para la solidez de unas relaciones fraternas.

Aquella gestión fue bien recibida por el rey portugués, a la vez que el príncipe Alfonso se acercara a cumplir los quince años, la reina Isabel no pondría ningún obstáculo para la realización del matrimonio.

Colón y su proyecto se convirtieron en un instrumento secundario, al que no se le daría uso inmediato, Colón no se quedo de brazos cruzados ante los acontecimientos, empezó a buscar otras alternativas, envía a su hermano Bartolomé Colón a Londres, para ofrecer su proyecto al Rey Enrique VII, en febrero de1488 Bartolomé se encuentra en la corte inglesa ofreciendo un mapa de la ruta a las indias, mientras el propio Cristóbal Colón a principios de 1488 escribe desde Sevilla al rey portugués y prepara un viaje a Portugal como sabemos por la notoria contestación con la que respondió el propio rey portugués desde Avis, el 20 de marzo de 1488 en donde lo trata de “nuestro especial amigo en Sevilla” y  le ofrece tenerle por servidor, otorgándole un salvoconducto para su estancia en Portugal, Colón también envía una carta a los monarcas de Francia ofreciéndoles su proyecto.

A su regreso de Portugal en 1489 encuentra Colón un distanciamiento de los reyes católicos hacia su proyecto, dejo de tener la importancia que en un principio le atribuyeron, los monarcas ya no le conceden audiencia, Colón trata de presionarlos haciéndoles llegar las cartas de aceptación que ha recibido de los monarcas de Portugal, Inglaterra y Francia.

Las relaciones entre Castilla y Portugal se vuelven cordiales después de firmar en 1490 los acuerdos para la boda de Alfonso, hijo del rey portugués, con Isabel hija de los reyes católicos.

Todo volvería a cambiar tras la inesperada muerte del príncipe Alfonso, el 12 de Julio de 1491 de una caída de caballo, el rey portugués queda completamente consternado al no tener heredero legítimo, ni tampoco tenía esperanza de llegar a tenerlo.

La infortunada viuda doña Isabel fue devuelta a Castilla después de la tragedia, en ese momento Colón vuelve a recuperar el favor real, y vuelve a tener relevancia el proyecto del viaje a las indias.

PORTADA-LIBRO-250x350

MITOS SOBRE CRISTÓBAL COLÓN

Mitos_Colon1[1]Existe documentación y argumentos contundentes sobre el origen gallego de Cristóbal Colón, pero los mitos y falsedades que existen alrededor del Almirante han logrado crear una gran confusión, a lo largo de los años se fueron destruyendo sistemáticamente los originales  de documentos, registros o legajos, así como centenares de expedientes con millares de protocolos de la correspondencia de Colón y de sus hermanos, sustituyéndolos por copias adulteradas, dando lugar a varias falsedades y mitos, entre los más comunes tenemos:

Contrario a lo que se cree comúnmente el Almirante nunca tuvo que demostrar que la tierra era redonda, antes y durante la edad media nadie creía ni afirmaba que la tierra era plana, desde el s. III a. de C., salvo contadas excepciones, ninguna persona educada pensaba que la tierra era plana, el que daría inicio al mito de que en la edad media se creía que la tierra era plana fue el norteamericano Washington Irving, en una obra que escribió sobre Cristóbal Colón, en 1860. Filósofos, científicos y teólogos anteriores como Aristóteles, Ptolomeo, San Agustín, San Isidoro de Sevilla o Santo Tomás, algunos de los más influyentes en el período medieval, ya habían vaticinado que la tierra era esférica. No existe ningún comentario en ningún texto de Cristóbal Colón que aludiera a que hubiera tenido que convencer a nadie de que la Tierra era redonda.

Con este ejemplo se puede ver lo fácil que arraiga un mito o una falsedad, la historia de Colón se ha manipulado, está llena de mitos y falsedades, su origen genovés es otro ejemplo, Colón nunca dijo que fuera genovés, no hablaba genovés, italiano, ni ningún otro dialecto usado en la región, tampoco lo sabía escribir, Colón hablaba y escribía en castellano con giros o palabras gallegas, como se hablaba y escribía en Galicia, las fechas no concuerdan si nació en Génova en 1451 y hasta 1474  no salió de allí, no pudo estar navegando los 23 años que dijo el Almirante que navego, ni tampoco corresponde el tiempo que vivió en Portugal con lo que escribió el propio Colón, tampoco hay documentos que certifiquen que era genovés solo aparece una referencia en la «Institución de Mayorazgo” de 1498, un documento a todas luces falsificado que apareció 80 años después de la muerte de Colón, que ya en su día fue rechazado, su edad tampoco concuerda tenía alrededor de los 70 años al morir, como quedo demostrado en el reciente estudio de su ADN, si fuera genovés o extranjero se le debía exigir  que se naturalizara para recibir los títulos que le concedieron algo que no tuvo que hacer por ser natural de los reinos de Castilla.

La reina Isabel no tuvo que empeñar sus joyas, pese a lo que se cree los reyes católicos casi no aportaron dinero, la expedición no supuso un alto costo a la Corona, el retraso de la expedición se debió a la dificultad política que se resume a las relaciones con Portugal, tampoco fue un obstáculo la junta que nombraron los reyes para el estudio del proyecto, esta junta dictaría sentencia negativa contra el proyecto, y que además tenían razón los cálculos de Colón estaban equivocados, la junta no solo estaba compuesta por cosmógrafos, sino que además altos diplomáticos jurídico-políticos como el presidente, fray Hernando de Talavera que fue el que llevo a cabo las negociaciones  de paz con Portugal en el tratado de Alcazobas, lo que demuestra los tintes políticos que se analizaron, las relaciones en 1485 entre Castilla y Portugal eran tensas, llenas de amenazas y agravios por parte de las dos cortes.

Contrario de la opinión mal fundada no murió ni en la miseria ni nada por el estilo, murió con una cantidad de dinero bastante respetable, como lo demuestra en su testamento, conservando sus privilegios reales, existen muchos más mitos sin fundamentos que se han enquistado en la opinión general, que fomentan la confusión, con los cuales nos extenderíamos demasiado. Lo cierto y demostrable es su origen gallego.

´Tras un peritaje caligráfico 80 expertos indican que Colón y Pedro Madruga son la misma persona´

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2013/10/06/peritaje-caligrafico-80-expertos-indican/890877.html

«Toda la documentación, todo lo que dijo e hizo el navegante, todos los hechos coinciden en que eran el mismo»

MODESTO MANUEL DOVAL – Escritor e investigador

277347681[1]Cristóbal Colón es un personaje que fascina a historiadores e investigadores de todo el mundo. Es el caso del mexicano de origen gallego Modesto Manuel Doval, que el próximo martes presentará en Pontevedra su nueva obra, «Cristóbal Colón. Señor feudal gallego», un trabajo en el que ahonda en la teoría del origen gallego del almirante y da un paso más al asegurar que además fue un importante aristócrata de la época.

-¿Cristóbal Colón y Pedro Madruga fueron la misma persona?

-Si, sin duda, toda la documentación, todo lo que dijo e hizo Cristóbal Colón, todos los hechos coinciden en que eran la misma persona. Es más, se hizo un peritaje caligráfico y tras el más de 80 peritos expertos indican que Cristóbal Colón y Pedro Madruga son la misma persona.

-Además de que comparten escritura ¿qué otros argumentos respaldan esa teoría?

-La teoría se inició con Celso García de la Riega, sabemos que Colón era gallego porque escribía en el gallego de aquella época, con los mismos giros, y por la toponimia, porque los nombres de los sitios que fue bautizando en el descubrimiento constituyen un calco de las Rías Baixas, de las costas pontevedresas, de hecho hay más de 200 lugares que coinciden. Además en ese momento el único sitio del mundo en donde existía el apellido Colón tal cual, sin que fuese Colombo ni Colóm ni nada por el estilo era aquí en Pontevedra. Además se sabe que Cristóbal Colón era noble, un personaje que era recibido por los reyes, tanto los castellanos como los portugueses, franceses, ingleses, todos lo trataron como noble antes, durante y después del descubrimiento, tanto a el como a su hermano Bartolomé y en esa época ningún plebeyo podría tener acceso a esas cortes, llegar a donde llegó Colón, si no era de origen noble. Entonces había que buscar un noble gallego que tuviera tratos que tuviera tratos con la corte portuguesa y castellana, y en 1976-77 Alfonso Philippot enlaza Pedro Madruga con Cristóbal Colón y todo empieza a tener forma.

-¿Compartían amigos?

-Los amigos de Pedro Madruga son los amigos que después tendría Cristóbal Colón, los enemigos de Cristóbal Colón son casualmente los enemigos de Pedro Madruga, los sitios donde dijo Cristóbal Colón que estuvo son los mismos que sabemos que estuvo Pedro Madruga, hay muchísimos datos que respaldan esa total coincidencia, datos avasalladores como que por ejemplo Cristóbal Colón siempre protegió a los hijos de Pedro Madruga, se preocupó por todos sus hijos y ya en la época de Carlos V se afirma que el hijo de Pedro Madruga era hijo de Cristóbal Colón, hay muchísimas coincidencias.

-Pedro Madruga muere en extrañas circunstancias.

-Muy extrañas, supuestamente muere en 1486, pero más que morir desaparece porque no hay entierro, no se encuentra el cuerpo, nadie lo reclama, y casualmente el día que Cristóbal Colón visita a los Reyes Católicos está documentado que es el mismo día que Pedro Madruga visita a los monarcas, en la misma corte, en el mismo día y a la misma hora, estuvieron sentados en el mismo banco (sonríe). Después desaparece misteriosamente y no se sabe nada de él pero curiosamente aparecen más de 100 documentos que lo dan por vivo hasta 1506. Se trata de reclamaciones de dinero, pleitos etc donde se menciona a Pedro Madruga como una persona viva.

-¿Por qué habría cambiado su identidad, si los reyes sabían quien era realmente? ¿Para qué promover tanta confusión sobre su identidad?

-Pedro Madruga había sido uno de los enemigos más importantes de los Reyes Católicos pero en ese momento ya no había problemas, los reyes sabían perfectamente quien era Cristóbal Colón pero públicamente no podían darle todas las posesiones que le dieron llamándose Pedro Madruga porque el resto de la nobleza se les echaría encima, después de que Madruga hubiese sido un enemigo declarado. La clave es que Pedro Madruga conocía los secretos mejor guardados de la navegación portuguesa, era un experto navegante (algo que muy poca gente sabe), entonces los reyes lo que hicieron fue decirle que no le devolverían el condado de Sotomayor pero a cambio de lo que te daré me entregarás esos secretos de la navegación de Portugal. Y ahí empezaron las negociaciones, aclarando que le darían mucho, concesiones que no se las habían dado a nadie, a cambio de que esos secretos fuesen para Castilla, se ocultaría el nombre de Madruga, se usaría el apellido materno etc. De hecho hay varios autores contemporáneos a Colón que lo llaman Pedro Colón, en la corte y también en Portugal.

-¿Cómo había sido hasta entonces la vida de Pedro Madruga?

-Era hijo natural del señor de Sotomayor, que lo mandó a estudiar con Esteban de Soutelo, su tío. Los Soutelo no están emparentados para nada con los Sotomayor, en cambio los Colón si están emparentados con los Soutelo. Lo manda al monasterio, de ahí sale a los 14 años, se hace a la mar y se marcha a Portugal y aprende todo de la navegación de la mano de su hermano, Bartolomé Colón, casualmente una persona cuya vida es tan misteriosa como la de su hermano, pero ahora se sabe que Pedro Madruga tenía un hermano de padre y de madre, que se llamaba Joao Goncalves de Sotomayor, que encaja totalmente, absolutamente, con Bartolomé Colón. Joao Goncalves era hijo del mismo padre y de la misma madre, que nosotros creemos que era Constanza de Colón, la madre de Pedro Madruga y nacida en Poio.

-Su libro recoge las últimas investigaciones sobre la teoría coloniana ¿el peritaje de los escritos de Madruga y Colón es el más reciente avance?

-Además de ello hay varios detalles, por ejemplo que se hablaba de un centenar de topónimos de la ría de Pontevedra, nombres con los que Colón fue bautizando localidades en el descubrimiento, pero gracias a Portos del Estado, que sacó hace un par de meses un mapa con las coincidencias de los nombres de la ría, hoy sabemos que son casi 200 topónimos, solo un marinero muy experimentado, un gran conocedor de las rías gallegas, podría saber tal número de nombres.

CRISTÓBAL COLÓN Y PEDRO A. DE SOTOMAYOR: USARON EL MISMO ESCUDO DE ARMAS

El escudo de armas de Cristóbal Colón, está compuesto de cuatro cuarteles, el  último cuartel es el espacio reservado a las armas que solía tener, en donde se recoge las armas primitivas y/o de linaje del Almirante, Colón utiliza el mismo escudo de armas que utilizo Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga), cuando construyo la muralla defensiva en el castillo de Sotomayor.

Al Almirante al volver del primer viaje del descubrimiento el 20 de mayo de 1493, los Reyes Católicos le concedieron por privilegio el poner en su escudo de armas, 1º de sinople, un castillo de oro, 2º de plata, un león de púrpura, 3º en ondas de azur, unas islas de oro, y 4º las primitivas armas propias  según dice el documento real de Mayo de 1493:

     “en el otro cuadro bajó a la mano izquierda las armas vuestras que soliades tener, las cuales armas sean conocidas por vuestras armas e de vuestros fijos e descendientes para siempre jamás”.

                220px-House_of_Colon_COA_(primitivas).svg[1]       

Escudo otorgado a  Cristóbal Colón

En el siglo XIV, la sociedad estaba estructurada en clases sociales muy diferenciadas; estas eran muy restrictivas entre sí, y difícilmente o poco menos que imposible. se podía pasar de un estatus social a otro, los prejuicios de casta eran muy frecuentes en la sociedad, y estaban muy arraigados en ella, las normas sobre uso de las armas reales era muy estricta, habiéndose dictado una disposición que restringía su uso a muy pocas personas, y prohibía expresamente el uso de las armas de los Reyes Católicos.

En las Cortes de Toledo año 1480 dictan (los Reyes Católicos) una Orden que Carvajal llama “casi divina” para reformación y remedio de los desórdenes pasados. Estaba dirigida exclusivamente a la grandeza, y prohíbe a ésta que ostente en sus escudos las armas reales.

Los Reyes no pueden vulnerar una disposición impuesta por ellos doce años antes, y mucho menos una Reina a la que le preocupaba de sobremanera la impartición de la justicia. Los reyes no le otorgarían el escudo real a Colón, si no tuviese derecho a ello.

Por lo que se puede concluir, que Cristóbal Colón pertenecía a la nobleza, y es evidente que el Almirante anteriormente había tenido “armas”,  “…las armas vuestras que solíades tener…” Esta expresión aparte de revelar que en ese momento era noble, estaba inhibido de usar la representación heráldica propia o personal, de otra manera lo identificarían con el linaje de los Sotomayor, de ahí la expresión “soliades”. En la concesión de los atributos de su escudo,  le son concedidos el escudo real de Castilla y León que ocupa los dos primeros cuarteles del escudo  constituye simplemente un “acrecentamiento de armas”. Unas armas propias o personales que eventualmente Colón puede usar como suyas y simultáneamente las nuevas armas. El uso de las armas reales estaba restringido a pocas personas impensables para un plebeyo.

Si nos atenemos a lo que los reyes católicos expresamente establecen en la real provisión, en ese cuarto cuartel se recogerían la armas que Cristóbal Colón debió de declarar ante el iluminador de la cancillería que eran las habitualmente portadas “soliades tener”, sin que estas tuvieran necesariamente que ser las de su linaje, lo que por otro lado, en momento alguno llega a ser manifestado por los monarcas. Es más, en análogas circunstancias, cuando los soberanos procedían a mejorar o incrementar graciosamente las armas de linaje de una persona con nuevos cuarteles o figuras, hacía constar expresamente el que se poseían aquellas, acometiéndose seguidamente su pormenorizada descripción, como nos acreditan varios acrecentamientos de armas de esta índole, en esa época.

La verdadera sorpresa estriba en que,  frente a toda previsión al respecto, las armas incluidas en el referido cuarto cuartel de la reproducción proporcionada por el privilegio original en pergamino, y que serian representación de aquellas que el Almirante habría manifestado que solía tener, son las mismas que se encuentran en la muralla defensiva (exterior) del castillo de Sotomayor, la cual Pedro Álvarez de Sotomayor mando construir, después de las revueltas irmandiñas.

 MURALLA

Muralla defensiva del Castillo Sotomayor construida por Pedro Álvarez de Sotomayor (Pedro Madruga)

Existen en el castillo otras representaciones del escudo, pero estas fueron posteriores, puestas en las primeras décadas de siglo XV,  por el Comendador Diego de Sotomayor, hijo de Pedro Madruga, en donde aparece el escudo de los Sotomayor y el de los Zúñiga, (concretamente los de Belalcázar que eran Sotomayor-Zúñiga).

AAAAAA

 Escudos de armas en el castillo Sotomayor

Lo significativo es que Pedro Madruga manda colocar en la muralla defensiva del castillo de Sotomayor, mucho antes de aparecer Colón el mismo escudo que los reyes le reconocieron a Cristóbal Colón “soliades tener”.

 

Artículos relacionados:

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (I) – “Dona nobre” ou “mulher vil”. Indícios de um testamento

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (II) – Dona Constanza de Zúñiga. Uma figura inconsistente, entre Monterrei e Miranda del Castañar

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (III) – Dom Diego de Soutomaior, comendador na Ordem de Alcántara. Interessado propalador de uma nobreza de quatro costados

No rasto matricial do conde D. Pedro de Caminha (IV) – Constança Gonçalves, “vil” filha de alfaiate; e João Gonçalves, o outro irmão do conde de Caminha

Diego de Veragua y los Sotomayor

CRISTÓBAL COLÓN Y PEDRO A. DE SOTOMAYOR: USARON EL MISMO ESCUDO DE ARMAS

Modesto Manuel Doval Montes

 Cristóbal Colón señor feudal gallego

Cristobal Colon señor feudal - Manuel Doval

Cristóbal Colón es un personaje fascinante, antes de presentarse en la corte de los Reyes Católicos nada se sabía de él, existe un misterio que rodea su origen.

 

La teoría que afirma que Colón nació en Galicia, es la que aporta más información y documentación, la teoría oficial (genovesa) se cae por su propio peso ai querer presentarnos a Colón como un cardador de lana, ¿podría tener audiencia con los Reyes un lanero?

 

Para desentrañar el misterio del origen del Almirante basta con seguir su vida, su comportamiento, sus escritos y tas referencias de los hechos.

 

La vida del Almirante está plagada de relación con Galicia, su comportamiento y su carácter demuestran que el Almirante y el señor feudal gallego Pedro Álvarez de Sotomayor conocido como Pedro Madruga, eran la misma persona.

 

Presentamos las aportaciones realizadas hasta el día de hoy para demostrar que COLÓN ERA GALLEGO.

 

Comprar el libro de Manuel Doval

CRISTOBAL COLÓN, EXPERTO NAVEGANTE

C.CoL.

La tesis  gallega del origen de Cristóbal Colón, afirma que Colón y Pedro Álvarez de Sotomayor, eran la misma persona, las propias palabras del Almirante así lo avalan, hoy se sabe dónde y cómo aprendió a navegar.

No existen dudas respecto a que Cristóbal Colón era un experto navegante,  carteaba, medía la latitud, y utilizaba el valor de la legua según la escuela portuguesa y gallega, experiencia que se obtiene a lo largo de varios años navegando. Colón  lo aprendió gracias al apoyo de familiares, conocidos y amigos de su padre Fernán Yáñez de Sotomayor.

Fernán Yáñez de Sotomayor,  padre de Colón, era un  importante armador de Pontevedra y tenía la capitanía de barcos propios, tenia tratos comerciales  en el Atlántico y Mediterráneo con otros corsarios, que eran  familiares y amigos.

Con  respaldo en el corso se ejercía la piratería, el pirata gallego Gonzalo Correa, atacaba las rutas comerciales del Atlántico y norte de Europa, refugiándose en las costas pontevedresas,  con el claro consentimiento del padre de Colón. Sigue leyendo CRISTOBAL COLÓN, EXPERTO NAVEGANTE