Colón, por Arthur Brisbane y Valentín Letelier

 Publicado en la revista cubana “Cultura gallega” 1936 – La Habana

Era un católico. Su madre según las mejores pruebas históricas, era una judía, cuyos parientes ayudaron a financiar su viaje. Ella ocultó su re­ligión, como hicieron otros, a causa de que con­fesarla hubiera significado que la quemaran viva. ¿Por qué, pues discutir acerca de la religión? Un amigo religioso hizo objecciones a la declaración de que la madre de Colón fuera judía. Pero, si el Sefior escogió a una judía para que fuera ma. dre de su propio hijo, ¿por qué otra judía no podía ser madre de Colón? Arthur Brisbane, 1922. (Norteamericano).

 

S25C-109101711170

 

No hemos de renunciar jamás al parentesco que nos une al Cid Campeador y D. Alfonso el Sabio, a Cervantes y Quevedo, a Murillo y Ribera y mu­cho menos al que nos une al más grande de los españoles, al hijo inmortal de Pontevedra, a Cris­tóbal Colón, cuya nacionalidad española se acaba de comprobar, documentalmente, de manera irre­futable, 1910. Dr. Valentín Letelier, Rector de la Universidad de Santiago de Chile.