¡Si!, tengo un Can de Palleiro

Tengo que deshacerme de la pareja de Can de palleiro, se me escapan continuamente y tengo problemas con los vecinos. El macho (hijo de Gipanto) está registrado por la Xunta y la perra (hija de fusco) tiene 14 meses, a los 18 meses tenía pensado hacerle el reconocimiento de raza. Los perros tienen un excelente carácter.

Interesados contactar en conchouso_arroba_gmail.com

 

Can de Palleiro

Can de Palleiro

Ya hace tiempo que trato de omitir que tengo perro, el motivo es el pánico que me produce la pregunta de rigor:

Y ¿Qué perro tienes?

¡Tengo un “can de palleiro”!

-Son los mejores, son más listos que los de raza.

No, no, es de raza ¡can de palleiro!, la Xunta de Galicia lleva un registro de aquellos ejemplares que reúnen unos criterios raciales concretos. Y si se decía de ellos que solo les faltaba hablar.

– Ya, nosotros tuvimos siempre perros palleiros y eran los más listos.

¿Y como eran?

– Pues, cada uno de su padre y de su madre.

No, no, lo que teníais entonces eran perros cruzados, que sí, que vulgarmente se le llaman en Galicia “palleiros”, se le puso este nombre en alusión al lugar donde dormía, pero yo tengo un “can de palleiro” que es el perro de pastoreo que siempre hubo en Galicia antes de la llegada de otras razas foráneas.

– Si, si, al final son los más fuertes y más listos, dan menos problemas que los de raza.

Mira…   ¡vai raña-la cona!.

Can de Palleiro o Pastor Gallego

Can de Palleiro o Pastor Gallego

Voy a tratar de explicar por última vez que es lo que yo tengo, y cuando alguien me pregunte ¿Qué perro tengo? le escribo este link donde me deje. A ver, si al final, no puedo tener lo que creo tener o lo que me dé la gana.

Los primeros pueblos Godos que se asentaron por Centro Europa y norte de España, eran nómadas, con ellos traían unos perros alobados o unos lobos aperrados, que eran muy útiles para el guiado del ganado vacuno y cabalar. Una vez asentados, estos perros siguieron siendo útiles en aquellas zonas donde se mantenía este tipo de ganado, valían para la defensa, dormían fuera y sobre todo mantenían la habilidad del lobo de guiar el ganado, no hacia precipicios, si no, de la forma que su macho “alfa” (el hombre) le decía, que era bien hacia los pastos, o bien, hacia las cuadras.

Para el guiado de ovejas, se requiere de otro tipo de perro, más nervioso, más ladrador y más pequeño.

En Galicia el Can de Palleiro era imprescindible para guiar las vacas, una detrás de otra,  por caminos y cunetas, además de representar una defensa vigilante contra ataques de lobos. En los últimos tiempos al ir desapareciendo la mono-vaca y apareciendo la estabulación, su función quedó renegada únicamente a la defensa de la casa, y se empezó a tenerlos encadenados, cuando su naturaleza era la de estar totalmente libres y sueltos.

Por otro lado, se empezó a traer perros foráneos, el que más el Pastor Alemán, que tenía unas características muy similares al Can de Palleiro y en Galicia muy valoradas por reminiscencias del perro paisano.

Todo aquel que tenga más de cuarenta años y no sea un urbanita total, recordará aquellos perros alobados o negros que andaban por las aldeas y que les llamaban “de raza loba” o “perros lobos”, pues bien, estos perros eran Canes de Palleiro, a partir de los años 50 se valoraban más los de estas capas que los de color arena, al tener un parecido brutal con el lobo, creyendo, y cierto era, que intimidaban más a los extraños; lo malo de esto, es que en vez de seleccionar aquellos ejemplares mejores para las labores de una casa rural gallega, se escogían los más fieros y entre ellos los alobados, haciendo que la capa alobada llevase aparejada problemas de conducta (perros agresivos). No es cierto que la capa alobada de perros fieros, si no que los de esta capa con el carácter normal y equilibrado fueron descartados.

Can de palleiro – Pastor gallego – Perro lobo gallego

En zonas donde abundaba el lobo y el Can de Palleiro mantenía su función, la capa elegida era la canela o arena, que permitía diferenciar al perro del lobo, y que el primero no llevara un tiro de escopeta.

Entre los amantes de estos perros, surgió en los años 90 una Asociación para la recuperación de este perro, ya que se veía que el cruce intensivo con otras razas acabaría por completo con un perro que se había mantenido racialmente hablando durante cientos de años.

Como en todas las razas se escogieron unos rasgos tanto de carácter como morfológicos que mejor representaran la raza, tratando de ser los mismos que se utilizaron siempre. Se evitó cometer errores como en otras razas, por ejemplo, el Pastor Alemán, que por estética se escogían los animales que presentaban una cadera más baja que la cruz, potenciando de esta forma un defecto congénito (mutación) que tantos problemas de cadera dio a esta raza. Al carácter se le dio mucha importancia, de hecho, para mí es uno de los rasgos más representativos del animal, tiene que ser un perro equilibrado, tranquilo, poco ladrador, muy obediente a las indicaciones de su dueño, proteccionista con todo aquello que rodea y forma parte de la casa, tanto objetos, como personas y otros animales.

Pastor de Württemberg

El Pastor Alemán fue creado en 1899 a partir de dos razas, una que se criaba en la región de Thuringia y otra en la región de Württemberg y otras partes de Sajonia, esta última es la que más características comparte con el Can de Palleiro,  de hecho, podríamos decir que era nuestro Can de Palleiro, tanto por su carácter, como por su morfología, de estos perros ya no queda ninguno en Centro Europa.

Decir que para quitar los primeros ejemplares de Pastor Alemán se empezó con trece patrones y se descartaron los blancos al creer que eran albinos, soportando un alto grado de consanguinidad, sin embargo, en nuestro caso la aportación de patrones fue muy superior, más de 150 y con muy poca consanguinidad. Podemos decir que el Can de Palleiro no es una raza artificial, como lo pueden ser la mayoría de las que conocemos, Golden Retriever, Doberman, etc. El Can de Palleiro no hubo que crearlo, ya existía, eso sí, hay que seguir seleccionando los mejores ejemplares, tal como se vino haciendo desde hace cientos de años en las aldeas de Galicia.


Características del perro “Can de Palleiro”

 

Este animal es de tronco indoeuropeo, rústico y fornido, de tipo lupoide (Mégnin, P.,1897), de perfil recto, eumétrico, de tamaño medio, de unos 60-62 cm a la cruz; mesodolicomorfo, de proporciones harmónicas y de constitución fuerte, con huesos bastante anchos, característica de su rusticidad. Las hembras son algo más bajas, de aspecto más ligero y de proporciones más longilíneas.
A pesar de presentar una osamenta fuerte no da una sensación de pesadez o de animal linfático, ya que sus movimientos son rápidos y de buena musculación.

Temperamento y comportamiento.

Perro pastor y de guarda, polivalente, pues tanto va con las vacas guiándolas y guardándolas como también cuida de la casa. Guardián de proverbial inteligencia, presenta un carácter fuerte y reservado con los extraños, siendo además valiente y mordedor, características que lo hacen un gran colaborador en la conducción y guardia del ganado. Con una gran fidelidad para con su amo, con la gente de la casa se vuelve dulce y tranquilo.
Es necesario destacar la estabilidad psíquica y equilibrada de este animal, propio de un perro pastor, por lo que esta característica se debe cuidar en extremo, fomentando la selección de ejemplares equilibrados y suficientemente socializados.

Can de palleiro – Pastor gallego – Perro lobo gallego

Apariencia general


Características regionales.

Cabeza.
La cabeza es fuerte, con una longitud aproximada de 4/10 la alzada a la cruz, en forma de una pirámide horizontal, con hueso denso, proporcionada con la conformación del animal. El cráneo es plano y largo, con arcos superciliares suavemente marcados y cuencas orbitarias poco apreciables. La depresión frontonasal no es muy evidente. La nariz y el hocico son medianos y angostos, proporcionados a las dimensiones de la cabeza. Los labios son normales y apretados (sin que el superior supere la base de las encías inferiores), no tienen tendencia a ser colgantes. Las mandíbulas son fuertes, con arcada dentaria completa y ortognatos, con mordida en tijera. Los ojos son de mediano tamaño y de expresión vivaz, de color variable, desde castaña oscura en las capas negras, hasta el color miel o amarilla; en algunos ejemplares, la pigmentación de los párpados es negra. Las orejas son de inserción alta, grandes y erguidas, con una implantación un poco abierta.
Cuello.
Presenta un cuello musculoso y proporcionado con la cabeza y el tronco. Debe formar un ángulo con la horizontal de 45º, la elevación es más evidente con el perro en acción. La piel no forma papada.
Tronco.
El cuerpo en su conjunto es mediano aunque ligeramente alargado. La cruz es fuerte para la inserción con el cuello; la línea dorso-lumbar debe ser ligeramente descendente, sin ensillarse, con el dorso corto, ancho y fuerte, la grupa es redondeada. El pecho es largo y profundo, su perímetro supera en ¼ la alzada a la cruz, con fuertes costillas que no son aplanadas ni pronunciadas. El abdomen es corto y ligeramente ascendente a los pliegues del vientre. El rabo es grueso, de nacimiento alto y presenta abundante y denso pelo, en movimiento lo eleva pero no lo lleva enroscado en la grupa.
Extremidades.
Las extremidades son rectas y bien aplomadas, presentando una fuerte estructura ósea.
Las extremidades anteriores.
Son fuertes, secas, paralelas y bien aplomadas. La escápula forma un ángulo de 45º con la horizontal, uniéndose con el brazo en ángulo recto (articulación escápulo-humeral). El brazo es fuerte y musculoso. Los codos no deben estar muy separados ni apretados al pecho, con libertad de movimientos.
Antebrazos rectos que diminuyen su grosor de forma gradual hasta las cuartillas o metacarpos. Los carpos son de buen desarrollo y fortaleza. Los metacarpos están bien proporcionados, con buen desarrollo óseo. Los pies son ovalados, aunque con cierta tendencia a ser redondeados; con dedos gruesos y cortos, bien cerrados, con almohadas plantares moy duras y uñas cortas y fuertes, de color oscura, o también blancas en las capas claras.
Las extremidades posteriores.
Son fuertes, paralelas, perfectamente aplomadas posteriormente y con angulaciones evidentes. Muslo ancho, musculoso y flexible. Rodilla fuerte. Piernas fuertes. Corvejones fuertes y paralelos. Metatarsos sólidos, robustos y paralelos. Pies ovalados, con tendencia a redondearse, con dedos gruesos y cortos, bien cerrados, con almohadillas plantares muy duras y uñas cortas y fuertes, de color oscura, o blanca, en los animales de capa clara. La presencia de espolón y sexta uña es relativamente frecuente, aunque no es deseable.
Movimiento.
Los movimientos son ágiles y fuertes. El movimiento habitual es el paso, cambiando al trote y/o galope sin esfuerzo si el trabajo lo requiere.
Manto.
Piel.
La piel tiende a ser gruesa, sin flaccidez, adherida al cuerpo y la cabeza.
Capa (color).
La capa (color) es normalmente uniforme, presentando una gran variedad desde arenas, canelas, castaños, leonados e incluso negros; en ocasiones pueden presentarse ejemplares con la capa binaria alobada (pelos de color amarilla y en las puntas, negra), con mezcla íntima de pelos amarillos y oscuros, amarilleando en el cuello, garganta, pecho y extremidades, como sucede en los casos de ejemplares de esta capa (perro lobo). No son aceptables los individuos píos ni aquellos con grandes particularidades blancas.
Pelo.
En cuanto al pelo es espeso, tupido y denso, más en el invierno, por ser un animal que suele vivir cerca de la casa, siempre fuera, con el  ganado o en el pajar.
Tamaño y peso.
Alzada a la cruz.
Machos 59-65 cm; hembras 57-63 cm.
Peso.
Machos 30-38 kg; hembras: 25-33 kg.
Faltas, defectos y faltas y defectos descalificables.
Faltas.
Cualquier desviación de los criterios mencionados.
Defectos.
Origina la disminución más o menos acusada de alguna función determinada del animal, pudiendo ser total, parcial o regional, dependiendo del grado en que se vea  menoscabada la aptitud esencial del animal:
Cojeras en extremidades.
Ablaciones o mutilaciones en orejas y rabo.
Ausencia de piezas dentarias por extracciones.
Traumatismos en ojos con perdida de visión.
Faltas y defectos descalificables.
Son aquellas características que en absoluto se ajustan a los criterios mencionados no estándar racial y son excluyentes por si mismas:
Anomalías psíquicas.
Defectos anatómicos o de tipo, ligados a genes indeseables.
Inestabilidades o desequilibrios de carácter.
La timidez o agresividad extrema sin provocación.
Epilepsia.
Monorquidia y criptorquidia.
Displasia de cadera.
Atrofia progresiva de retina.
Cierres incorrectos des arcadas dentarias: enognatismos y prognatismos.
Ausencia de más de dos premolares.
Albinismos.
Los ejemplares píos.
Las capas blancas o con grandes particularidades blancas.
Iris de color azul.
Ficha del can_de_palleiro