Hasta en la Corte de Castilla le llaman Pedro!

original Lucio marineo con marca

libro de Lucio Marineo

Lucio Marineo Sículo, era el confesor de Isabel la Católica. Una prueba más de que en la corte castellana se conocía muy bien al conde de Camiña, Pedro Madruga, es que hasta este confesor de la reina le llama Pedro Colón en su obra De laudibus Hispaniae Libri VII, publicada en Burgos en 1496, primera versión de la posterior De rebus Hispaniae memorabilibus Libri XXV (Alcalá, 1530).

 En la  imagen superior tenéis el original de 1530, en latín, y debajo una traducción posterior de un facsímil, ya en castellano, donde menciona que “enviaron a Pedro Colón con treinta y cinco naos, que dicen carabelas, y con gran número de gnte a otras yslas mucho mayores que tienen minas de oro… ”

 Los historiadores dicen que es un error del autor, a pesar de que lo repite en el lateral del libro como referencia. Pero el error es de ellos, no de Marineo, que sabía muy bien quien era el Almirante: Pedro Madruga de Soutomaior.

 A fin de cuentas, hoy en día no hay ninguna duda para el investigador serio que se acerca a este asunto con objetividad. Philippot ha descifrado la enigmática firma del descubridor que contiene las inciales del arbol genealógico de Pedro Madruga, pero estos apuntes sirven sólo para recordar las múltiples pruebas que han aparecido una vez que la clave de Colón está resuelta. Esa clave es Pedro Alvarez de Soutomaior, cuyo nombre de la infancia como bastardo era Cristóbal Pedro de Colón, que fue reconocido por su padre como Pedro Fernandez Eanes de Soutomaior y que al heredar de su hermano Alvaro el feudo de Soutomaior a los 37 años se conviritió en Pedro Alvarez de Soutomaior, mas conocido por Pedro Madruga, el noble mas importante del medievo en Galicia y fiel aliado de rey portugués.

 Colón era galego!            Gracias por difundirlo!

Carlos de Vilanova