Exponen cartas manuscritas de Cristóbal Colón

La Casa de Alba deja ver al público su imponente patrimonio artístico.

La Casa de Alba abrió sus puertas al gran público a su imponente patrimonio artístico, en una exposición que devela las obras de arte acumuladas a lo largo de los siglos por una familia de cuya historia como mecenas hablan piezas de Tiziano, Rubens, Zuloaga, Renoir o Zurbarán.

Entre las “piezas estrellas” de la colección destacan las cartas manuscritas de Cristóbal Colón a Alonso de Morales en 1501 o a su hijo en 1498, así como el mapa que dibujó sobre la isla de La Española la primera vez que la vio, en 1492.

Otras obras “únicas” de la muestra, que inauguró el viernes la reina Sofía en el espacio Centro Cibeles de Madrid, son el lienzo “La duquesa de Alba de blanco”, pintado por Francisco de Goya en 1795, y la impresionante tabla del cuatrocentista italiano Fra Angelico “La Virgen de la granada”, pintada por el fraile dominico hacia 1426.

Más de un 70 % de las 150 piezas exhibidas ahora en la capital no habían salido nunca de los Palacios de Liria (Madrid) y de Monterrey (Salamanca), propiedad de la familia de Alba, por lo que ésta será la primera ocasión en que la Casa de Alba muestre públicamente el rico patrimonio atesorado a través de generaciones enteras.

En más de mil metros cuadrados expositivos, la familia de Alba da a conocer sus “recuerdos familiares” y las obras de arte acumuladas “según los gustos personales” de cada época y de los duques del momento, con piezas que abarcan pintura, escultura, documentos históricos, manuscritos, objetos arqueológicos, joyas, mobiliario y trajes, según Enrique Bonet, autor del diseño museográfico.

Piezas únicas del Nobiliario de Indias, como los escudos de armas concedidos a Francisco Pizarro, la Biblia de la Casa de Alba o una primera edición de El Quijote son otras de las exclusivas piezas de este proyecto expositivo, que se podrá ver en Madrid hasta el próximo 31 de marzo.

La actual duquesa, Cayetana de Alba, aparece al final del recorrido retratada de niña en un gran óleo realizado en 1930 por Ignacio Zuloaga, pintor que también retrató a su padres. Cayetana de Alba y su madre aparecen, también, representadas en dos cabezas escultóricas realizadas por Mariano Benlliure en mármol, mientras que el padre de la XVIII duquesa de Alba está representado con un busto en bronce del mismo artista.

Fuente: http://www.eltribuno.info/salta/229665-Exponen-cartas-manuscritas-de-Cristobal-Colon.note.aspx