SALVATIERRA

          

        En este articulo nos centraremos en una de las villas de la isla La Española ( isla de Santo Domingo , actualmente República Dominicana y Haití ) , descubierta por el Almirante Cristóbal Colon en su primer viaje.                                                                       
       Nos referimos a Salvatierra de la Sabana ( actualmente Les Cayes , Haití ), donde vamos a mostrar si es una toponimía más que asignó el propio Almirante Colón.                                                                                                                                              

Pero antes , vamos a generalizar un poco sobre las fundaciones realizadas en La Española.

la española                                                      mapa La Española s. XVI


Cristóbal Colón cuando arriba a La Española , funda una serie de fortalezas ( Natividad , Santo Tomás , San Cristóbal ,etc..) y ciertas villas ( Concepción , Bonao , Puerto Plata , etc..) mayoritariamente en la etapa de su segundo viaje (1493-1496) .                                                                                                                             

Cuando Cristóbal regresó de su segundo viaje dejó en La Española a Bartolomé como gobernador civil y capitán general (1496 – 1498 ).                                                            
Ya en el último año del tercer viaje (1498-1500) , nos encontramos con el inesperado desenlace y desencuentro de Cristóbal Colón y sus hermanos con Francisco de Bobadilla el cual les despojó de sus bienes y poderes con gran injusticia y llevados presos a España.                                                                                                                              

Una vez en España , los Reyes Católicos , enterados de la grave suceso y situación de Cristobal y sus hermanos , organizaron en el próximo viaje ( 1502 – 1504 ) enviar a Colón a descubrir nuevas tierras y a Fray Nicolás de Ovando como gobernador de La Española en sustitución de Bobadilla.        

Hizo de Ovando el siguiente retrato moral y político el padre dominico fray Bartolomé de las Casas:                                                                                                                               
«…En tiempo y año de 500, por las grandes quejas que el Almirante a los 
Reyes daba de los agravios que decía haber rescebido del comendador Bobadilla, pidiendo justicia y cosas que, para imputarle culpas delante los Reyes alegaba, y por otras razones que a los Reyes movieron,determinaron Sus Altezas de proveer y enviar nuevo gobernador, a esta Isla Española y,por consiguiente,lo era entonces gobernándola de todas las Indias,porque hasta entonces ,y después algunos años,ninguno otro en isla ni tierra firme, ni parte otra de todas ellas.Este fue don fray Nicolás de Ovando,de la Orden de Alcántara que a la sazón era Comendador de Lares..»                                                                                                    
Hemos de recalcar que durante la gobernación de Francisco de Bobadilla (1500 – 1502 ) , se encargó , entre otras cosas , de la desaparicion de documentos y escrituras del Almirante , con lo cual nos encontramos con un gran vacio de información entre otras cosas , en el tema de las fundaciones u orígenes de otras villas.                                                                                                                                              
Precisamente Colón , en una de sus cartas , dirigida a Doña Juana de Torres , Ama de llaves del principe Don Juan fechada en La Jamaica  del año 1500 , exponía , entre otras cosas, el tema de la desaparicion de sus escrituras por Bobadilla:

«El  Comendador [Bobadilla] en todo lo que le pareció que me dañaria,luego fue puesto en obra….  

El Comendador en llegando a Santo Domingo se aposentó en mi casa; así como la falló así dió todo por suyo:vaya en buena hora,quizá lo habia menester: cosario nunca tal usó con mercader.

De mis escripturas tengo yo mayor queja que así me las haya tomado,que jamás se le pudo sacar una,y aquellas que mas me habían de aprovechar en mi disculpa esas tenia mas ocultas…»

Así pues , una vez , arribado a La Española , Fray Nicolás de Ovando, y sustituyendo la gobernación a Francisco de Bobadilla llevaba consigo una Orden Real de fundar de manera oficial las villas que habían en dicha Isla Española , asignándolas funciones , organizacion , población , etc.. Aunque en la historia oficial sobre las villas tengamos la información de estar fundadas durante los primeros años de gobernación de Nicolás de Ovando , realmente muchas lo eran ya de años atrás. Era una manera de organizar mas oficialmente a dichas villas con sus nuevas funciones administrativas y organizativas , etc.. coincidente , en ese mismo año , de 1503 , con la creación de La Casa de Contratación de Indias , en Sevilla..                                                                             
En esta etapa misma al Almirante Colon , aparte realizar sus nuevos descubrimientos en otras tierras , lo tenemos ubicado de nuevo en La Española en los dos últimos meses ( agosto – septiembre 1504 ) junto el gobernador Fray Nicolás de Ovando.  

Centrándonos en la villa de Salvatierra , cuando Ovando formaliza de manera oficial la fundacion de esta villa (1503 ó 1504) , la ordena en nombre de Diego Velazquez , llamándola Salvatierra «de la Sabana». De éste mismo Diego, que más tarde serviría a Diego Colón tenemos que:                                                                                                          
«..Diego Velazquez con era uno de los antiguos colonos de la Española; habia tenido en ella los primeros cargos,y sido criado del Adelantado Bartolome Colón: habíase portado en dichos empleos con mucha conducta y se habia adquirido la estimacion de los antiguos españoles dela isla,era rico,dotado de prendas,muy amable,y pasaba por un hombre rectísimo y muy honrado..».                                                                                       

                                              CARTA GEOGRAFICA                                                               
Como ya comentábamos anteriormente ,algunas de esas villas ( villas , fortalezas , haciendas y/o caserios,) ya tenÍan su existencia en la época de gobernación del Almirante , por mucho que por parte de Ovando las fundara años mas tarde de manera oficial.                                                                                                                                                                                                                                                                                  
Fijándonos en una de las cartas geográficas de Colón,vamos a intentar descifrar que villas en su época tenia de alguna manera ya asentadas y con ello las siguientes observaciones:

lejos

      De este mapa desprendemos lo siguiente en su ampliación:


  Aquí tenemos las villas deSanto Domingo ( Santo Dominico según en el mapa ) ( fundada  segundo viaje por Colón) Buenaventura ( un poco ilegible en el mapa ) ( fundada segundo viaje por Colón) Bonao (fundada segundo viaje  por Colón) Concepción (fundada segundo viaje por Colón) Santiago (fundada segundo viaje por Colón)

5 villas

 Puerto de Plata  (fundada segundo viaje por Colón)

puertode plata

aquí Puerto Real  (fundada segundo viaje por Colón)

puerto real

y en ésta , San Juan de la Maguana («de la Maguana»,para distinguir de la isla «San Juan» de Puerto Rico)    (Maguana fué gobernada por el cacique Caonabo,el responsable de la muerte de los españoles que se quedaron en el fuerte Navidad en el primer viaje , y  fué preso por Colón segundo viaje)

san juan de la maguana

y ésta otra , Villanueva (denominada posteriormente Villanueva de Aquino , por Ovando)

villanueva

y en ésta Isabela ( «Chabela» según parece escrito en este mapa) ( fundada segundo viaje por Colon )

isabela

también tenemos a Salva (denominada después como Salva-león de Higuey o Gibraleón , por Ovando)

salvaleon

y otra villa y/o hacienda y/o caserio, aparecida en esta carta, sin nombre,que estaría en sus inicios , por su posición geográfica correspondería a la villa que posteriormente Ovando la  fundó como Compostela de Azua

azua

Y por último , tenemos aquí , y lo que nos interesa,es la la localización , en esta misma carta geográfica de Colón , de la villa de..   
                                                             SALVATIERRA

salvatierra
Concluímos, pues, que parte de las villas fundadas por Nicolás de Ovando en 1503 ya existían previamente.

                                                     COLON Y SALVATIERRA

Una vez vinculada la villa de Salvatierra con el propio Almirante,vamos a intentar poder relacionar dicha toponimía con algunas de la geografía española , tal como suceden en sus otras toponimías , en la que pudo inspirarse el Almirante:


¿sería por Salvatierra , de Álava?, ¿sería por Salvatierra de Santiago , de Cáceres?, ¿sería por Salvatierra de los Barros , de Badajoz?, ¿sería por Salvatierra , de Salamanca?


Si nos fijamos , en otras toponimias asignadas por el propio Almirante en Las Indias,y la gran coincidencia de muchas de ellas localizadas en un mismo área geográfico de Pontevedra ,como lo que exponemos a continuación:

CARTA NAUTICA

Observamos  lo siguiente:                                                                                                             
¿Podría haber otro Salvatierra en la geografía española aparte de los mencionados anteriormente en Pontevedra? .La respuesta es : Sí.                                                          
La tenemos en el área del Miño , Pontevedra ,que corresponde a Salvatierra del Miño (la asignación «del Miño»  fué a principios del siglo XX , para evitar la confusión de otros «Salvatierras«).                                                                                                            
Así pues, exponemos , como ejemplo , la ubicación de Salvatierra en uno de los mapas medievales como aquí se muestra, en el mismo área geográfico de Pontevedra:   

SALVATIERRA MAPA

                                               SALVATIERRA (del Miño)                                                         
Ya tenemos pues , Salvatierra fundada por el gobernador Cristóbal Colón , relacionada  a su vez como otra toponimía más en el mismo área geográfico de Pontevedra.                                                                                                                                                                                                                                                               De Salvatierra (del Miño) sabemos que en el año 1389 Juan I de Castilla donó Salvatierra a Payo Sorred de Soutomaior.El rey Juan II realizó una nueva cesión del señorío de Salvatierra al conde de Ribadeo. Éste la vendió en 1446 a Diego Pérez Sarmiento.                                                                                                                                                                                                                                                                                     Diez años más tarde el título pertenece a Álvaro Páez de Soutomaior.           
Heredó el señorío su hermano bastardo, Pedro Álvarez de Soutomaior, conocido con el sobrenombre de Pedro Madruga.
                                                                                      
José López Requejo , en su relato sobre  Salvatierra ( revista Mondariz año 1915) nos informa:

«..De la fortaleza de guerra que alzaba sus espesos muros y altanería de sus torres frente a la plaza portuguesa de Monçao, sólo separada por las claras aguas del Miño, quedan únicamente cimientos de torreones y lienzos de pared que la hiedra escala y los musgos barnizan. 

El castillo de Salvatierra aparece en las crónicas al mismo tiempo que el Conde de Camiña Pedro Madruga. En la novelesca historia de este magnífico aventurero, hay una fecha en que tiene precisión de pasarse a Portugal, porque el arzobispo de Compostela, D. Alonso de Fonseca, y el Conde de Monterrey con numerosa y lucida hueste, deciden correrle la tierra. 

Y entonces, cuenta Aponte, el Conde de Camiña guarneció sus ocho o nueve fortalezas y pasó la frontera «con todo lo que tenia». «Pero sus enemigos—sigue Aponte—fuéronse a más andar derechos a Salvatierra, y mirándola muy bien en derredor, parecióles muy forte, con buenas cercas, con sus torres, y en cerco y barreira y ponte lebadizo, vieron que no la podían combatir, porque estaban dentro buenos sesenta hombres bien armados, con buenos tiros de fogo, espingardas y ballestas fuertes.»    ..»                                                                

Para los que defendemos la teoría de Cristobal Colon identificado como Pedro Madruga ,esta ubicación de Salvatierra , posesión del noble Pedro Madruga ,como toponimía asignada por el Almirante Colón , nos aporta no sólo una toponimía más en Pontevedra para la teoría del Colón gallego , sino la relación a su vez también con una de las posesiones de Pedro Madruga.

                                              ARMAS ISLA LA ESPAÑOLA                                                              
Ahora fijémonos en otro apunte. En el año 1508 a la isla La Española se le conceden armas tanto a la isla como a sus villas:

Doña Johana, etc. 

Por quanto por vos los conçejos, justiçias e regidores, caualleros, ofiçialesomes  buenos  de la ysla Española por Diego de Nicuesa e el bachiller Antonio Serrano, vuestros procuradores, me hesystes relaçión que después que la dicha ysla fue por my e por la serenysyma Reyna doña Ysabel, que aya santa gloria, mi muy  e muy amada muger, fallada e ganada se auian fecho muchas poblaçiones e christianos e no se les auia dado armas e diuisas que truxesen en suspendones e pusyesen en otras partes donde las dichas çibdades e villas las suelen  traer e poner. 

Suplicandome mandase dar e diese armas a la dicha ysla para que truxiesedes en vuestros pendones e sellos e en otras partes necesarias, e asymismo  me suplicastes diese armas a cada vna de las villas que ay en la dicha ysla e yo, acatando como la dicha ysla fue por mi e por la Reyna doña Ysabel, que aya santa gloria, ganada, e como aueys seydo los primeros pobladores d’ella, de que Nuestro Señor es muy seruido e nuestra santa fee católica muy ensalçada e avmentada,e considerando los buenos e leales seruiçios que los vesynos e moradores d’esta a me aveys fecho e los grandes trabajos e peligros [q]ue aueys sufrido en 

 poblar esa dicha ysla e conquistarla e ganarla e traer a nuestra obidiençia a los yndios naturales pobladores d’ella, e porque es cosa convenible que los que bien o lealmente syruen que sean onrrados e remunerados e la dicha ysla sea mas   honrrada e ennobleçida, touelo por bien, e por la presente vos señalo e doy para que la dicha ysla tenga por  armas vn escudo colorado con las armas syguientes:

Vna vanda atravesada blanca con dos cabeças de dragones dorados en   canpo colorado de la misma / [forma] e manera que las traygo en mi guion real, e por orla castillos e leones e yugos e frechas e vna F e vna Y segund e de la  forma que aquí están señaladas e debuxados.

E otrosy a la villa de Santo Domingo señalo e doy por armas vn escudo en que están dos leones dorados e tyenen en lo alto vna corona de oro entre ambos leones e en medio d’ellos vna llaue azul en canpo colorado e en derredor çirculado el escudo con vna cruz blanca e prieta en el mismo canpo del bienauenturado Señor Santo Domingo;           

E a la villa de la Concepçión vn escudo de sangre con vn castillo de plata ençima d’el vn sobre escudo asul con vna corona de Nuestra Señora con dose estrellas de oro; 

A la villa de Santyago con vn escudo colorado con çinco veneras blancas con vna orla blanca e en ella syete veneras coloradas;

A la villa del Bonao vn escudo blanco de espigas de oro en canpo verde,e debaxo del escudo dorado; 

A la villa de la Buenaventura vn escudo e en él el sol que sale de vna nuve con algunos granos de oro todo en canpo verde; 

A la villa de Puerto de Plata vn escudo e en él vn monte verde de plata e en las puntas de lo alto vna F e vna Y de oro coronadas e en lo baxo vnas ondas blancas e asules:

E en la villa de San Juan vn escudo blanco e en él vn aguila negra con vn libro en la mano con vna orla dorada e en ella çinco estrellas de sangre;

E [a] la villa de Conpostela vn escudo asul e en él vn estrella blanca e en lo baxo  vnas ondas azules e blancas; 

A la villa de Villanueva de Aquino (sic) vn escudo colorado e en él vn castillo dorado sobre vnas ondas; 

A la villa de Verapaz vn escudo con vna paloma ençima que tiene vn ramo verde en el pico asentada sobrel / arco del çielo de diuersos  colores e en lo baxo vna paz; 

A la villa de Salualeon vn escudo e en él vn leon morado el canpo blanco e el asyento de sangre e en lo baxo dos cabeças de onbres;

E en (sic) la villa de Santa Cruz vn escudo e en él vna cruz blanca en canpo colorado con vnos fuegos blancos alderedor; 

A la villa de Saluatierra vn escudo e en él vn grifo de oro sobre sangre; 

A la villa de Puerto Real vn escudo e en él vna nao dorada sobre vnas ondas e canpo asul; 

A la villa de Lares de la Guahaua vn escudo verde e en él vna syerpe de oro en canpo verde con vna orla blanca, 

segund e en la manera que aquí pareçen todos debuxados los dichos escudos con los mismos colores e metales que son estos que están figurados enderedor del  escudo e armas de la ysla. Las quales dichas armas doy a la dicha ysla e a cada vna de las dichas villas segúnd e de la manera que arriba va declarado por sus armas conosçidas para que las podades thener e poner en vuestros pendones e sellos e otras partes donde  quisyeredes e fuere menester;

e otrosy es mi merçed e voluntad que todas las partes donde ovieredes de poner e pusyeredes las mis armas reales podays poner en el escudo la figura de la dicha ysla Española de la misma forma e manera que esta puesto en las armas reales que aqui van figuradas; e por esta mi carta mando a la Reyna doña  Juana, mi muy cara e muy amada fija, e al prinçipe don Carlos, mi  muy amado nieto, a los ynfantes, duques, prelados, condes, marqueses, ricos omes, maestros de las hordenes e a los del mi con / sejo e oydores de las mis abdiencias e alcaldes e alguasyles de la mi corte e chançilleria, e a los priores, comendadores e     subcomendadores, alcaides de los castillos e casas fuertes e llanas e a todos los conçejos, asystentes, corregidores, alcaldes, alguasyles, regidores, caualleros, escuderos, ofiçiales e omes buenos de todas las çibdades e villas e logares de todos los mis reynos e señorios e a todas e qualesquier personas a quien lo contenido en esta mi carta toda e atañe e atañer puede e a cualquier d’ellos que vos guarden e cunplan esta dicha mi carta, e contra el thenor e forma d’ella vos no vayan ni pasen ni consyentan yr ni pasar en tiempo alguno ni por alguna manera, e los vnos ni los otros no fagades ni fagan ende al por alguna manera, so pena de la mi merçed e dé cada* diez mill maravedís para la mi camara a* cada vno que lo qontrario hisyere; e demas  mando al ome que vos esta mi carta mostrare que vos enplase que parescades ante mi en la mi corte doquier que yo sea del dia que vos enplasare fasta quinze dias primeros syguientes no la dicha pena, so la qual mando a qualquier escriuano publico que para esto fuere llamado que dé ende al que vos la mostrare testimonio sygnado con su sygno,porque yo sepa como se cumple mi mandado.  

Dada en la muy noble e muy leal çibdad de Seuilla, a syete días del mes de sisyembre año del Nasçimiento de Nuestro Salvador Jhesuchristo de mill e quinientos e ocho años.                                                

                                                           YO EL REY.      

        Observando , pues ,  las armas concedidas a la villa de Salvatierra de la Sabana  tenemos:                                                                                                                         
    «..A la villa de Saluatierra vn escudo e en él vn grifo de oro sobre sangre..»

grifosalvatierra
          El símbolo «Grifo» es una invocación de diversos animales  , pudiendo ser dragones , representaciones y/o combinaciónes  de varios animales , p.ej, león y águila ,etc..

                                    escudosalvatioerra escudo

   

Por la parte que pudiéramos analizar en lo que respecta a Pedro Madruga , hoy en día tenemos el sepulcro de su hermanastro  Alvar Paez de Sotomayor , fallecido en 1468 , en la capilla de San Andrés de la Catedral de Tuy . En esta capilla se encuentra también el sacórfago del Obispo de Tuy , Juan Fernandez de Sotomayor , tio-abuelo de Alvar y Pedro , fallecido en 1423.

Remontándonos a los orígenes de la capilla de San Andrés , tenemos que fué mandada construir por el dicho Obispo Juan Fernandez de Sotomayor en 1422, y poco después de su muerte fué sepultado en ella. Años mas tarde  también fué sepultada en dicha capilla otro familiar , tia del Obispo , Doña Ines de Sotomayor ,a la vez tia-bisabuela de Pedro Y Alvar.                                                                                                    
Pero en el año 1464 , la boveda de la capilla San Andrés causaba bastantes problemas , fecha en la que según un protocolo la capilla amenazaba ruina por culpa :                                                                                                                                 
 «da bobeda de cima que se quer queir se non he socorrida,por lo que el cabildo acordó con Martín de Paredes,de acabarem la capilla Sant Andre que o bispo don Juan començou,estableciendo dicha concordia que començase  logo em este inverno a quebrar a pedra que fose mester para acabar a dita obra e despois de quebrada..que logo começaria a lavrala e asentar enno  veraano fasta acabar a dita capela que no desistiria da dita hobra».

Alvar Paez de Sotomayor  , fué el que se encargó de la restauración de dicha capilla San Andrés de Tui..                                                                                                                       
Cuando fallece Alvar Paez de Sotomayor en el año 1468 como consecuencia de las luchas irmandiñas , redactó un testamento poco antes  , aunque desconocemos sus cláusulas.                                                                                                                                           
Pero tenemos precisamente que  en uno de los testamentos de su hermano Pedro Madruga ,nos sitúa el sepulcro de su hermano junto la del Obispo:                                          
«..e mando, que meu corpo sea sepultado dentro da capela questá dentro da Yglesia da Ciudad de Tuy,que fezo meu Señor tío o Obispo Don Juan de Soutomayor,junto y a par donde hastá enterrado meu Señor Yrmao  Alvaro  Paz de Soutomayor,cuia ánima Deus aia  ..» 

Dicho esto , si nos centramos actualmente en la capilla de San Andrés sorprendentemente nos encontramos que en el interior de dicha capilla está decorada por dragones y … GRIFOS .

Centrándonos en el sepulcro de Alvar Paez de Sotomayor  , está bajo un arcosolio , donde tiene labrada sus armas de Sotomayor :

panteon sotomayor                                             Sepulcro Alvar Páez de Sotomayor                                                                                  (fuente imagen : Marta Cendón Fernández


Por emplazamiento adosado al muro era muy difícil apreciar su cara posterior , pero según recientes descubrimientos está tallado en ambos lados. Mendez Cruces en 1991 descubrió mediante fotografias a base de espejos que han revelado la existencia en dicho lateral del sacórfago de tres escudos, el del medio contiene un león rampante coincidiendo con armas de los Sotomayor en Portugal , donde también figuran un león rampante al timbre.                                                                                                                                        

Y precisamente los escudos restantes  , nos encontramos representados con                                             …GRIFOS.

Este es un croquis aproximado por parte de Mendez Cruces del lateral oculto:                                                          

ttuy 4 


                                                                      APÉNDICE 


                                 Historia de las Indias,Fray Bartolomé de Las Casas                           
                  Historia General de los hechos castellanos ( Antonio de Herrera , 1625)               
                                     La Ilustración Artística , Colón , octubre 1892                               
                                                Marta Cendón Fernández                                                         
                                     Manuscrito 1508 armas villas La Española privilegio armas1508 1 

privilegio armas1508 2

                                                   SALVATIERRA (del Miño)                                                                                                           (boceto año 1706)               SALVATIERRA MIÑO 1706

                                                     SALVATIERRA (del Miño)                                                                                                           (boceto año 1640)      

salvatierrra

                                                  

                                              SALVATIERRA (del Miño)                                                                                                            (boceto año 1646)

fuerte marques de Aytona en 18 de septiembre de 1646

 

La huella de Pedro Madruga en Cristóbal Colón

Una década para demostrar que Colón era Pedro Madruga

FRAN G. SAS | CANGAS

1384322_668525216600098_3933931716024809005_nLas teorías del origen gallego de Cristóbal Colón adquirieron una nueva dimensión cuando el marino vigués Alfonso Philippot expuso en los años 70 del pasado siglo la tesis de que el descubridor de América no era otro que el noble gallego Pedro Madruga. Para tratar de demostrarlo el investigador cangués Ángel Carracelas Requejo (1962) empleó 10 años de su vida en acudir a todas las fuentes documentales que pudiesen aportar luz sobre el tema, como el Archivo General de Simancas, el Archivo General de Indias o los archivos de la catedral de Tui. Los tres últimos años de trabajo los plasmó en un libro que desde hoy estará en las librerías, titulado La huella de Pedro Madruga en Cristóbal Colón, en el que defiende su convencimiento de que se trata de la misma persona.

Mañana tendrá lugar la presentación del libro, a las 20.00 horas, en el salón de plenos de Cangas. El día 19 será en el Museo Massó de Bueu y el 30 de diciembre en Pontevedra.

Apoya sus conclusiones en una serie de documentos «inéditos, desconocidos o muy poco trabajados», para los cuales necesitó incluso la ayuda de expertos paleógrafos. Desvela en el libro una serie de hechos de Pedro Álvarez de Soutomaior, el Conde de Camiña, muy poco conocidos, y que le llevan al «convencimiento» de que fue el descubridor del Nuevo Mundo. «Pedro Madruga fue un corsario a las órdenes del Rey portugués Alfonso V. Está demostrado que Colón también fue un corsario. Los documentos demuestran que Pedro Madruga era un experto navegante», indica. Apunta también a una carta de la mujer del noble gallego, la portuguesa Teresa de Távora, que escribió a Juana la Loca.

Entre los «documentos contrastados de finales del siglo XV y comienzos del XVI», el autor del libro encuentra información sobre alguno de los hijos de Pedro Madruga y su estancia en el nuevo continente. Las circunstancias de la muerte o desaparición del Conde de Camiña en 1486 en Alba de Tormes también vendrían a apuntar esta doble personalidad del que pasó a la historia como un navegante genovés.

Otro de los argumentos esgrimidos es el hecho de que la mano derecha de Pedro Madruga y capitán de sus tropas, Paio Veloso, estuviese muy relacionado con la entrada en Baiona de la carabela «Pinta», que procedía de América.

Ángel Carracelas explica que estaba interesado por la figura de Pedro Álvarez de Soutomaior desde la primera vez que visitó su castillo, pero que fue desde que conoció Alfonso Philippot cuando se interesó por avanzar en estas tesis y ordenar las ideas. Recuerda que el noble gallego mantenía buenas relaciones con las cortes castellana y portuguesa y que «sus amigos y enemigos eran los mismos que en el caso de Cristóbal Colón».

Para el cangués no existen apenas evidencias de que Colón tenga su origen en Génova y asegura que una implicación de las Administraciones en la tesis de su origen en Galicia cambiaría los libros de historia.

El artista cangués Camilo Camaño Xestido ilustra la portada tras acercarse con rigor a las descripciones sobre Pedro Madruga.

SOBRE ARMAS INÉDITAS DEL ESCUDO DE CRISTOBAL COLÓN.

A 3

En un manuscrito inédito ,hallado en la biblioteca de Madrid allá por el año 1950 , cuyo titular , Colección de Armas y Blasones de Indias  y cuyo autor , Fernando Martínez de Huete (funcionario del Consejo de Indias de mediados y finales del siglo XVIII, autor de estimables trabajos históricos y geográficos.),se nos muestra inédito una parte del escudo de Cristóbal Colón,diferente al que conocÍamos hasta el día de hoy.Pero antes,vamos a dar un poco de introducción sobre el tema del escudo de Cristóbal Colón.

                                          EL ESCUDO DE ARMAS DE CRISTOBAL COLÓN

Hasta ahora tal como conocemos sobre el escudo de armas de Cristobal Colón,cuando los Reyes Católicos,allá por el año 1493,después del éxito de su descubrimiento en su primer viaje de las Indias , le conceden un escudo de armas a Colon cuya descripción decía así:

D,Fernando é Doña Isabel &c.Por facer bien é merced á vos D.Cristóbal Colon,nuestro Almirante de las Islas é Tierra-firme por nuestro mandado descubiertas, é por descubrir en el mar Océano en la parte de las Indias : acatando los muchos é leales servicios que nos habeis fecho, é esperamos que nos fareis,especialmente en poner vuestra persona como la posistes á mucho arrisco é trabajo en descobrir las dichas islas;é por vos honrar é sublimar,é porque de vos é de vuestros servicios é linage é descendientes quede perpetua memoria para siempre jamás,habemos por bien,é es nuestra merced,é vos damos licencia é facultad para que podades traer é traigades en vuestros Reposteros é Escudos de armas ,é en las otras partes donde las quisieredes poner de mas de vuestras armas encima dellas un Castillo é  un León, que Nos vos damos por armas.conviene  á saber, el Castillo de color dorado en campo verde,en el cuadro del escudo de vuestras armas en lo alto á la mano derecha,y en el otro cuadro alto á la mano izquierda un León de púrpura en campo blanco rampando de verde,y en el otro cuadro bajo á la mano derecha unas islas doradas en ondas de mar,y en el otro cuadro bajo á la mano izquierda las armas vuestras que solíades tener, las cuales armas sean conocidas por vuestras armas,é de vuestros fijos é descendientes para siempre jamás.


E por esta nuestra Carta mandamos al Pincipe D.Juan,nuestro muy caro é muy amado Fijo,é á los Infantes,Prelados,Duques,Marqueses,Condes,Maestres de las Ordenes,Ricos-homes,Priores,Comendadores,é Subcomendadores,Alcaldes de los Castillos é casas fuertes é llanas ,é á los del nuestro Consejo,Alcaldes,Alguaciles é otras Justicias cualesquier de nuestra Casa é Corte,é Chancillerías,é á todos los Concejos,Corregidores,Asistentes,Alcaldes,Alguaciles,Regidores,Caballeros,  Jurados,Escuderos,Oficiales,Homes-Buenos de todas las Ciudades,é Villas,é Lugares de los nuestros Reinos é Señoríos,que vos dejené consientan traer,é que traigades las dichas armas que Nos vos así damos de suso nombradas é declaradas , é en ello vos non pongan ni consientan poner a vós ni a los dichos vuestros fijos é descendientes ,embargos ni contrario alguno,é de si esto que dicho es quisiéredes nuestra Carta de Provisión mandamos al nuestro Chanciller é Notarios é á los otros Oficiales que estan á la tabla de los nuestros sellos que vos la den,é libren,é pasen,é sellen.

Dada en la Ciudad de Barcelona á veinte dias del mes de Mayo del nascimiento de nuestro Señor Jesucristo de mil cuatrocientos noventa y tres años.

En cuanto a la parte referente de las armas de Colón,

tenemos a uno de los investigadores de la tesis gallega coloniana ,Manuel Doval en uno de sus artículos, donde expone que  Cristóbal Colón y  Pedro Álvarez de Sotomayor usaron el mismo escudo de armas.

                                        LA MODIFICACIÓN DEL ESCUDO DE CRISTOBAL COLÓN

    Mas pronto de lo que pudiera ser esperado, el escudo concedido por los Reyes fue modificado por su descendencia, Diego y Hernando Colón. Si bien estas modificaciones fueron hechas de «motu proprio», en 1502 en la publicación del “Libro de los Privilegios” (libro que fue publicado para defender los derechos del Almirante como descubridor de nuevas tierras), se imprime en la portada un nuevo escudo. Este presenta las siguientes diferencias con el escudo oficial: las armas del primer y segundo cuartel fueron modificadas para representar las de Castilla y León, las islas del tercer cuartel fueron modificadas acompañándolas de una «tierra firme» en punta, con el fin de añadir las nuevas tierras continentales ya descubiertas, y el cuarto cuartel colocaron cinco anclas para señalar su dignidad de Almirante, pero no derechas, sino tumbadas hacia la derecha; las armas primitivas, las que «soliades tener» según el decreto real, fueron trasladadas a un «entado» inferior. 

Con respecto a las 5 anclas,

podriamos interpretar,al relatar Cristobal Colón :«..no soy el primer almirante»,como reflejo de haber tenido antepasados almirantes,siendo el mismo Colón el quinto Almirante.

Con similitud,tenemos la interpretación de otro investigador de la tesis gallega coloniana ,Alfonso Philippot,donde expone a los antepasados familiares de Pedro Álvarez de Sotomayor  (contando al propio Pedro ) identificando tambien a cinco almirantes.

Otro investigador de la misma tesis  ,Antonio Pedro de Sottomayor,,expone también  argumentos sobre el tema de los antepasados almirantes de Pedro Álvarez de Sotomayor , en los artículos: no soy el primer almirante 1 , no soy el primer almirante 2 , no soy el primer almirante 3 , no soy el primer almirante 4.

                                              EL ESCUDO DE LA VILLA DE SOTOMAYOR

Cristobal de Sotomayor , uno de los hijos de Pedro Álvarez de Sotomayor ,que sabemos que estuvo al servicio de los Reyes Católicos (algunos de sus hermanos tambien  sirvieron en la Corte ), fué uno de los que arribó a  las Indias junto  Diego Colón,y que,muchos consideran que fué el que más tuvo «privilegios» y «poderes» en las Indias,junto al virrey Diego Colón,donde fundó el primer poblado en el Sitio de la Aguada, con el nombre de Villa de Sotomayor .Se cree que en algún punto de esta zona desembarcó Colón en 1493 durante su segundo viaje al Nuevo Mundo.

 La Villa de Sotomayor sólo tuvo un año de existencia, ya que, en el 1511, fue atacada y quemada y asesinados todos sus moradores por los indios de la región, salvándose, malherido, solamente el intérprete Juan Gonzáles. Pero aún así, el pueblo de Sotomayor,  resurgió de sus cenizas, en el mismo lugar, no una vez, sino muchas veces. 


En ese mismo año de 1511, el Rey Fernando dispuso que se levantara un monasterio en la Isla de San Juan Bautista, lo cual dio origen a la Ermita del Espinar. Entonces ocurrió el cambio de nombre de Villa de Sotomayor al de San Francisco de Asís de la Aguada, por ser Franciscanos los frailes que vinieron a fundar dicho monasterio. Este fue terminado en el año 1516. Trece años después, en el 1529, los indios mataron a los frailes y quemaron la ermita, siendo su sangre la primera sangre mártir de Puerto Rico y quizás de todo el Nuevo Mundo. Tres años antes del acontecimiento mencionado en el párrafo anterior, en el 1526, el Rey Carlos I fundó, por Real Cédula, el poblado permanente de Aguada. 

En el escudo de la villa de Sotomayor,observamos ,relacionado con la mar tambien,a naos y/o carabelas ,siendo la misma cantidad de cinco,como en el caso de las cinco anclas del escudo de Cristobal Colón:

Otra villa fundada por Cristobal de Sotomayor,fué la «villa de Guanica«,cuyo escudo de armas , quedó representada de la siguiente forma:

El primer cuartel nos presenta un bohío o caney amarillo con corona de oro sobre fondo azul. Estos símbolos representan la autoridad indígena de la isla de Puerto Rico. El cacique principal de Borinquén, Agueybaná, tenía su Yucayeke o pueblo en la región de Guánica. Esta condición hacía de esta región la capital indígena de la isla.

En el segundo cuartel aparece el blasón de los Ponce de León rama de Puerto Rico, un león rampante color púrpura sobre fondo plateado para perpetuar la memoria de Don Juan Ponce de León, el primer colonizador y gobernador. En agosto de 1508, desembarcó por la bahía de Guánica donde estaba el poblado indígena de Agueybaná.

El tercer cuartel nos muestra las armas de la noble y muy antigua familia Sotomayor. El campo de plata de tres fajas jaqueados de gules y oro (rojo y amarillo) cargadas cada una de un ceñidor de sable. Don Cristóbal de Sotomayor fijó su residencia en la región de Guánica y fundó el primitivo poblado de Guánica en el año 1510 al que llama Villa Tavera o Tábora en honor a su madre la Condesa de Camiña. Dicho acto fue el primer homenaje rendido a una madre en Puerto Rico. Aquí tuvo el desenlace fatal que le costó la vida , la india Guanina y sus compañeros a manos de los indios.

El cuarto cuartel nos presenta la gran Bahía de Guánica, ondas azules y doradas representando las olas del mar y las arenas de sus playas. 

En la parte inferior se encuentran dos razas verdes de la caña de azúcar, símbolo de la industria azucarera.

Coronando el escudo, tenemos la corona mural de tres torres, insignia municipal de pueblo. De color dorada, nos muestra siete ventanas pintadas de azul representando a los barrios al momento de la creación del mismo. Antiguamente las ciudades principales estaban protegidas por murallas que representaban la unión entre sus habitantes y su común defensa.

                                                                  EL ARCHIVO SECRETO

En cuanto al tema que nos ocupa,sobre la parte inédita del escudo de Cristóbal Colón,diferente al que oficialmente se nos ha mostrado hasta el día de hoy,tenemos,como ya dijimos anteriormente,que realiza Fernando Martinez de Huete(S XVIII),para la formación del Archivo de Indias;Fernando recopila archivos,manuscritos,etc de siglos anteriores que formaban parte ,entre otras,de un archivo secreto.

Una institución tan importante como es el Consejo de Indias , donde desde 1636 y por Ordenanzas reales ,se estableció la formación de un archivo secreto ,donde conservar no sólo los documentos emitidos y recibidos para el gobierno y la administración de ultramar,sino también todas aquellas obras manuscritas e impresas que estuvieran escritas o se escribieran en adelante sobre materias de Indias,con el fin de hallar prontamente cualquier información que sobre tan importantes territorios fuera solicitada.

  Pero,cuál fué realmente el origen de este archivo,cómo llegó a adquirir tan curiosa fisonomía,cuál fue el valor que le dieron sus contemporáneos,cuál su uso efectivo e incremento de sus fondos.

Las primeras noticias relativas a la existencia de un archivo secreto donde conservar los documentos producidos y recibidos por el Consejo de Indias en el ejercicio de sus funciones,se remontan al año de 1571 y a las Ordenanzas que con esta fecha fueron dictadas para el gobierno y funcionamiento de tan importante institución.

Debemos esperar al año de 1636 para unas nuevas Ordenanzas que ampliaron la normalización del funcionamiento y objetivo del archivo secreto.

El principal testimonio con el que contamos en este sentido,nos lo proporciona Baltasar deTobar,Agente Fiscal del Consejo en 1683 y encargado de localizar y sistematizar en un resumen de Bulas concedidas para Indias conservadas en dicha institución.Fruto de su trabajo fue el conocido Compendio Bulario Indico,concluido en 1694 y actualmente editado por M.Gutierres de Arce,junto a otros documentos relativos a su persona.Gracias a ellos sabemos que Baltasar de Tobar organizó y consultó para desarrollar su comisión,no sólo el archivo secreto del Consejo de Indias,sino también otros fondos documentales allí conservados y que sin duda,se habían ido creando en las Secretarías del Perú y de Nueva España con los papeles por ellas tramitados.

En cuanto al archivo secreto,en repetidas ocasiones diversas personas fueron propuestas para que desempeñaran el cargo de archivero-bibliotecario estipulado en las Ordenanzas de 1636,sin que en ningún momento la resolución fuera favorable.La existencia de archivos en las Secretarías y la escasez de fondos documentales de importancia en el secreto,impidieron la regulación de un archivo que ya a mediados del siglo,tal y como se evidencia en el inventario que de sus fondos se realizó en 1766,se había convertido en una importante biblioteca americanista integrada por más de trescientas obras impresas y manuscritas.

El escaso valor que los contemporáneos otorgaron a tan valiosos fondos se patentiza claramente en los repetidos informes que secretarios,fiscales e incluso archiveros del Consejo,emitieron siempre que se propuso su arreglo y definitiva constitución.

Así ocurrió,por ejemplo,cuando en 1785 Fernando Martínez de Huete,por entonces oficial de la Secretaría del Perú,se ofreció para desempeñar el empleo de archivero-bibliotecario del secreto en atención a sus méritos.

Cinco años más tarde,en 1789,distintos informes denegaron su propuesta.Su cargo,ya entonces de archivero de la Secretaría,impedía que desempeñara otro empleo en la administración,además el contenido fundamentalmente bibliográfico del archivo secreto reducido según informe del ministro-archivero,Juan Antonio de la Cerda,a un armario grande donde sin métodos se conservan muchos libros impresos,medallas,estampas,monedas..sin índice ni guía para su manejo,hacía a su juicio innecesario el nombramiento de una persona adscritaa este centro.

                                                         FERNANDO MARTÍNEZ DE HUETE

Fernando Martínez de Huete,ingresó como oficial duodécimo  de la Secretaría del Perú en 1778,tras haber sido comisionado en distintos encargos por el Consejo,como fué el arreglo de los papeles y formación del inventario de la Escribanía de Cámara que realizó hacia 1770.

Fue un hombre muy vinculado a los archivos y a la documentación indiana.

Sabemos que en 1761 arregló el archivo del convento de San Ildefonso de las Trinitarias Descalzas del rincón de Soto ya que en 1778,siendo oficial de la Contaduría Principal de Rentas Generales del Reino,se le encargó que pasase a Sevilla a reconocer los documentos de Indias conservados en dicha ciudad.Más tarde,en 1781,y sin abandonar su carrera burocrática,el Duque de Villahermosa le nombró archivero de su Casa y Estados y en 1786 alcanzó el puesto de archivero de la Secretaría del Perú.

                                         ARMAS INÉDITAS ESCUDO CRISTÓBAL COLÓN.

En una de las obras manuscritas que plasmó Fernando Martínez de Huete, Colección de Armas y Blasones , curiosamente nos encontramos,con referencia a las armas del  escudo de Cristobal Colón ,lo siguiente:

Si nos centramos en la parte de armas de Cristobal Colón,




curiosamente las armas del escudo de la casa Sotomayor también contienen tres bandas..:

                                                                      CONCLUSIÓN

Si Cristóbal Colón fuese realmente Pedro Álvarez de Sotomayor , ¿podría ser este escudo de armas,uno de los propuestos por el propio Cristóbal Colón ,ó descendientes,que se echarán para atrás, por aquello,según palabras de su hijo Fernando Colón,de:

«…TANTO MÁS QUISO QUE SU PATRIA Y ORIGEN FUESEN MENOS CIERTOS Y CONOCIDOS..»  ?

                                                      

                                                BIBLIOGRAFIA:

                                            ARCHIVO SECRETO

                LA FUNDACION GENERAL DEL ARCHIVO DE INDIAS

                                   MANUSCRITO INEDITO 1950

                      CEDULA ARMAS REYES CATOLICOS COLON

                                           MEXICO HERÁLDICO

                                                                           GUANICA

                                                 AGUADA LA VILLA DE SOTOMAYOR

                                        CARTA TERESA DE TAVORA A JUANA LA LOCA

                     HIJOS PEDRO ALVAREZ DE SOTOMAYOR EN LA CORTE
                  

Cristóbal Colón, la batalla del Cabo San Vicente y su biógrafo Fernando Colón

Hernando Colón, hijo y primer biógrafo del Almirante, nos relata con brevedad la batalla que se originó frente al Cabo de San Vicente (Algarve), según este relato y el de Bartolomé de las Casas, muy parecido, Cristóbal Colón llegó a la costa Portuguesa.

Muchos interpretarán de lo dicho por Fernando Colón que esta fue su primera llegada a Portugal y producida de manera casual, pero lo cierto es que Fernando Colón no lo dice así, también le acusan de mentir, sobre todo, en aquello que no les conviene o no encaja en su preconcebida idea, pero no se cohíben de recoger todo lo demás que sí les conviene.

Me he propuesto y exigido el reto de no dudar de aquello que haya dicho, sobre todo, Cristóbal Colón y su hijo Fernando Colón; y que ha de manar siempre de documento auténtico. Sigue leyendo Cristóbal Colón, la batalla del Cabo San Vicente y su biógrafo Fernando Colón

El Duque de Veragua vende la Finca de la Puntada

Recientemente se ha encontrado un documento trascendental en la demostración del Colón gallego:

La Casa donde hoy está el Museo de Colón en Poio, la tradición decía que era la casa natal de Cristóbal Colón, tradición oral recogida a principios de siglo entre personas de más de 80 años que atestiguaban haberlo oído a sus padres y abuelos, y estos a los suyos respectivamente.


Además, Cristóbal Colón iba bautizando lugares y accidentes geográficos con una toponimia coincidente en Galicia, la gran mayoría de esta toponimia se encuentra enclavada en tan solo un radio de unos 50 kilómetros dentro de las Rías Baixas. Cristóbal Colón bautiza a la primera isla descubierta como “San Salvador”, luego vendrían, Porto Santo, mar de santo Tomé (ensenada en la ría de Pontevedra), Tierra de Gracia, (ría de Pontevedra), cabo de La Galea, La Puntada, Punta Lanzada, etc. La tradición dice que en una casa de Poio (Pontevedra) de siempre se supo que había nacido el descubridor de las Indias, estaba y está situada en la parroquia de San Salvador, en el barrio de Porto Santo, enclavada en la finca de La Puntada, finca que en su parte sur la baña la ría de Pontevedra, justo entre la Galea y la Lanzada y enfrente de la ermita de Nuestra Señora de Gracia en la isla de Tambo y cuando llega por primera vez al Continente Americano le llama «Salinas» y «Saíñas» se llama aún hoy en día la ensenada y el barrio colindante con la Finca de la Puntada y calle que la bordea.

Además, en frente de la casa de la Puntada existe una Cruz que tenía grabado «Juan Colón» el mismo que aparece en otra inscripción labrada en piedra en una Capilla de Santa María, existe también un documento en el museo de Pontevedra, donde Juan Colón reconoce paga un importe para la realización de esta Capilla.

Además, Paio Gómez de Soutomaior era vecino de estos Colones.

Además, muy cerca había otra finca, la de Andurique, que había pertenecido a Juan Colón y Constanza Colón.

Y este documento nos dice que un descendiente y heredero de Cristóbal Colón, Duque de Veragua, vende esta propiedad y reconoce que la recibió en herencia de sus finados padres. La leche, esto hace todo mucho más fácil, a partir de ahora todos los cientos de indicios y argumentos esgrimidos por más de un siglo por tantos y tantos defensores de la teoría gallega cobrarán importancia capital.

VENTA DE «LA PUNTADA»

Por EMILIA RODRIGUEZ SOLANO

Artículo publicado en la revista Colón, Español Nº0 Octubre de 1989

En un trabajo publicado por la Enciclopedia Gallega n.e 115, sobre los documentos de Pontevedra y en defensa de la tesis gallega de Colón, hacíamos alusión a un importante estudio de Sobrino Buhigas sobre los descendientes del Almirante documentados en Pontevedra durante los siglos XVII, XVIII y XIX.

Como muestra de los vínculos que esta familia sostenía con Pontevedra en el siglo XIX, reproduci­mos un artículo publicado en 1924 por la revista viguesa «Tierra Gallega», en el que se hace referencia a un documento por el que D. Mariano Colón de Toledo, duque de Veragua que figura en el árbol genealógico general con el n.e 64, vende una propiedad situada en Portosanto, y que dice le pertenece por herencia de sus difuntos padres. El artículo es el siguiente:

«IMPORTANTE DESCUBRIMIENTO PARA LA TESIS COLON ESPAÑOL. Con motivo de una relamación judicial que se intenta sobre la propiedad de la finca denominada «La Pun­tada”, del lugar de Portosanto en Poyo (Pontevedra), inmediata a la casa situada en el mismo punto, en la que se conjetura que nació Colón, aparecieron dos interesantísimos documentos, uno de los cuales expresa que en 1796 el Señor Duque de Veragua (descendiente de Colón, como se sabe), vendió a F. Troitiño, de la parroquia de Pereira, jurisdición de Montes (Forcarey), la mencionada finca de La Puntada con su casa y renta que en ella se cobraba, declarando el vendedor, o sea el Duque, que tal finca le pertenece por herencia de sus padres.

El otro documento, del año 1811, consigna un arrendamiento de la citada propiedad efec­tuado por un descendiente de Troitiño a favor del que fue procurador en Pontevedra D. Miguel de Vigo, y en el cual hace constar el arrendador que la finca arrendada es proce­dente del señor Duque de Veragua.

Como se está en camino de nuevas investigacio­nes no queremos hacer por ahora comentario alguno, sometiendo este importante hallazgo al juicio de las personas interesadas en tan debatido asunto».

Un silencio muy extraño, que se prolongó durante veinte años, siguió a esta importante aportación a la tesis de Colón gallego. Nadie hizo alusión a este documento, ni aún con ocasión de los vivos debates que se entablaron, precisamente por aquellos años, sobre las alteraciones observadas en los llamado «documentos de Pontevedra». Hasta que finalmente, el 12 de Octubre de 1943 se publica en Faro de Vigo un trabajo del abogado pontevedrés D. Felipe Ruza, que entre otras cosas dice:

«Pero yo no quiero ni debo morirme sin dar a conocer en su facsímil un interesante docu­mento que, por motivos profesionales ha estado en mi estudio, y con autorización del que me lo consultó, hice obtener de la fotografía del Sr. Barreiro, de esta ciudad. Y lo publico yo para poder responder bajo mi firma de su exactitud».

Pero el diario vigués, no sólo no publicó el aludido facsímil, sino que, sorprendentemente, lo extravió. Y como el Sr. Ruza no incluyó en su artículo la transcripción del documento, ha vuelto a hacer el silencio alrededor del mismo.

Tüvieron que transcurrir dos años hasta que se pudo, por fin, conocer el texto. El hecho tuvo lugar cuando el semanario madrileño El Español, con fecha 3 de marzo de 1945, publica un nuevo trabajo de D. Felipe Ruza, en el que comienza refiriéndose al que dos años antes había publicado en Faro de Vigo, haciendo notar que en su inserción no se incluyó el facsímil a que en el mismo se hace referencia, por cuya razón acompaña una transcripción literal del mismo, que recogemos a continuación:

«Hay un sello que dice: Carolus IV D.G. Hispanorum Rex. Sello Quarto. Quanta mara­vedís. Año de mil ochocientos siete. En Ban- deira, jurisdición de Trasdeza a cinco días del mes de mayo año de mil setecientos noventa y seis, por ante mi escribano y testigos que a lo último irán señalados personalmente, constitui­dos de una parte el Sr. Duque de Beragua, y dijo que desde hoy día de la fecha, y para todo tiempo de siempre jamás, por sí y sus herederos, vende y da en renta real perpetua a D. Francisco Troitiño, que también compra y se halla presente, vecino de la fa. de San Bartolomé de Pereira, jurisdición de Montes, que también compra para sí y los suyos y a saber lo que el primero le vende y da en esta dicha venta real y perpetua la heredad llamada puntada, sita en Porto Santo de Poyo, desti­nada a labradío, viñedo, robleda y piñal, con su casa de cuartos, cocina, bodega, lagar y cuadra confina Norte muro naciente y mediodía ría que la separa poniente muro y arroyo lleba en sembradura ciento diez ferrados poco más o menos, también le vende el derecho de percibir la renta que en dicha casa se cobra y de todo ello le entrega las escrituras que le constituyen y le pertenecen al Rsmo. Srñor Duque de Beragua por herencia de sus finados padres todo lo relacionado vende y da en esta dicha venta real y perpetua a D. Francisco Troitiño con todas sus entradas y salidas, aguas de riego y libre de toda carga real ni otras pendiones en precio de cuarenta y ocho mil reales de vellón que entrega en este acto el comprador al vendedor en presencia de mi Excno. y testigos y la esperada cantidad le otorga recibo y carta de pago lisa y llana de que certifico, como confiesa que la referida heredad no valen más ni menos y que en caso de que haya alguna mayoría hace gracia y donación perpetua e irrebocable todo el que tiene podía haber y tener a lo que lleva vendido y renuncia y transfiere en el o en suyos como mejor le convenga y como autoridad de justicia pueda tomar posesión real y personal y se constituya en precario poseedor y se obliga con su persona y bienes que lo que lleva vendido le será cierto y el comprador acepta la venta hecha a su favor y para que mejor se emplea dieron todo su poder (hay una palabra ilegible) a la Juscias mes de Setbre, como si por esta carta y lo en ella contenido fue sentencia definitiva a de Juez competente pasada en cosa juzgada y renuncia a todos de su fabor Menrd que les prohíbe así lo dicen y otorgan siendo testigos del presente Juan Correira, Roque do Souto y Antonio Bueno y Francisco Ferros, vecinos de esta fra. y de todo certifico yo el Duque, Franco Troitiño ante mí Pedro Antonio Tomé. Todos rubricados».

La autenticidad de este documento fue puesta en duda por los enemigos de la tesis pontevedresa, basándose en un aparente anacronismo que resulta de una incorrecta lectura de las primeras líneas, en las que dice:

«Sello Quarto. Quanta maravedía. Año de mil ochocientas siete».

Y a continuación se inicia el texto del documento:

«En Bandeira, jurisdicción de Trasdeza, a cinco días del mes de Mayo de mil setecientos noventa y seis».

Si se lee sólo hasta aquí, el anacronismo es evidente, pero más adelante hay un testimonio que dice:

«Concuerda con su original, y de orden de… y a petición de D. Francisco Troitiño expido la presente en la jurisdición de Trasdeza, a beinte días del mes de Agosto, año de mil ochocientos siete, lo que seguro y firmo y rubrico. En testimonio de la verdad. Antonio de la Torre Dieguez».

No se trata, por tanto, de un documento de 1796 extendido en papel con sello de 1807, sino de una copia posterior a cuyo pie se testimonia que concuerda con el original.

 


 

MADRID DIA24 DE MAYO DE 1929 NUMERO SUELTO 10 CENTS.
DIARIO ILUSTRA­DO. AÑO VIGÉSIMO QUINTO N.° 8.239 W
ABC

FUNDADO EL Iº DE JUNIO DE 1905 POR D. TORCUATO LUCA DE TENA

 

PuntadaABCUN DATO NUEVO SO­BRE LA NACIONALI­DAD ESPAÑOLA DE COLON

Uno de los más eruditos y afortunados investigadores de la nacionalidad española de Colón, D. Prudencio Otero, continuador del benemérito D. Celso García de la Riega, ha conseguido añadir al caudal ya copioso y brillante de su tesis alguna documentación interesantísima, en la que figura, como de más relieve, un instrumento notarial de que nos remite la copia, que a continuación de estos párrafos van a conocer los lectores de A B C. El Sr. Otero sigue ahora, con fundada esperanza, el rastro de otros papeles notariales, de los que se promete la mayor eficacia demostrativa. El tema, siempre grato al patriotismo, recobra todo su interés cuando el portentoso Certamen de Sevilla contribuye a la exaltación del hispanoamericanismo.

La gloria exclusiva de España en el des­cubrimiento y. en la civilización del Nuevo Mundo es indiscutible; no tiene contradic­tores, y nunca la hubiera disminuido el «de­talle de la nacionalidad de Colón. El con­curso que abrió ABC para que ni en ese punto quedase nada que discutir al triunfo de la raza no dio, a juicio del Jurado in­ternacional, el resultado concluyente y de­finitivo, la demostración absoluta que deseá­bamos, pero robusteció considerablemente la prueba indiciaría de la nacionalidad espa­ñola de Colón y9 sobre todo, apuró victo­riosamente la impugnación de la tesis ge- novesa, siempre adolecida de contradiccio­nes y lagunas, y hoy completamente des­echada. El último estudio, muy notable por cierto, publicado sobre la cuestión es el del académico Beltrán y Rózpide. Demostrado cumplidamente que el humilde muchacho cardador a que se refieren los documentos de Génova no pudo ser el geógrafo y nauta cultísimo que dirigió la empresa descubri­dora por España y para España, con re­cursos y hombres selectos de España, todas las investigaciones, incluso las de eruditos extranjeros, van orientadas a la tesis es­pañola.

El documento, cuya copia nos remite el Sr. Otero y que reproducimos con la or­tografía del original, es una escritura otor­gada a fines del siglo XVIII por un duque de Veragua, vendiendo una heredad situa­da en el lugar de Porto Santo de Poyo, tantas veces citado en las investigaciones de García de la Riega, La escritura con­signa el origen hereditario directo de los bienes vendidos, e incluye en la venta la cesión de derechos censuales, percibos de rentas, que atestiguan el abolengo patri­monial de las tierras y censos enajenados. Prueba de que la familia Colón radicaba de antiguo con patrimonio señorial en los lu­gares donde García de la Riega señala el nacimiento del Descubridor.

Dice así la escritura:

“En Bandeira jurisdicion de Irardeza a cinco dias del mes de Mayo de mil setecien­tos noventa y seis, por ante mí Escr.° y testigos que a lo ultimo serán señalados per­sonalmente constituidos de una parte el Excmo, Duque de Beragua y Dijo: que des­de hoy dia de la fecha y para todo de siem­pre jamás por si y sus herederos, vende y da en vente Real perpetua a D. Francisco Troítiño, que también compra y se haya presente vecino de la feligresía de S- Bar­tolomé de pereira jurisdicion de montes que también compra para si y los suyos y a sa^ ber lo que el primero le vende y da en esta dicha vente Real y perpetua la heredad lla­mada puntada sita en porto santo de poyo destinada a labradío, biñedo Robleda y piñal con su casa de cuartos bodega lagar y cua­dra linda Norte muro naciente y medio dia rio que la separa poniente muro y arroyo lleba a sembradura ciento diez ferrados poco mas o menos también le vende el de­recho a percibir las rentas que m dichai casa se cobran y de todo ello le entregad las escrituras que lo contienen y le perte-j necen al Excmo. Sr. Duque de Beragua por£ herencia de sus finados padres todo lo re-* lacionado vende y da en esta dicha venta Real y perpetua al Dn. Francisco Troitiño. con todas sus entradas y salidas agiias de riego y libres de toda carga real ni otras pensiones en precio de cuarenta y ocho mil reales de vellón que entrega en este acto el comprador al vendedor a la presencia de mi Escribano y testigos y de la espresadafí cantidad le otorga. recibo y carta de pago’ lisa y llana de que certifico, confesando como; confiesa que las referidas heredades no va­len mas ni menos y. en el caso que haya al­guna mayoría le hace Gracia y donación! perpetua e yrebocable todo el que tiene po­día aber y tener ajo que lleva vendido sé aparta y a sus herederos y lo cede renuncia y transfiere en el comprador o en los suyos como mejor le conbenga y como autoridad! de Justicia pueda tomar la posesion Real y personal y se constituye en precario posee-» dor y se obliga con su persona y bienes que lo que lleva vendido lo sera cierto y el4 comprador acepta la vente hecha a su fa* vor y para que mejor se cumpla dieron to- dps su poder a las Justicias de S. M. como; si por esta carta y lo en ella contenido fue­se sentencia defenitiva de Juez competente pasad una cosa juzgada y renuncias a to­das Leyes de su favor y la que los prohíbe asi lo dicen y otorgan siendo testigos .de presente Juan Carreira Roque do Santo Antonio Bueno y Francisco Ferros vecinos de esta p.a y de todo ello certifico.—Yo el Du­que.—Francisco Troitiño.—ante mí Antonio Tome.,?»

 


 

COLON NACIÓ EN PONTEVEDRA

UN DOCUMENTO SENSACIONAL

 Publicado en el diario El Español en 1954

puntada2Es necesario insistir y hacer opinión. Muchos libros y bien documentados se han publicado sobre la patria de Colón; pero no todos los que pueden adquirir y leer un libro. Y la opinión se generaliza más rápidamente por la pren­sa periodística. Y cuando es sana y fun­dada, todo lo vence.

El 12 de octubre de 1943 me hizo el honor el periódico Faro de Vigo de publi­car un modesto artículo mío sobre el ori­gen pontevedrés de Colón. Pero no lo hizo del facsímil de un documento que al efecto le envié y que juzgo de trascendental im­portancia en este asunto. Y con la ayuda e interés patriótico de mi querido amigo don Torcuato Ulloa, inteligente y antiguo colaborador en la patria pontevedresa de Colón, enviamos estas notas al semana­rio EL ESPAÑOL, y el lector podrá juz­gar sobre las claras demostraciones que de ese documento que transcribimos se (Sigue en la pág. 13.)

 

(Viene de la pág. 1.)

deducen, relacionadas con las considera­ciones que añadimos, inspiradas en más autorizados trabajos, respecto al que dió a España un nuevo mundo.

 

El documento dice así:

Hay un sello que dice : «Carolus IV. D. G. Hispanorum. Rex.—Sello Quarto. Quanta maravedís. Año de mil ochocien­tos siete.»

 

«En Bandeira, jurisdición de Trasdeza, a cinco días del mes de mayo año de mil setecientos noventa y seis, por ante mí Escribano y testigos que a lo último irán señalados personalmente, constitui­dos de una parte el Essmo. Sr. Duque de Beragua, y dijo que desde hoy día de la fecha, y para todo tiempo de siempre jamás, por sí y sus herederos, vende y da en venta real perpetua a D. Fran­cisco Troitiño, ¡que también compra y se halla presente, vecino de la ¿? de San Bartolomé de Pereira, jurisdición de montes, que también compra para sí y los suyos y asaber lo que el primero le vende y da en esta dicha venta real y perpetua la heredad llamada apunta­da», sita en Porto Santo de Poyo, desti­nada a labradío, viñedo, robleda y piñal, con su casa de cuartos, cocina, bodega, lagar y cuadra confina Norte muro na­ciente y mediodía río que la separa po­niente muro y arroyo lleba en sembra­dura ciento diez ferrados poco más o menos también le vende el derecho a percibir la renta que en dicha casa se cobra y de todo ello le entrega las escri­turas que le constituyen y le pertenecen al Esmo. Señor Duque de Beragua por herencia de sus finados padres todo lo relacionado vende y da en esta dicha venta real y perpetua al D. Francisco Troitiño con todos sus entradas y salidas aguas de riego y libre de toda carga real ni otras pensiones en precio de cuarenta y ocho mil reales de vellón que entrega en este acto el comprador al vendedor a la presencia de mí Esno. y testigos y la espresada cantidad le otorga recibo y carta de pago lisa y llana de que cer­tifico, como confiesa que la referida heredad no valen más ni menos y que el caso que haya alguna mayoría hace gra­cia y donación perpetua e yrrebocable todo el que tiene podía aber y tener a lo que lleba vendido y renuncia y trasfiere en el comprador o en suyos (como megor le conbenga y como autoridad de justicia pueda tomar posesión real y per­sonal y se constituya en precario posee­dor y se obliga con su persona y vienes que lo que lleva vendido le será cierto  y el comprador acepta la venta hecha a su fabor y para que mejor se emplea dieron todo su poder (hay una palabra ininteligible) a las Juscias mes de Setbre., como si por esta carta y lo enella con­tenido fué sentencia definitiva a de Juez competente pasada en cosa Juzgada y re­nuncia a todos de su fabor Menrd que los prohíbe así lo dicen y otorgan siendo testigos de presente Juan Correira, Roque do Souto y Antonio Bueno y Fran­cisco Ferros, vecinos de esta fra. y de todo certifico yo el Duque, Franco Troi­tiño ante mí Pedro Antonio Tomé.—To­dos rubricados.

«Concuerda con su original y de or­den de (una palabra ininteligible) y a pe­tición del D. Francisco Troitiño espido la presente en la Jurisdición de Trasde­za, a beimte días del mes de agosto. Año de mil ochocientos siete, «lo que seguro firmo y rubrico.

 

»En testimonio de verdad.—Antonio de . la Torre Diéguez.»

Sigue firma y rúbrica del escribano.

 

puntada1Si el duque de Veragua era un descendiente de Colón, como no puede negarse, y él dice que la Puntada de Portosanto, en Salvador de Poyo, la heredó de sus padres, es claro y evidente que las de Colón, del verdadero apellido de Co­lón, fueran propietarios en Poyo y, por consiguiente, vecinos de Poyo, o al me­nos de Pontevedra, porque la «Puntada» está situada en una arrabal de Ponteve­dra, a su lado Oeste, en la margen de­recha’ de ‘Su ría, a menos de cien metros de distancia.

Este lugar ha sido siempre, y es ac­tualmente, lugar de marineros, que for­ma una parte del gremio poderoso de Mareantes de Pontevedra, a quien se debía la construcción de nuestra hermosa iglesia de Santa María, en una de cuyas , capillas existe una inscripción, grabada en sus muros, que dice : ((Esta capilla la hizo el Cerco de Colón, uno de los siete Cercos del referido gremio.»

La finca “Puntada de Portosanto” no pudo llegar ál duque de Veragua por otros títulos que los de sucesión hereditaria de los de Colón, porque no existe vestigio ni memoria de que en Poyo ni en Pontevedra haya tenido ese ducado ca­sa solariega ni castillos ni rentas, y esa finca aislada, con buena parte a monte y otra tierra de labor, representa haber sido solamente de modestos labradores y marineros.

Aquí, en Pontevedra, en sus archivos municipales y particulares de cofradías, pleitos y aforamientos de fincas se cita repetidas veces el apellido Colón. En 2 de noviembre de 1428, Teresa García constituyó un censo a favor de la cofra­día de San Juan Bautista, de Ponteve­dra, en presencia de los procuradores y cofrades Bartolomé de Colón, A. de Nova, y 3 de octubre de 1510, el abad de Poyo otorga una escritura en foro a favor de Juan de Colón y su mujer, Constanza de Colón.

Aquí, en Pontevedra, según notas pu­blicadas por el catedrático de Santiago D. Ramón Sobrino Buhigas, obtenidas de documentos auténticos, existieron y fue­ron perfectamente conocidos por contem­poráneos nuestros, hasta fines del siglo xix, individuos con los apellidos enlaza­dos de Colón y Emríquez, que se decían y reconocían públicamente por descen­dientes del descubridor del Nuevo Mun­do y poseían bienes procedentes del Ma­yorazgo de Colón. (Libro interesante de Rey Sánchez, pág. 254.)

El procurador D. Miguel de Vigo, ma­yor de noventa años, que aún trabaja por su oficio, venía a mí despacho de abogado hace más de medio siglo; con frecuencia me decía que la finca de «La Puntada» y otras tierras que él poseía en el lugar inmediato de «Andurique» ha­bían sido de los de Colón. Y otro anciano también, quizá de más de noventa años, llamado Fraga de Portosanto, también afirmaba que “La Puntada” y una casa completamente arruinada a la entrada del lugar de Portosanto habían perteneci­do “al que descubrió las Indias”.

El apellido Colón es el verdadero y legitimo del Almirante, y no otro ; pues buen cuidado ha tenido éste de prevenir que, no llegase a perderse o extinguirse en su mayorazgo su verdadero apellido de Colón, se buscase «en algún cabo del mundo».

((Cabo del mundo» se llamaba entonces al extremo noroeste de España, como lo demuestra el cabo Finisterre.

 

¿Y el idioma de Colón?

Esto es, a mi juicio, importantísimo en estas investigaciones. No hace falta demostrarlo ni discutirlo. Nadie pierde su idioma nativo, ni sus modismos,, ni su acento; observad, si no, a un extranjero, por muchos años que falte de su patria ; a un gallego, an­daluz, o catalán, o vizcaíno, y aun al mismo asturiano, casi gallego, y por su acento y modismos de su región se dis­tinguirán perfectamente.

Colón no habló ni escribió más que en castellano, y con frecuencia usaba frases gallegas, como, por ejemplo, «alí, alá, aqueilo, aquela, llevantar, abastar, auto por ajcto ; dixo, algún, sey por sé ; «quen no sin te fame nim sede», «pidir, pidía, vinganza», y otras muchas que cita Iz­quierdo Corral en su libro (págs. 57 y siguientes).

Cuando ha tenido que escribir una carta a la Señoría de Génova, de donde fingió ser natural, la dirigió a un amigo suyo de allí, que había conocido en Es­paña, y le rogaba que fuera el traductor e intérprete de esa carta.

Cuando al final de su primer viaje le dijeron que se veía tierra, al comprobarlo con sus anteojos, dijo : «E mais si.» (Fra­se genuinamente gallega.)

Colón ha querido ocultar siempre su origen. Ya veremos por qué. Su mismo hijo Fernando de Colón, escribiendo so­bre la vida y documentos de su padre, dice: ((En eso de la patria de mi padre hay misterio, porque su origen y patria fuesen menos conocidos.»

Pero Colón, como buen gallego, no po­día olvidar la tierra en donde había na­cido y en donde se había criado. Y sin poderlo remediar ni darse cuenta, exte­riorizaba lo que sentía su corazón.

Por eso bautizó con nombres de Pon­tevedra y Galicia a las tierras que con­quistaba, como fueron .Porto-santo, La Gallera, Punta Lanzada, Cabo de Cruz y Santiago, repetidas veces, La Española, La Isabela…

Eligió Santa María la Gallega por nave capitana de su expedición, cuya nave, según el libro de García de la Riega, es casi seguro que ha sido construida en los entonces famosos astilleros de Pon­tevedra.

Otro hecho altamente significativo es el siguiente: el 18 de diciembre de 1492 hizo engranar sus barcos, disparando bom­bardas y celebrando a bordo una fiesta, sin’ decir a nadie el motivo por qué lo hacía ; hasta que más tarde se supo era el de la Virgen de la O, patrona de Pon­tevedra.

 

¿ Por qué Colón quiso ocultar su origen gallego?

Collón para poder realizar sus patrió­ticos sueños necesitaba obtener la con­fianza y simpatías de los Reyes Católicos. El origen gallego de Colón no era lo más a propósito para inspirar esa simpa­tía y confianza, porque Galicia, en su mayor e importante parte, se había pues­to del lado de la Beltraneja en la guerra de sucesión que entonces se sostenía.

Colón era de origen judío por línea materna, aunque ya judíos convertidos. En Pontevedra dominaron éstos en considerable población, casi en su mitad; como lo demuestra el barrio populoso de «La Moureira», el Lampan d’os xudeoso y la parroquia unida de Mourente. Y, además, es bien sabido que por uña pre­ocupación infundada los gallegos necesi­tados que salían fuera de su tierra para desempeñar oficios humildes y modestos solían ocultar su origen.

¿Quién les había de decir a aquellos despreciadores de la región gallega que, andando el tiempo, a fines del siglo xviii, y sobre todo en el xix, restablecidas las comunicaciones con el resto de España, habían de ser los gallegos políticos emi­nentes, distinguidos literatos, jurisconsultos y médicos insuperables (dígalo la famosa Universidad de Santiago), y en el Ejército de Mar y Tierra soldados como los que ha calificado lord Wellington, y generales como el que actualmente rige los destinos de España, D. Francisco Franco Bahamonde, que Dios guarde?

Pero volvamos a la patria de Colón.

Colón quiso hacerse natural de Génova cuando vio que en España corrían pe­ligros sus intereses y hasta su personali­dad. Pero hoy son tan claras y conclu­yentes las pruebas del origen de Colón pontevedrés, parte de las cuales indica­mos aquí, que no es posible, racional­mente juzgando, sostener lo contrario, especialmente la copia de escritura cuya transcripción literal publicamos, la cual es como él ((hilo que busca el ovillo», y el ovillo constituye una partida de bau­tismo del Almirante.

Por honor de España y gloria de Ga­licia y Pontevedra, no debe quedar en Ja oscuridad, ni siquiera en la penumbra, este asunto, como cierta inexplicable apa­tía parece querer dejarlo. Es necesario insistir hasta poder consagrar que Pon­tevedra, esta hermosa perla, entre tantos encantos de la Naturaleza escondida, es la verdadera cuna del insigne navegante que supo descubrir y conquistar para su patria el Nuevo Mundo, aunque de aque­lla grandeza solamente nos quede la in­extinguible raza y su estimable simpatía.

 

Felipe RUZA

Felipe Ruza era decano en 1906 del Colegio de Abogados, y autor de varios trabajos de jurisprudencia, publicados entre 1899 y 1918.

El 3 de marzo de 1945 apareció en el semanario madrileño “El Español” un nuevo artículo de Felipe Ruza, titulado “Colón nació en Pontevedra”, lo cual despertó la indignación de cierto “ilustrado articulista” que, utilizando el mismo medio, replicó en 31 de marzo impugnando dicho testimonio. Pero nuestro paisano volvió a la carga:

“Yo creí sinceramente que desde que la Real Academia de la Historia declaró que no existían pruebas para afirmar que Colón había nacido en Génova (declaración hecha el 30 de Abril de 1926, y publicada en el Boletín de la propia Academia), nadie en España se atrevería a sostener aquella absurda tesis…Bien hace el ilustrado articulista a quien replico, en lamentarse de que no se estudie lo necesario para penetrar en las profundidades de la Historia, juzgando con pleno conocimiento del pro y del contra…En cuanto a lo que arguye mi contradictor respecto a la escritura notarial de 1796, sobre la venta de La Puntada, que publique en el mismo articulo, veo que no se atreve, claro esta, a negar su autenticidad porque debe saber que esos documentos tienen sus originales archivados en la cabeza del partido judicial, y cuando como ese, son traslativos del dominio, suelen estar reseñados en el Registro de la Propiedad.


 

Artículos relacionados:

EL APELLIDO COLÓN EN PONTEVEDRA

Diego de Veragua y los Sotomayor

Cristóbal de Sotomayor, el tercer hijo de Colón

Una familia y dos linajes

Colón y la batalla de San Vicente

Biografía de Cristóbal de Sotomayor

COLÓN GALLEGO. LA CRÓNICA DE FRANCESILLO DE ZÚÑIGA

NO RASTO MATRICIAL DO CONDE D. PEDRO DE CAMINHA (IV) – CONSTANÇA GONÇALVES, “VIL” FILHA DE ALFAIATE; E JOÃO GONÇALVES, O OUTRO IRMÃO DO CONDE DE CAMINHA

 

JuanColonConstanzaColonLa finca de la Puntada que en su día el Duque de Veragua, descendiente de Cristóbal Colón, reconoce haberla recibido en herencia de sus padres, está muy cerca de la finca de Andurique propiedad de Juan y Constanza Colón, y este Juan Colón es el mismo que aparece en la inscripción labrada en piedra, tanto en la Cruz de la Puntada como en la inscripción de la Basílica de Santa María, sorprende que además aparece en esta última, con la forma “Collon”, dándose de igual forma que en la carta que Juan II de Portugal escribiría a Cristóbal Colón: “Nos Dom Joham per graca de Deus Rey de PORTUGALL…”; “A Chistovao COLLON noso especial amigo en Sevilla”, coincide también con el sobrenombre (Collon, Cullon y Coulon) de aquellos corsarios que el mayor biógrafo de Colón, su hijo, dice eran sus parientes.  En los documentos de Pontevedra de Juan y Constanza Colón, aparecen también como “Colon” y como “Culon”, lo que nos inclina a pensar que el apellido usado en Pontevedra tiene su origen en otro con el fonema “Culon” y de su grafema francés “Cullon” o “Coullon” como el de los Corsarios sus parientes.

DsColonExiste otro documento donde Don Paio Gómez de Sotomayor compra una casa y sus tierras que según Celso García de la Riega lindan con las de “Ds de Colon”, y que salen a “o eriado da porta da Galea”. Sobre esto diría nuestro Académico Enrique Zas (1924):

“ Es pues, indiscutible, que existían lazos de vecindad y conocimiento entre ambas familias y de ahí que el caballero Cristóbal de Sotomayor y su sobrino Diego, acompañaran al Adelantado Don Bartolomé Colón al regreso de su viaje a Galicia, y que formaran parte de la expedición que fue a Santo Domingo, donde el Virrey Don Diego Colón lo favorece dando a Don Cristóbal de Sotomayor la tenencia de gobierno de la isla de San Juan de Puerto Rico … Muy lejos estaba de sospechar La Riega cuando publicó el documento que se transcribe al pié, que los Sotomayor y los Colón habrían de verse ligados en futuros acontecimientos, para probar la existencia de los Colones en Galicia, bastantes años antes de realizarse el descubrimiento”

Enrique Zas nos hablaría también de la relación existente entre Cristóbal de Sotomayor hijo del Conde de Camiña con Bartolomé Colón y con Fernando Colón:

“La intimidad de Sotomayor se demuestra, por el obsequio de libros que recibió de aquél prócer, Don Bartolomé Colón, que a su vez los donó a su sobrino Don Fernando Colón. (Asensio. “Cristóbal Colón”, Tomo I, pág. 225).”

Si el primer documento arriba expuesto de Juan y Constanza Colón siempre fue tomado como auténtico e inmaculado, el de Ds de Colón fue traído en disputa, injustamente, y así lo demuestra Alfonso Philippot Abeledo:

A la grafía Ds, que García de la Riega convierte en Domingos («porque era la usual, según consta en varios papeles de la época y posteriores»). opone Oviedo y Arce que en 1435 -fecha del documento en cuestión- «no figuraba en el léxico gallego la voz DOMINGOS, ni figuró antes, desde los orígenes de nuestro romance, ni figuró después hasta que, entrado el siglo XVI, la lengua gallega, decadente, quedó sometida a la influencia no solo del castellano, sino también del portugués».

Pero Oviedo y Arce se equivoca en este punto, pues las voces «Domingos» y «Bartolomeu» venían empleándose en Galicia desde mucho antes de 1435. En la colección de documentos en lengua gallega publicados por Xesús Ferro Couselo (Edit. Galaxia, 1967) hallamos, en el nº 37, de fecha 30 de octubre de 1301, las siguientes frases: 

«Que presentes foron: don BARTOLOMEU; Pedro Fernández; Johan Fernández;… DOMINGOS Carllay (Testamento de Fernán Martiz, morador en Tamaguelos)»…»é mándolle trinta e duas libras de portugueses, que me debe DOMINGOS Lourenço de Verán (Testamento de Afonso Gómez de Parada)»

 

 

 

La clave de Cristóbal Colón. El noble gallego que descubrió América

Por Carlos de Vilanova

Hace tres años, comenzamos a trabajar en este documental paralelo al libro de Carlos de Vilanova «La clave de Cristóbal Colón, el noble gallego que descubrió América» y el cómic «Cristóbal Pedro de Colón» del mismo autor, con imágenes de Juan Agustín Grassi.

Por fin, ha quedado terminado (al igual que el presupuesto del proyecto editorial:), y nos hemos encontrado con que ningún medio televisivo ha querido emitirlo, en parte por habérsenos adelantado otros proyectos de documentales posteriores… cosas de la vida!
En todo caso, queremos haceroslo llegar al menos por este medio, y que todos los que habéis colaborado en él veáis de algún modo recompensado vuestro apoyo a nuestra idea.

Gracias por participar, especialmente a Don Xerardo Fernandez Albor, expresidente de la Xunta de Galicia, que participó con 96 años en el documental defendiendo como siempre ha hecho al Colón gallego; gracias a D. Alfonso Philippot, descubridor de la verdadera identidad de Cristóbal Colón en el noble Pedro Madruga de Soutomaior y que de seguir así no verá reconocido su esfuerzo de toda una vida para demostrarlo; gracias a Guillermo García de la Riega Bellver, bisnieto de Celso García de la Riega, quien en 1898-habeis leido bien, en 1898- inició la tesis gallega de Colón al descubrir que Colón era de Pontevedra; gracias al catedrático de lingua galega de la Univ. de Vigo, Jose Martinho Montero Santalha, por ayudarnos también a comprobar que Colón falaba galego; gracias a Fernando Alonso Conchouso, el coloniano que más ha hecho por nuestro paisano Colón en la red de redes, y que es el bibliógrafo mas relevante sobre este asunto; gracias a Manuel Modesto Doval, el cual espero que nos siga desde México y extienda también por allí -estoy seguro- la verdad del origen de Colón; gracias a la Dra. Carmen Hidalgo del Instituto de Patrimonio de España por contrastar científicamente los documentos, y también al experto en papel antiguo D. José Basanta por demostrar que eran del XV…

En fin, gracias a todos lo que participaron, desde dentro y desde fuera, para hacer que este proyecto casi imposible en 2012 se hiciese realidad a día de hoy y sirviese también para estimular iniciativas similares. Lo cierto es que hoy día cada vez más gente conoce la verdad.. que Colón era gallego y que su verdadera identidad era la de Pedro Madruga de Soutomaior.

Esperamos y confiamos que esto no acabe aquí… Nosotros seguiremos trabajando por difundir la tesis gallega de Colón por una sencilla razón… es la verdad.
Los interesados en emitir el video pueden solicitar permiso que les será otorgado si cumple criterios de difusión desinteresada por ejemplo en colegios o institutos. Creemos que a los jóvenes gallegos se les robó una parte muy importante de sus clases de Historia al no revelarles la existencia de una tesis gallega de Colón, absolutamente coherente y documentada, desde finales el siglo XIX. Nosotros mismos fuimos algunos de esos niños, y queremos que esto no se repita más… A todos ellos les dedicamos este documento audiovisual y a sus profesores les invitamos a divulgarlo en clase, pudiendo contar con nuestro apoyo personal si lo precisan. no tienen más que pedirnoslo en el correo oeralediciones[arroba] gmail.com

Bienvenidos a conocer la clave de Cristóbal Colón, el noble gallego que descubrió América!


 LA CLAVE DE CRISTÓBAL COLÓN.   El noble gallego que descubrió América.

 

¿Sabía usted que muchos personajes relevantes creían que Colón era GALLEGO, entre ellos Valle Inclán, Castelao, Unamuno, Eduardo Pondal, Beltrán y Rózpide, Emilia Pardo Bazán, Vicente Blasco Ibáñez, Wenceslao Fernández Flores, Ramón Cabanillas, Blanco Amor, Xosé Neira Vila, Montero Ríos, Xose Luis Mendez Ferrín, Xerardo Fernández Albor…etc

O pruebas como por ejemplo: el léxico de Colón (usa mas de 500 términos propiamente gallegos), la toponimia americana que impuso (mas de cien nombres de las Rías Baixas impuestos en el mismo orden geográfico que tienen en Galicia como isla Santiago a Jamaica, punta Lanzada, Punta Muros, Rio Miño, río Xallas, etc), las relaciones familiares de Colón con los Soutomaior (Madruga y Colón eran primos políticos, aunque en realidad eran una misma persona que se casó primero con Teresa de Tavora y luego con la prima de ésta, Felipa Muñiz, ambas nobles como él), o el desciframiento de la firma de Colón (conteniendo el árbol de la familia Soutomaior), y también los documentos aparecidos en Pontevedra (únicos en el mundo que que mencionan a los Colón) Y muchísimas otras pruebas más que se exponen en el texto, que explican porque Colón sale de Palos (Colón busca siempre la ayuda de los familiares de los Soutomaior), las relaciones de los Soutomaior con fray Diego de Deza, su valedor, o el hecho de que en la corte se hicieran chascarrillos sobre el parecido físico del hijo de Madruga con Colón, diciendo que parecía hijo bastardo….etc
Os remito a mi blog  al respecto:  http://coloneragalego.blogspot.com.es/ donde hallareis en lateral mucha información al respecto!
Nada menos que desde 1898 se sabe que Colón era de Pontevedra, tal como decía la tradición oral de Poio, y como demostró Celso García de la Riega a finales del siglo XIX. Pero fue acusado de falsear documentos injustamente. Hoy se ha comprobado que los documentos por él hallados del siglo XV y que citan a los mareantes Colón de Pontevedra son auténticos y que hubo un complot para difamar a De la Riega tras su muerte…
Pero ha llegado la hora de dar a conocer la verdad y demostrar con pruebas históricas LA VERDAD…
COLÓN NACIÓ EN POIO, PONTEVEDRA. FUE CORSARIO ANTES DE CONVERTIRSE EN SEÑOR DE SOUTOMAIOR Y CONDE DE CAMINHA. LUCHÓ CONTRA LOS IRMANDIÑOS Y DESPUÉS CONTRA LOS REYES CATÓLICOS A FAVOR DE PORTUGAL. ESTOS LE DECLARARON EN REBELDÍA Y HUYÓ A MADEIRA DONDE CONCIBIÓ SU PROYECTO.
VOLVIÓ A CASTILLA A RECLAMAR SUS POSESIONES PERO LOS REYES LE OBLIGARON A RENUNCIAR A TODO, Y A MUDAR DE IDENTIDAD. A CAMBIO AUTORIZARON SU EXPEDICIÓN A LAS INDIAS COMO ALMIRANTE Y VIRREY. TENÍA 60 AÑOS. ASÍ NACIA EL MITO DE CRISTÓBAL COLON,  NOMBRE DE LA INFANCIA DE PEDRO MADRUGA.
Ha llegado el momento histórico de la confirmación pública de esta tajante verdad: Cristóbal Colón era el noble gallego PEDRO MADRUGA, tal como descubrió don Alfonso Philippot no hace muchos años. Es hora ya de que el mundo sepa este hecho, totalmente demostrado, pero aún oculto ante los ojos de la sociedad y del pueblo gallego, algo que este libro demuestra con datos y pruebas históricas, no con divagaciones.
Usted oirá decir que de Cristóbal Colón se sabe poco, pero no es cierto. Hay muchos datos históricos acerca de él, tal como corresponde al calibre de su gesta. Pero lo que falla es la comprensión de esos datos. Sin embargo, una vez que posees la clave, todo el turbio asunto de Colón se aclara repentinamente. Ahora está ya muy claro.
Usted tendrá acceso a estas claves si continúa leyendo, pues todo está formalmente explicado en este libro de Carlos de Vilanova que presenta, nada más abrirlo, más de cien pruebas, muchas de ellas absolutamente concluyentes, que demuestran que Colón era Pedro Madruga.
Es tan sólo cuestión de tiempo que se acepten de modo oficial las pruebas que  presentamos de que Colón era el noble gallego Pedro Álvarez de Soutomaior o Pedro Madruga, algo que sin duda sucederá con el tiempo. Y debemos difundirlo entre nuestros jóvenes, para que comprendan hasta qué punto este pueblo tuvo que olvidarse de las gestas de sus gentes…
También hemos realizado un cómic para que los niños se acerquen a la verdadera historia de Colón de modo más atractivo…

Cristóbal Colón y la Ciencia

cristobal_colonEn el siglo XV y XVI no se discutía la redondez de la Tierra, no necesitaba Cristóbal Colón convencer a las distintas juntas de Sabios sobre esta cuestión, pero salvo la de Salamanca todas encontraban un problema infranqueable, y ese problema residía en la creencia Ptolomeica que a partir del grado 90 todos los cuerpos se precipitarían inexorablemente al vacío si antes no eran devorados por terribles bestias. Ptolomeo había dibujado varios mapas que delimitaban la zona habitable y segura, aún habiéndose perdido todos ellos, fueron copiados y reproducidos sin cuestionarse jamás hasta que el Continente Americano fue descubierto. Esta idea y la concepción geocéntrica de la Tierra era la creencia que la Iglesia imponía por buena y determinante.

Cristóbal Colón tenía la certeza empírica del error de esta teoría, para comprobarlo viajó al Sur superando la zona tórrida y a Ultra Thule al Norte, comprobó que las creencias basadas en los mapas de Ptolomeo no eran correctas, esto le acreditó para defender que un viaje al Oeste no tendría por qué acabar en tragedia ya que había demostrado que al norte y al sur estas reglas no se habían cumplido.

Uno de los más acreditados sabios de la época era el florentino Toscanelli, que por cierto creía que Colón era portugués, también, al igual que Cristóbal Colón, consideraba que la teoría de Ptolomeo era errónea, pero a diferencia de Cristóbal Colón nunca salió de Florencia para comprobarlo, ni fue quien de presentar un proyecto de exploración a rey o príncipe alguno movido por la seguridad de sus conjeturas.

Además, Cristóbal Colón estaba convencido que se podría circunnavegar el planeta sin correr más riesgos que los habituales y conocidos, Toscanelli, que era matemático, astrónomo y cosmógrafo, se había carteado tanto con Alfonso V, rey de Portugal, como con Cristóbal Colón defendiendo esta posibilidad, Toscanelli había calculado la circunferencia de la tierra una sexta parte más pequeña de la que es en realidad, y creía que la distancia entre España y la parte oriental de Asia era la que en realidad se encontraba el continente americano. Ni Toscanelli, ni Colón, ni nadie se planteaban la posibilidad que en medio de los continentes Europeo y Asiático existiera otro.

Los cálculos de Toscanelli probablemente beneficiaron a Cristóbal Colón para defender la posibilidad de realizar un viaje, que de conocer la distancia real sería imposible acometer. Si Cristóbal Colón desconocía la existencia de esas nuevas tierras, la fortuna le resultó benévola y el error de cálculo resultó ser providencial, en este caso, tanto Toscanelli como Cristóbal Colón estaban equivocados, eso siempre que hubieran realizado los cálculos por separado, por el contrario, si Cristóbal Colón se fió y dio por buenos los cálculos de Toscanelli con reputación de gran matemático y astrónomo, el único equivocado sería Paolo Toscanelli.

Existe la posibilidad, según algunos, de que Cristóbal Colón conociera la existencia de esas tierras, si así fuera, Cristóbal Colón encontraría coincidente los cálculos de Toscanelli con los suyos, de ser así, Cristóbal Colón que había leído y estudiado los viajes de Marco Polo, que obtuvo información privilegiada sobre las expediciones Portuguesas bordeando África, y que él mismo había participado en una de ellas, tendría una idea aproximada de a que distancia hacia al este estaba Cipango (Japón), si a esta posición se le suma la recorrida por un viajero desconocido desde Europa hacia Occidente, el resultado obtenido coincidiría con la del matemático florentino a la hora de calcular la circunferencia de la Tierra.

Es cierto, no se le ocurrió pensar que un continente de enormes dimensiones podría estar en medio, nadie se lo advirtió tampoco, si alguien lo hubiera hecho ya me dirán que pinta el usurpador Américo Vespuccio en todo esto.

El viaje de exploración sirvió a la humanidad para desterrar muchos mitos, y también, para conseguir avances científicos de valor incalculable para su progreso, Cristóbal Colón no solo descubrió un nuevo Continente, con su determinación y puesta en marcha del proyecto de Exploración, descubrió la declinación de la aguja magnética, que no es otra cosa que un punto de la travesía las agujas de las brújulas cambiaban su posición, cayó en la cuenta que una explicación sería que el Norte geográfico no coincidía de manera muy marcada con el Norte magnético, eso le llevó a ser el primero, que se tenga constancia, en barajar la posibilidad que la Tierra no fuera totalmente redonda, esta comprensión acertada de un suceso desconocido para él, demuestra una formación y aptitudes muy por superiores a la ciencia de su época, pero no solo lo comprendió, si no que fue quien de aprovechar este descubrimiento para situarse señalando la longitud, valiéndose de las variaciones de la declinación magnética, y de determinar la línea sin variación magnética en el Atlántico.

El viaje de exploración tan al Oeste, tan fuera de los límites marcados por Ptolomeo y tan apartado de los límites que la redondez de la tierra, que además se creía más pequeña, permitiría no precipitarse al vacío, tenemos mientras no haya constancia de un hecho similar, el primer hombre que comprobó y demostró la existencia de la fuerza central de la Tierra que mantenía los cuerpos atraídos hacia ella en cualquier lugar del planeta, fue el primero en comprobar que la atracción de la gravedad es una fuerza central.

Pero si esto parece poca cosa para la compresión de un lanero genovés, tendríamos que añadir:

  • Determina aproximadamente la hora por medio del movimiento de las guardas.
  • Descubre la excentricidad de la Estrella Polar. Halla la situación de América, valiéndose de los eclipses.
  • Descubre la dirección de las corrientes marinas, en los mares tropicales; la corriente equinoccial y de rotación.
  • También descubre la corriente ecuatorial. Aprecia que las carabelas navegan mejor en el Atlántico con velas redondas.
  • Crea los verbos “nordestear” y “noroestear” que inmediatamente se adoptan en el idioma castellano.
  • Descubre el mar de los Sargazos. Distingue las focus de dicho mar, de las existentes en las costas de las Azores.
  • Aprecia que las especies de los árboles americanos son distintas de las europeas, y en las coníferas, distingue las del género monocarpo, americanas, de las del podocarpo, europeas.
  • Estudia la configuración geográfica de las Antillas y las causas geológicas que la determinan.
  • Observa la emigración de las especies marinas hacia el Mar de los Sargazos.
  • Aprecia que la raza de los aborígenes de las tierras descubiertas, es diferente a las demás razas humanas.

Y de paso … descubre un Nuevo Mundo

Si algunos están en lo cierto y Cristóbal Colón fue lanero ayudando a su padre hasta los 22 años, luego marinero enrolado en barcos de comercio en el mediterráneo y luego agente comercial hasta poco antes de naufragar en las costas de Portugal combatiendo contra sus paisanos, que al poco tiempo entra en España con un proyecto de exploración que expone a  los reyes y a los mayores sabios del reino en un perfecto castellano, cuando no en Latín, explicando como emprender tamaño proyecto de exploración y aportar a la ciencia tantos descubrimientos y aplicarlos a su fin, puede que nos quedemos cortos al considerarlo una persona excepcional, tendríamos que pensar en considerarlo un prodigio de la naturaleza o un extraterrestre de incógnito que vino a darnos un empujoncito.

Cristóbal Colón: “… puesto a pensar en ello, hallo que el mundo no es redondo en la forma que han descrito, sino que tiene forma de una pera que fuese muy redonda, salvo allí donde tiene el pezón o punto más alto; o como una pelota redonda que tuviere puesta en ella como una teta de mujer, en cuya parte es más alta la tierra y más próxima al cielo. Es en esta región, debajo de la línea equinoccial, en el Mar Océano, el fin del Oriente, donde acaban todas las tierras e islas…”

Cristóbal Colón: «Yo estuve en el Castillo de San Jorge de la Mina de el rey de Portugal, que está debajo de la equinocial, y soy buen testigo que no es inhabitable como quieren algunos»

Nota autógrafa de Cristóbal Colón anotada en el libro «Imago Mundi»: «… navegando de Lisboa hacia el sur de Guinea yo he observado con cuidado el trayecto que hacen los capitanes y los marinos; y en seguida he tomado la altura del Sol con el cuadrante y otros instrumentos en varios sentidos, y he encontrado que ella concordaba con los datos de Alfragán, a saber, que a cada grado corresponden 56 2/3 millas; por ello hay que prestar fe a esos cálculos; se puede, pues, decir que el circuito de la Tierra bajo el círculo equinoccial es de 20.400 millas. Es tal como lo habían establecido el maestro, médico y astrólogo José Vicinho y varios otros que fueron enviados expresamente para esto por el Serenísimo Rey de Portugal».

Fernando Colón sobre su padre: «Asimismo, en una memoria o acotación que hizo para demostrar que las cinco zonas son habitables, probándolo con la experiencia de las navegaciones dice: Yo navegué el año 1477, en el mes de febrero, ultra Thile, cien leguas, cuya parte austral dista de la equinocial setenta y tres grados, y no sesenta y tres, como algunos dicen y no está dentro de la línea que incluye el Occidente, como dice Ptolomeo, sinó mucho más occidental, y a esta isla, que es tan grande como Inglaterra, van los ingleses con mercaderías, especialmente los de Bristol. Y al tiempo que yo a ella fui, no estaba congelado el mar, aunque había grandísimas mareas, tanto que en algunas partes, dos veces al día, subía veinticinco brazas, y descendía otras tantas en altura.»

Carta de Toscanelli a Cristóbal Colón recogida en la biografía de su hijo: «Traslado de otra carta que hace tiempo yo escribí a un amigo y familiar del serenísimo rey de Portugal, antes de las guerras de Castilla: — Mucho placer hube de saber la privanza y familiaridad que tienes con vuestro genrosísimo y magnificentísimo rey, y bien que otras veces tenga dicho del muy breve camino que hay de aquí a las Indias–«

Segunda carta de Toscanelli a Cristóbal Colón recogida por su hijo: «No me maravillo que tú, que eres de gran corazón, y toda la nación de PORTUGUESES, que han sido siempre hombres señalados en todas las grandes empresas, estéis con el corazón encendido y gran deseo de poner el obra el dicho viaje»

Algunas notas autógrafas de Cristóbal Colón escritas en los márgenes de algunos libros consultados: Subraya en el libro de D’ailly el Imago Mundi: «La Tierra es redonda y esférica», «El agua y la tierra juntas forman un cuerpo redondo…», «La distancia entre España y la India por tierra es muy larga», «La distancia entre España y la India por mar es muy corta». En una nota marginal escribe: «El eclipse de Luna se debe a la sombra que proyecta la Tierra»

 

 

EL APELLIDO COLÓN EN PONTEVEDRA

clip_image001[1]Entre los documentos, escrituras notariales, papeles, pergaminos, noticias que prueban de una manera convincente y decisiva que existió el apellido Colón, en Pontevedra, están entre otros los que aporto Celso García de la Riega, como ejemplo: En un cartulario, consta la escritura de aforamiento por el gobierno de Pontevedra del 14 de Octubre de 1496 a María Alonso, de un terreno cercano a la puerta de la Basílica de Santa María la Mayor, señalando como uno de los límites, la heredad de Cristóbal de Colón. En un cartulario de 12 folios, hecho el 13 de Octubre de 1519, a Juan de Colón y su mujer Constanza de Colón, en un contencioso con el Monasterio de Poio, de la huerta y heredad de Andurique. En el libro del ayuntamiento de Poio de 1437, se registra el pago de 24 maravedies a Domingos Colón por el alquiler de unas mulas para llevar pescado al arzobispo de Santiago. En 1434 otro documento se nombra a una Blanca Colón, seguido de otro donde se cita a una María Colón. M. Manuel Doval Montes En 1480 en una relación de cuentas de la Cofradía de mareantes de Pontevedra hay un asiento a nombre de Antonio Colón, patrón y maestre de barco. En 1516 aparece una fianza que pagan Juan Neto y Juan de Padrón para liberar al preso Juan De Colón. En 1519 un aforamiento dado por el Monasterio de Poio a favor de Juan De Colón y su mujer Constanza De Colón. Además de los documentos que presento Don Celso, posteriormente Prudencio Otero publico otros documentos todos son reconocidos como auténticos, sin ningún tipo de retoque completamente inmaculados, a través de los años se han encontrado más documentos que certifican la existencia de familias de apellido Colón en Pontevedra desde más de 70 años antes del descubrimiento la mayoría relacionados con actividades marineras. Entre varios documentos que avalan que existió el apellido Colón en Pontevedra esta un legajo de fecha 2 de Noviembre de 1428, en donde aparecen contratos en los que se cita el nombre de Bartolomé Colón, este Bartolomé Colón aparece más tarde en Córdoba, hacia adonde emigró, allí era apodado “el Gallego”. En 1431 un minutario notarial, folio 80. En 11 de agosto de 1431, escritura de venta de la mitad de un terreno que fue casa de la Rúa de las Obejas por María Eans a Juan de Viana, el Viejo, y a su mujer María de Colón, moradores en Pontevedra. En 1435 hay un contrato donde se estipula la venta de una casa de Domingo Colón a Payo Gómez de Sotomayor. En 1440 un Minutario Notarial, folio 4 vuelto. Escritura de 4 de Agosto, por una parte del terreno de la rúa de Gonzalo de Pontevedra, a favor de Juan Osorio, picapedrero, y de su mujer María de Colón. Otro contrato con fecha 14 de Enero de 1454 en donde se estipulan las condiciones para la construcción de dos escaleras en la casa de la Correria, delante de la casa de Domingos Colón el mozo. En 1470 en el libro de cuentas de la cofradía de “mareantes” de San Miguel, con la anotación “debe Aº De Colón cuatro maravedíes de biaje a Abeiro” En 1512 una escritura notarial donde figura como testigo Afonso De Colón, “mareante i vezino” de la Villa de Pontevedra. En 1512 una ejecutoria de sentencia de pleito ante la Audiencia de La Coruña, entre el Monasterio de Poyo y Melchor de Figueroa y Cienfuegos, vecino y Alcalde de Pontevedra, sobre foro de la heredad de Andurique, en cuyo texto se incluye por copia la escritura de aforamiento de dicha heredad, hecho por el expresado monasterio a Juan de Colón, mercante de aquella villa, y a su mujer Constanza de Colón, en 13 de octubre de 1512. En 1528 una carta de venta dada por Constanza De Colón, “muger que fuy de Juan De Colón, mareante, que foy en A Moureira, arrebalde da Vila de Pontevedra” Esculpido en piedra en la Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra (en la Capilla o Altar de los Neto y Colón), figura esta inscripción: “OS DO CERCO DE YOAN NETO E YOAN DE COLÓN FEZERON ESTA CAPILLA” En Poio existe un cruceiro en cuyo pedestal figuraba el nombre de Juan de Colón, fue borrada esta inscripción a principio del siglo XX. Se conservan fotografías del cruceiro antes de la mutilación. Recientemente Don Pedro Arboli Albarracin, encontró en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, documentos con el apellido Colón: En 1592 en la escritura # 902, del escribano Gaspar Cabral, se menciona a Inés Colona de Toledo, viuda de Juan de Pacheco, II Marques de Cerralbo, Capitán General de Galicia, fallecido en 1589. En 1679 en las Actas 2154 # 83, de la cofradía de la Misericordia, se nombra a Fernando Colón como diputado para el año 1680. En 1689 en la Escritura G1141, del escribano Bernardo Cabral de Oya, se da poder a un monje del Monasterio de Poyo para cuidar de los bienes durante la ausencia de Francisco Colón y Portugal, Sargento Mayor de Pontevedra, casado con Antonia Jacinta de Arce y Calderón. En 1736 en los Documentos del Concello Legajo 66, (11), se menciona en el padrón de vecinos de ese año a Doña Catalina Colón, ya fallecida vivía en la Escuadra de la Tonelería. En 1757 en la Escritura 1342, Pág.34, ante el escribano Roque Pérez Sarmiento, la venta de una casa en la calle de Platerías, por Benita de Vargas Machuca y Colón, “Benita Colón” viuda de Pedro Antonio de la Vega. En 1780 en los Documentos del Concello Legajo 64, (6), se menciona a Miguel Colón y Portugal que vive en la parroquia de San Bartolomé. En el convento de San Francisco de Pontevedra. Fundación del Mayorazgo de las Colonas, Capilla del Buen Suceso, hoy Sagrado Corazón. Es fundado en 1670 por Miguel Enriquez de Flores y Colón de Portugal, casado con Doña Jerónima de Vargas. También Don Enrique Cervera Mercadillo de Dios, encontró más datos en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, con el apellido Colón en Pontevedra: En 1687 aparece Francisco Colón y Portugal y Antonia Jacinta de Arce Calderón (datos familiares) en el legajo 1140 texto 12. En 1696 aparece Francisco Enríquez de Vargas y Catalina Colón y Portugal (justicia ordinaria de Cangas) en el legajo 1659 (9) texto 29. En 1708 aparece Francisco Colón y Portugal y Antonia Jacinta de Arce Calderón (datos familiares) en el legajo 1236 texto 42. En 1755 aparece Maria Benita de Vargas machuca y Colón y Pedro Antonio de la Vega, en el legajo 1334 texto 119. En 1748 aparece Francisco Mesia de la Cerda Mendoza y Maria Segunda Lujan arce de Colón, en el Museo Solla 79.27. En 1775 aparece Ángela Antonia Bazan y Mendoza y Joaquín Medrano Luzan y Colón (capitulaciones matrimoniales-Santo Tome do Mar) en el legajo 365 texto 1/9. Parece ser que hubo otros documentos como el de fecha de 1796 y traslado de 1807 sobre la venta por parte del Duque de Veragua, descendiente directo de Cristóbal Colón, de una finca de nombre Andurique, en Poyo, cuyo original no aparece pero fue publicado por el Faro de Vigo y el periódico ABC el 29 de mayo de 1929, en la que asegura el Duque que dicha finca es de herencia familiar.

Cristóbal Colón, de Conde de Caminha a Almirante de las Indias

Don Pedro Alvarez de Sotomayor, de Conde de Caminha, Señor de Soutomaior, Vizconde de Tui y Mariscal de Baiona, a Almirante, Virrey y Gobernador de las Indias Occidentales.

Entre mediados de 1491 y finales de marzo de 1492, cuando ya la guerra de Granada había llegado a su fin, fue el momento esperado por la familia Sotomayor para desde la corte situada en Córdoba, buscar un arreglo con los Reyes Católicos en lo relativo al futuro de su Casa y Estados. A primeros de año, los RRCC firmaron y otorgaron numerosas ejecutorias y documentos destinados a regular asuntos diversos de esta Casa.

Cuando Don Álvaro de Sotomayor y su familia negociaban con los RRCC, también lo hacía un desconocido Cristóbal Colón, mientras este último negociaba la empresa de las Indias y era sometido a la Junta de Cortesanos, la familia Sotomayor de Pontevedra negociaba una solución y arreglo para su Casa, consiguiendo el permiso real para fundar Mayorazgo. Esta coincidencia en espacio/tiempo ocurrió también años atrás, entre 1486 y 1487. Pero será en esta ocasión, a mí parecer, cuando se ultima la muerte y desaparición del conde Don Pedro Álvarez de Sotomayor.

En 1486 se acuerda que Don Álvaro sea el nuevo Conde, quedando su padre, solo en apariencia, relegado a la nada, se concede el perdón a los antiguos sirvientes del Conde Don Pedro Álvarez, se condiciona al nuevo Conde de Caminha, su hijo Álvaro, para que acate las deudas por reclamaciones realizadas a la justicia real contra actos pertrechados por su padre:

18-02-1486.- Apoyo a D. Álvaro de Sotomayor para tomar las fortalezas de Salvaterra de Miño y de Fornelos que eran de su padre, el conde. Por los RRCC en Alcalá de Henares.

18-07-1486.- Seguro a favor de Pedro Falcón, alcalde que fue de la fortaleza de Sotomayor, en el Reino de Galicia, perteneciente a Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Caminha. Por los RRCC en Alcalá de Henares. En este documento todavía se da por vivo en dicha fecha a Pedro Álvarez de Sotomayor.

20-08-1486.- Mandamiento a D. Álvaro de Sotomayor para que paguen a Juan y a Merina del Águila, vecinos de Nápoles, la pena en que fue condenando D. Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Caminha, su padre, por haberles tomado una nao con mercancías junto a Pontevedra. Por los RRCC en Palacios de Valduerna.

07-02-1487.- Devolución de bienes al monasterio de Santa María de Melón. En Villacastín.

 

Al llegar a su fin la guerra de Granada, Cristóbal Colón, emprende las negociaciones con los Reyes entre finales de 1491 y abril de 1492, se desplaza a Córdoba donde es sometido a la Junta de Cortesanos que examinarán el proyecto, también en ese espacio de tiempo, D. Álvaro de Sotomayor despacha asuntos de la casa de Sotomayor con los RRCC:

08-11-1491.- Determinación del conde de Caminha con el conde de Ribadavia. Por los RRCC en Córdoba.

05-08-1491.- Amparo de las feligresías que tiene en Deza el conde de Caminha. Por los RRCC en Real de la vega de Granada.

30-08-1491.- Facultad al conde de Caminha para obligar bienes de su mayorazgo. Por los RRCC en Córdoba.

1492.- A los alcaides de las fortalezas de Velvis y Amaraz, que las hagan llanas para hacer ejecución en ellas de cierto pan, a fin de satisfacer la dote que Fernando de Monroy mandó a don Álvaro de Sotomayor, conde de Caminha, cuando casó con su hija doña Inés de Monroy. Por los RRCC en Córdoba.

13-03-1492.- Restitución al conde de Caminha de feligresías y vasallos. Por los RRCC en Córdoba.

14-03-1492.- Sobre que el señor de Belvis debe pagar un cuento por la dote de su hija. En Códoba

16-03-1492.- Que no se impida el pago para la dote de la hija de Fernando de Monroy. En Córdoba.

20-03-1492.- Que el señor de Belvís abone un cuento de maravedís para la dote de su hija. En Córdoba.

24-02-1492.- Secuestro de rentas del señor de Belvis hasta que pague deuda al conde de Caminha. En Córdoba.

 

De lo anterior es fácil observar que, en los dos periodos donde Cristóbal Colón trató asuntos de mayor importancia con los RRCC según la historia oficiosa, Don Álvaro de Sotomayor coincidía a la vez y mismo lugar, como representante de la Casa de Sotomayor ante los reyes Católicos. Si no se tropezaron en más de alguna ocasión, sería por que iban juntos.

En el documento firmado en Córdoba por los RRCC, de fecha 13-03-1492, cuando precisamente se estaba negociando las Capitulaciones a favor de Cristóbal Colón, aparece en este documento un dato sumamente caprichoso: Don Álvaro de Sotomayor hace relación a los RRCC de bienes que un tal Montenegro de Pontevedra se había apropiado de ciertas propiedades que eran de su padre, el conde de Caminha, de: “…feligresías e vasallos e casas del almirante…”

Gobierno de España. Ministerio de Cultura

Don Fernando e donna Ysabel etcétera. A vos, el excelentísimo governador  e alcaldes mayores del nuestro Reyno de Galizia, o a qualquier de vos. Salud e gracia.

Sepades que don Álvaro de Sotomayor, conde de Caminna, nos fizo relazión por su petición diziendo que, en el tiempo que su padre, el conde de Caminna hera, bino en su nombre como administrador de su persona e bienes, tuvo e poseyó las feligresías de Comieçae Sumiera, e Pedraza e Testal, e otras feligresías e vasallos e casas del almirante, con otros vasallos que son en el dicho nuestro reyno, e unas casas en la villa de Pontevedra con una huerta en ellas que alindan so çiertos linderos;  e que estando asý él e el dicho su padre por él en la dicha posisión vel casy de todo lo susodicho, al tiempo que el dicho su padre hera, bino un Montenegro, vezino de la dicha villa de Pontevedra, por fuerça e contra su voluntad del dicho su padre e suya, estando el dicho don Álvaro en nuestro servicio, asý en las guerras pasadas como en nuestro Consejo, syn mandamiento de juez ni de otro título ni [cabsa] justa que se diese, tomó e ocupó la dicha// 1v  su feligresía  de Testal e al dicho casas del almirante, despojándolo a él e al dicho su padre de la dicha posición en que asý estavan; e que después del falleçimiento del dicho su padre, el dicho Montenegro, estando el dicho don Álvaro en nuestro servicio, el dicho Montenegro asý mismo le tiene por fuerça, entrandos e tomandos las dichas sus feligresías de Comerça e Suymyera e Pedraza e otros cástulos, e se las tiene oy día contra su voluntad; e que el dicho Montenegro, non contento, dejó como tiene mando  en la dicha villa de Pontevedra fue a sus casas que el dicho don Álvaro tiene en la dicha villa con[çierto gran], e le quitó la madera que quiso dellas e se la llevó e le desoló las cámaras e soberados e de la dicha su huerta; e le arrancó e llevó çiertos naranjos e los puso a otros su huerta, que [aund] le ha tomado estando él a nuestro servicio otras muchas cosas, en lo qual él ha resçibido mucho agravio e danno.

 

En esta fecha es cuando se acordó el cambio de identidad, y no en la de 1486, donde solo se despojó a Pedro Álvarez de sus títulos y derechos en favor de su hijo Álvaro. La solución acordada para su padre estaba confiada para más adelante, a la finalización de la conquista de Granada.

Su hijo manifiesta su muerte pero incurre en llamarle Almirante, y cierto es que en esos momentos Cristóbal Colón estaba intentando ultimar las enormes concesiones y privilegios, por los que el rey Fernando de Trastámara acabó por desentenderse y apartó a la corona de Aragón de soportar tamañas exigencias. El título de Almirante debió ser lo primero en aceptarse, otra cosa sería, lo de Virrey, el carácter hereditario y los otros muchos privilegios sobre el comercio, navíos, etc.

Nota: Al poco de publicar este artículo, Antonio Pedro de Sottomayor me informó que ya en 1477 en el testamento de Maior de Soutomaior, tía por parte de padre del conde de Caminha, se habla del Casal del Almirante en tierras del Salnés, por tanto antes de las negociaciones de Santa Fe, que se le llamaría así por haber pertenecido a Pai Gómez Charino de Sotomayor, o a Álvaro Pai de Sotomayor. Las observaciones de Antonio Pedro parecen estar bien fundadas, por lo que, habrá que dejar en cuarentena el relacionar «El Almirante» del texto, con el conde viejo de Caminha.

Continuando con las Capitulaciones, otro dato viene a demostrar la condición de noble de Cristóbal Colón antes de la firma en Santa Fé de las Capitulaciones:

El texto original de las Capitulaciones se extravió, solo se conserva un registro realizado por Juan de Coloma, en el registro de la Cancillería de la Corona de Aragón, junto al texto de las Capitulaciones se anotó a la vez los dos salvoconductos que fueron otorgados a Colón, uno dirigido al Gran Kan, y el otro para facilitarle su labor con las personas que se encontrase en su camino. Sobre este último salvoconducto que fue anotado el mismo día que el otro y que las Capitulaciones, hace referencia a una fecha anterior, al 16 de abril de 1492, cuando en las Capitulaciones aparece 17 de abril, encontramos un error de transcripción que, hasta ahora, ha permanecido ignorado:

La transcripción que se hizo del latín y que hasta ahora perduró de una de sus frases, vemos que donde dice: “Enviamos a Cristóbal Colón con tres Carabelas por el Mar Océano hacia las Indias,…”, en realidad, el texto decía: “Enviamos al noble varón Cristóbal Colón con tres Carabelas”, firmado un día antes que las capitulaciones.

noble_Cristobal_colon

(Mittimus in presenciarum nobilem virum per maria Oceana ad partes Indie,…”)

En el otro salvoconducto dirigido al Gran Kan, también se refleja su condición de noble: «… Por ello hemos decidido enviaros a nuestro noble Capitán Cristóbal Colón, dador de la empresa, …«. Esta transcripción se hizo correcta, pero no se le dio la debida transcendencia al tratamiento de «noble», se atribuyó como un adjetivo de la condición de Capitán y no como sustantivo, esto es muy común en todo aquello que atañe a Cristóbal Colón, cuando no se encuentra explicación se toma siempre por hacer oídos sordos y por el camino más fácil.

salvo_conducto-Colon_2

(… quare decrevimus nobilem capitaneum nostrum Christoforum Colon…)

No es de extrañar que los Reyes le den tratamiento de «noble», Cristóbal Colón se comportaba como un noble, era tratado como un noble y tubo cargos y privilegios exclusivos de la nobleza, lo que sorprende y conviene destacar en el salvoconducto dirigido al Gran Kan, es que lo hacen de la nobleza de sus reinos cuando dicen «nuestro noble«.

Conviene observar que en la latinización del nombre el apellido es respetado constando de esta forma: “Chistoforum Colon”, cuando la de Cristóforo Colombo (el genovés), sería: “Chistoforum Columbus”.

Escritura de Colón

La forma en que escribía el Almirante ha sido motivo de varias investigaciones tratando de dilucidar el origen por la manera que utiliza en su grafía, varias conclusiones a las que se han llegado son de lo mas rebuscadas como la que presento la profesora Estelle Irizarry, de la universidad de Georgetown quien publico que después de analizar varios manuscritos de Colón ha detectado que la grafía tiene unas pequeñas vírgulas que ella considera características del Reino de Aragón, la profesora Irizarry ignora que esas vírgulas son usadas también en el Reino de Galicia, como se puede comprobar en los textos de los archivos de Galicia, la profesora quiere a toda costa concluir que Colón es catalán, al igual que muchos otros lo hacen genovés, portugués etc.

Se han realizado investigaciones serias sobre la escritura de Colón, el 14 de octubre del 2009 se dio a conocer un descubrimiento asombroso, gracias al adelanto tecnológico se puede verificar algunos datos, que antes era muy difícil, como el que realizo la perito calígrafo y grafo psicológico Teresa Torres Legarreta, quien realizo un estudio comparativo de la escritura de Cristóbal Colón y Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga).

La perito calígrafo mostró con gráficos y superposiciones de escrituras como las formas de las letras son muy similares en ambos personajes, tantas coincidencias son una prueba más de que se trata de la misma persona.

El presidente de la Asociación de Xenealoxía de Galicia, Carlos Acuña, comenta: 

            «Teresa Torres era conocedora de la teoría y encontró 25 documentos muy especiales en el Archivo Nacional: son manuscritos de Pedro Madruga, un personaje del que apenas teníamos registros escritos con su letra, que sirvieron de base para el posterior estudio comparativo».

Las investigaciones de la perito fueron comunicadas a la Universidad de Barcelona para la revisión del estudio y los expertos calígrafos coinciden en que aparecen todas esas similitudes entre las letras y sus formas. Lo que no deja lugar a dudas Pedro A. de Sotomayor y Cristóbal Colón es la misma persona.

Lo curioso es que no se dio mucha difusión al estudio tal vez a algunas personas no les interese conocer la verdad aunque las pruebas no dejen lugar a dudas. Claro que las tesis políticamente correctas venden más libros y conquistan más portadas de periódicos.

Los periódicos le dan más difusión a artículos, como los realizados por Estelle Irizarry que carecen de fundamento, pero salen en casi todos los que circulan en España y le dan poco o casi nada a estudios serios de investigadores reconocidos como el de las pruebas caligráficas de la perito Teresa Torres Legarreta y a los expertos calígrafos de la universidad de Barcelona que afirman que las escrituras de Cristóbal Colón y Pedro A. de Sotomayor (Pedro Madruga), son la misma persona. Este estudio practicado en octubre del 2009 casi no salió en ningún periódico, aunque fueron catalanes los que lo hicieron.

Se puede ver el estudio completo:

http://cristobal-colon-su-historia.blogspot.mx/2013/06/estudio-pericial-sobre-la-identidad.html

clip_image002