Las viandas que tomaba Colón – La Voz de Galicia – 2006

Las viandas que tomaba Colón
20/05/2006 | // Arousa
Reportaje | Varios colectivos reclaman la patria gallega del almirante

Mientras el análisis de ADN no diga lo contrario, la tesis del origen gallego de Colón tiene tanto sustento documental como cualquier otra. Precisamente, en el día en que se cumple el 500 aniversario del fallecimiento del descubridor de América, una veintena de colectivos sociales y culturales de la comarca se unirán para defender de nuevo esta hipótesis y para reclamar que se investigue más profundamente esta vía.
Eduardo Esteban, uno de los promotores de la creación del grupo Colectivos por la patria gallega de Colón, explica que en la ciudad «hay un interés latente por esta teoría, que quizás no es tan publicitada como otras». De lo que no hay duda «es de que la relación de Colón con Galicia y Pontevedra es evidente, desde la construcción de la carabela Santa María a la tripulación del barco, pasando por otros muchos datos». Añade que después del encuentro que los representantes de estas asociaciones mantendrán en esta jornada, «se estudiará pedir formalmente a la Xunta la creación de una comisión que estudie y reclame el papel de Galicia y Pontevedra en la historia del descubrimiento».
En este sentido, Esteban considera que la ciudad debe explotar el filón turístico que otros lugares vinculados a Colón ya aprovechan. «En Gomera está la ruta de Colón y en Estados Unidos abrieron un museo con objetos suyos -señala-. Aquí tendríamos muchísimos ases». Acerca del proyecto del Concello de Poio para restaurar la supuesta casa natal del almirante, los colectivos consideran que de momento «no se está preocupando demasiado».
Para recordar hoy al navegante los colectivos han preparado un almuerzo en el restaurante Alvariñas de Combarro, en el que degustarán productos preparados y presentados al estilo de los que sirvieron de sustento a las tripulaciones que pusieron rumbo a América. Desde quesos con aceite a anguilas ahumadas, cecina y ostras escabechadas, a caldeirada de merluza, entre otras viandas. Para aderezarlo, vino de Chile, gentileza de unas bodegas catalanas «que también apuestan por esta tesis». Y de postre, dulce de tabaco relleno de café, en homenaje a los dos productos más famosos que ha dado el Nuevo Mundo.
Antes de la comida, las asociaciones depositarán una corona de laurel en el lugar donde se construyó la carabela Santa María (plaza del Muelle), un acto presidido por el Gremio de Mareantes, la institución que hoy recoge el testigo de la tradición marinera de Pontevedra.